Skip to content

ALEJANDRO LEONHARDT: UNBOXING

Por Beatriz Escudero

Unboxing es la acción de desempaquetar un producto de su caja o envoltorio, para así mostrarlo al público, principalmente mediante un video en YouTube, o redes sociales. Consiste en ponerse delante o detrás de la cámara y comenzar a desempaquetar el producto en cuestión, mostrando todos y cada uno de los elementos que contiene la caja. El éxito de los videos unboxing se debe a dos factores: la creación de expectativas y el contagio emocional de la ilusión o la empatía.

UNBOXING es el título de una exposición que ocupa tal extranjerismo como recurso poético, desempaquetando –metafóricamente- el sentido universal de esta acción. Las obras que componen UNBOXING aúnan a gran escala la relación de dos productos, de dos envoltorios, específicamente, de dos solapas, que establecen por asociación unidad como imagen. De este modo, cada obra conecta dos mercancías para la conformación de una forma, una totalidad reducida a colores, gráficas y códigos, que dan pistas, y a la vez despistan, de su proveniencia.

Cada obra toma su título en correspondencia al producto que contenía la caja de la que fueron extraídos. Por ejemplo, UNBOXING #5: gelatina en polvo y antidepresivo. También toman su formato y materialidad en correspondencia a sistemas publicitarios, siempre cómplices en la persuasiva economía de los signos.

Alejandro Leonhardt, UNBOXING #4: antialérgico y cereal de chocolate, 2023. Laca de poliuretano e impresión por inyección de tinta UV sobre paneles compuestos de aluminio, 280 x 199,1 x 3 cm. Cortesía: L21
Alejandro Leonhardt, UNBOXING #1: barquillos y chocolate en rama, 2023. Laca de poliuretano e impresión por inyección de tinta UV sobre paneles compuestos de aluminio, 280 x 204,5 x 3 cm. Cortesía: L21

Qué añadir a las palabras que ha seleccionado Alejandro Leonhardt para hablar de su nuevo proyecto en L21 Gallery… Tal vez adicionar una capa superficial que, como una caja, las proteja y las haga rozar sobre otras superficies, otras referencias que hemos ido compartiendo a lo largo del proceso, y que a su vez conectan su práctica.

Empezaremos desde el afuera, desde la esfera macropolítica, macroeconómica y geográfica que envuelve este proyecto surgido como idea el 2020, desde la reflexión en tiempos de restricciones por el virus del covid, cuando la única forma de contacto con el exterior y sus productos se producía a través de las mercancías que recibíamos en casa por pedido y hacíamos acopio de incontables cajas, envoltorios. Para muchos se hizo entonces más presente que nunca la interdependencia de todos y de todo con todo.

Desde ese estado de parada, involuntaria y brusca, se nos constató como aún más palpable, además de nuestra vulnerabilidad, la necesidad de ir todos a una. Estamos todos en “el mismo barco”, nos decía proverbialmente Rudy Gnutti en su film de 2016. También es posible que se generase una mayor reflexión de los trabajos ocultos en la industria, aquellos que el trabajo continuado de otro artista y teórico como Allan Sekula quiso evidenciar a través de su fotografía.

Las solapas de Leonhardt son una forma de poner la lente de aumento sobre toda esa serie de mecanismos, desde la extracción de la materia prima originaria, hasta que llega a manos del consumidor, devorado por la prisa y el deseo voraz. Un análisis que se contrae en un objeto nimio, al mismo tiempo que se expande, y nos ofrece una visión sublime de una porción de cotidianidad anodina, exagerada hasta lo más posible. Tal vez como hace el mercado con sus bienes… siempre expuestos al souffle del libre mercado.

Lo inútil y la posibilidad de, a través de sus propuestas, tratar los objetos como encuentros con una determinada potencia, ha sido el modus operandi de toda la trayectoria artística de Leonhardt. Las solapas hechas para albergar y sostener un contenido se juntan aquí por su base, dejando su primera utilidad a un lado. Son una burla a su propia utilidad funcional, para pasar a convertirse en un elemento de pura contemplación, igualmente inútil pero más placentera, en la que pasamos del disfrute táctico al disfrute visual.

Alejandro Leonhardt, UNBOXING #3: avena y adhesivo para PVC, 2023. Laca de poliuretano e impresión por inyección de tinta UV sobre paneles compuestos de aluminio, 280 x 224 x 3 cm. Cortesía: L21
Alejandro Leonhardt, UNBOXING #2: rollo fotográfico y atún, 2023. Laca de poliuretano e impresión por inyección de tinta UV sobre paneles compuestos de aluminio, 280 x 246,4 x 3 cm. Cortesía: L21

Pero en esta nueva propuesta de Alejandro se opera además un cambio significativo en su quehacer, que ha pasado del plano de recolección, clasificación, y ordenación (y resignificación) a añadirle una capa más a su proceso mediante la transformación y producción de elementos que escapan de la repetición estándar. Se ubica así en la creación de unidades únicas, que acumulan todas esas fases anteriores de proceso, trabajo y consiguiente valor.

Acercándonos un poco más, podemos perdernos en su alegre colorido, dejándonos llevar por sus atractivas formas y proporciones, una clara referencia a la pintura plana de la abstracción conceptual de figuras como Olivier Mosset, Carmen Herrera, Imi Knoebel, Ellsworth Kelly, Jac Leirner, Blinky Palermo o Michael Majerus. Pero también al poder de atracción de las vallas publicitarias, del buen diseño, o del simple color a un nivel más psicológico. Y conectamos con ello rápidamente. No podremos evitarlo aunque queramos. Nuestras retinas están codificadas para sentirnos seducidos de inmediato, como ante la “Brillo Box”.

Las mentes más analíticas disfrutarán explorando las connotaciones en relación con estos conceptos de las diferentes acepciones de la palabra “caja” en cualquier diccionario etimológico, o de lengua. Parecería que hemos topado con la famosa y temida caja de Pandora, aquella que puede desplegar los peores males de nuestro mundo, aquí en forma de la gran cantidad de significantes con los que podemos relacionar esta serie de obras.

Ahí está el papel del querido público que decida, o no, mantener la obra sellada y pensarla para su inherente disfrute visual; o bien abrirla, desmontarla y desplegar todo cuanto ella pueda ofrecernos, en forma de verdades conocidas o ideas que puedan expandir la manera de entender nuestra posición en el mundo.

Porque desde lo más íntimo y personal de nuestra existencia, se hace política.


Algunas referencias para seguir leyendo:

Giaveri, Francesco. “Cuando los cuerpos se sostienen sin necesidad de soportarse”. Texto que aparecerá en la futura monografía de Alejandro Leonhardt (fecha prevista de publicación, septiembre 2023)

Danto, Arthur Coleman. Beyond the Brillo Box: The Visual Arts in Post-Historical Perspective. Editorial: Farrar Straus & Giroux, 1992

Sekula, Allan. Okeanos. VVAA. Sternberg Press, 2017.

Sekula, Allan. Between the Net and the Deep Blue Sea (Rethinking the Traffic in Photographs). October, Vol. 102 (Autumn, 2002), pp. 3-34. Publicado por: The MIT Presshttps:// monoskop.org/images/b/bd/Sekula_Allan_2002_Between_ the_Net_and_the_Deep_Blue_Sea.pdf


ALEJANDRO LEONHARDT: UNBOXING

L21 PALMA, Hermanos García Peñaranda, 1A, Palma de Mallorca, España

Del 8 de junio al 6 de septiembre de 2023

También te puede interesar

VALERIA MAGGI. PAISAJES A CONTRACORRIENTE

En su nueva serie de pinturas de gran formato titulada “Paisajes”, Valeria Maggi (Tucumán, Argentina, 1985) se adentra en la pregunta siempre abierta por nuestra relación ambigua y compleja con la representación de la...

Gianfranco Foschino. LOCUS, vista de la muestra. Museo de Artes Visuales de Santiago (MAVI), Chile, 2016. Foto cortesía del artista.

Gianfranco Foschino:locus

A través de seis obras videográficas, Gianfranco Foschino da cuenta de un trabajo de largo aliento que realiza, discreta e inadvertidamente, en el Chile Austral desde hace varios años.