Skip to content

ALEJANDRA PRIETO: HIERRO, SANGRE, CRISTALES Y FE

¿Cuál es la materia que hiere al espíritu (…) y lo fuerza a expresar distintos sentimientos, de manera que no puedes creer que lo sensible nazca de elementos insensibles?

Lucrecio, De Rerum Natura


Cuando sentimos dolor, una languidez nos bota al suelo. Se nos alteran los ojos y se nos extingue la voz. Una sensación de extracción, pérdida o robo. Se siente el peso de la gravedad, y el vitalismo de la sangre de pronto se nos va. Máquinas extractoras de metales.

Sin darnos cuenta el hierro se mueve por el empuje de la sangre. Con la forma de partículas diminutas rueda por las venas hasta alcanzar las uñas y la punta de los pies. Y mientras se desliza, va rozando los tejidos de las venas, recibe el calor de los órganos.

En algún punto el hierro se sensibiliza, en una especie de efecto por contacto. Y así, los metales empiezan a moldear nuestra psique, y a convertirse en los principios de grandes realidades: la ira, el dolor, la euforia.

Vista de la exposición “Fe”, de Alejandra Prieto, en Sagrada Mercancía, Santiago de Chile, 2023. Foto: Felipe Ugalde
Vista de la exposición “Fe”, de Alejandra Prieto, en Sagrada Mercancía, Santiago de Chile, 2023. Foto: Felipe Ugalde
Vista de la exposición “Fe”, de Alejandra Prieto, en Sagrada Mercancía, Santiago de Chile, 2023. Foto: Felipe Ugalde

Una de las características fundamentales de la materia es su capacidad de transformación. Y en esta exposición la materia colisiona, se dispersa y se encuentra en distintas reacciones químicas. Y así de pronto, una ordenación donde aparecen los cristales. Esas formas que parecieran estar en pleno proceso de crecimiento. Porque si se piensa en términos atómicos, los cristales tienen una organización intermedia, y son la versión simple de un organismo vivo en su intento por volverse sensible.

A todo esto, las ideas más preciadas son las que parecen recién hechas. La sensación de una explosión que se aproxima pero nunca ocurre, y su cercanía provoca esa atmósfera de humedad de las cosas recién hechas. A pesar de mostrar sus estructuras a la vista, no tienen la necesidad de construirse en una imagen compacta.

De manera natural, los cristales se crean de las entrañas de la cordillera. En cuevas oscuras y calientes es donde ocurre su maduración. Sujetas a altas presiones, altas temperaturas, y otras acciones de la física. ¿La intención de imitar estas condiciones en un laboratorio?

Vista de la exposición “Fe”, de Alejandra Prieto, en Sagrada Mercancía, Santiago de Chile, 2023. Foto: Felipe Ugalde
Vista de la exposición “Fe”, de Alejandra Prieto, en Sagrada Mercancía, Santiago de Chile, 2023. Foto: Felipe Ugalde

Desde la antigua alquimia existe esta intención por simular la realidad.  Para ese entonces, se buscaba la transmutación de los metales con el fin de alcanzar una transformación espiritual. En esta exposición, en cambio, el salto de lo mineral a lo humano nos entrega una metáfora. ¿Será necesario dar más explicaciones?

En esta exposición se piensa la materia en términos químicos, una especie de lenguaje arcaico que descansa en la discordia, y se manifiesta desde la simetría, la repetición y la alteración.

Sin darnos cuenta, elementos invisibles gobiernan nuestro cuerpo, ocultándonos sus movimientos internos. A pesar de estar fuera de nuestra percepción, el hierro gobierna nuestra psique desde el fondo de nuestra sangre, y se convierte en tubos sostenedores, tornillos, fierros que soportan los puentes del sur de Chile y otras formas estructurales de nuestra propia personalidad.

Sin embargo, en la tabla periódica el elemento del Hierro lleva el nombre de FE. Esa palabra que deshace lo mecánico y la lógica de la causa y el efecto. Porque si lo inerte se vuelve materia sensible, y los metales chocan con el cuerpo, entonces ocurre una especie de magia por contacto. La misma que permite que al abrir una caja miles de males puedan salir volando, y al apagar una lámpara el amor pueda desaparecer.

Vista de la exposición “Fe”, de Alejandra Prieto, en Sagrada Mercancía, Santiago de Chile, 2023. Foto: Felipe Ugalde

Fe, de Alejandra Prieto, se presenta hasta mayo de 2023 en Sagrada Mercancía, Santiago de Chile.

Ileana Elordi

Nace en Santiago, en 1990. Licenciada en Artes Visuales por la Universidad Católica de Chile. Ha publicado “Oro", su primera novela editada en 2015 bajo el sello Emecé, Planeta.

Más publicaciones

También te puede interesar