Skip to content

EL SUR EN ZONAMACO 2023. ENTREVISTA A LUIZA TEIXEIRA DE FREITAS

Hemos visto cómo en los últimos años existe una preocupación por dar a conocer el arte de países que no pertencen a los lugares hegemónicos de la cultura, provenientes de esa área que se ha nombrado como “Sur Global”. Sin embargo, la categoría “Sur” sigue siendo problemática, pues de algún modo continúa diferenciando, jerarquizando y perpetuando una forma de concebir el mundo en la que el “norte” define al resto como otredad. Si bien el intento por dar representatividad a estas áreas puede ser genuino, hablar del “Sur” también se puede convertir en una simple etiqueta que posiciona a las instituciones como “inclusivas” sin tener interés real en cuestionar jerarquías o en entender con mayor profundidad las preocupaciones estéticas surgidas desde contextos tan diversos.

En este contexto, nos acercamos a Luiza Teixeira de Freitas (Río de Janeiro, 1984), curadora de la sección Sur en la última edición de ZONAMACO (8-12 de febrero), una de las ferias de arte contemporáneo más importantes en Latinoamérica, para conversar sobre su curaduría.

La práctica de Luiza se centra en la curaduría y asesoría para colecciones privadas. Aunque reside en Portugal, frecuentemente trabaja con proyectos en São Paulo, Nueva York, Londres, Los Ángeles y también tiene una fuerte conexión con el Medio Oriente. Es también consultora de estrategia en la Fundación Delfina en Londres, forma parte del Consejo de Administración de Bidoun, y es presidenta y miembro de la Junta de Operação Nariz Vermelho en Portugal. Desarrolla, desde 2018, su proyecto editorial Taffimai.

Aninat Galería en ZONAMACO Sur, 2023. Foto cortesía de la galería
Galería La Balsa en ZONAMACO Sur, 2023. Foto cortesía de la galería

Yunuen Díaz: ¿Qué criterios usaste para realizar la curaduría de Zona Maco Sur 2023?

Luiza Teixeira de Freitas: Siempre intento crear algún marco curatorial para la sección siguiendo el programa del año pasado y creando una dinámica para los proyectos; un hilo conductor que atraviesa y une todo. Pero siempre teniendo en cuenta que es una feria de arte, lo que significa que independientemente de mi trabajo al final tiene que haber un éxito comercial.

YD: ¿Qué definió en 2023 a Zona Maco Sur?

LTF: Creo que soy un poco menos estricta que el año pasado, cuando estaba convencida de que todo el mundo trajera solo dos artistas. Este año acepté proyectos con uno, dos o tres artistas, pero solicité a los galeristas un marco conceptual para pensar alrededor de la idea de lo femenino.

YD: Según tu experiencia, ¿cuáles serían los temas o búsquedas urgentes en el arte contemporáneo desde el Sur Global?

LTF: Esta es una pregunta muy difícil, primero porque la idea del Sur Global está en constante cambio y también porque en el mundo del arte contemporáneo vivimos al ritmo del mundo. Mi idea es que todos y cada uno de los temas pueden ser urgentes. Lo que era urgente hace tres meses, es historia hoy y así sucesivamente. Cualquier tema es urgente si discutimos sobre él de una manera bien estructurada.

Élle de Bernardini en Marli Matsumoto, ZONAMACO Sur, 2023. Foto cortesía de ZONAMACO
Verve Galeria en ZONAMACO Sur, 2023. Foto cortesía de la galería

YD: ¿Quién colecciona el arte del Sur Global? ¿Cómo se mueve actualmente ese mercado?

LTF: Existe una gran tendencia a que la gente coleccione o compre trabajos de fácil acceso, así que verás un gran número de personas de un país específico comprando trabajo de galerías y artistas que también son de ese país. No es solo una cuestión de cercanía, sino también una cuestión de identificación. Hay una tendencia a comprar arte con el que te identificas, y es normal que uno se identifique más con sus propios entornos culturales. También, personas de países del sur global que han emigrado a diferentes partes del mundo y buscan un trabajo que esté cerca de donde está su ‘corazón’. Y finalmente ha habido desde hace muchos años una necesidad en los museos de hacer adquisiciones y crear comités de adquisición que son específicos de una región.

YD: El arte producido en el Sur Global suele tener un espíritu contestatario, por la propia historia de los contextos de países colonizados. ¿Qué pasa cuando este tipo de obras se presentan en una feria de arte? Muchas personas piensan que pierde su valor ético al comercializarse. ¿Cómo te posicionas al respecto?

LTF: No estoy segura de estar de acuerdo. No creo que solo el arte producido en el Sur Global tenga este espíritu siempre, y no me gustaría hacer este juicio de lo que es ‘espíritu rebelde’ y cómo se puede manifestar, a veces quizás en una pintura mínima. Sobre la pérdida de valor ético a través de la comercialización, creo que también es difícil tener esa posición, ya que las ferias son canales muy importantes para que el arte se vea y han sido cada vez más adaptables a cada tipo de arte.

YD: ¿Cómo el arte producido en el Sur podría consumirse sin caer en la apropiación, el extractivismo cultural, la romantización o la banalización de las luchas de los artistas del Sur?

LTF: Esta es también una pregunta difícil porque requiere muchas sub-preguntas: ¿Quién está produciendo el arte del Sur? ¿Quién está consumiendo este arte? ¿Por qué ver esto como apropiación cultural? ¿Sólo por coleccionar el arte que se está haciendo en un contexto diferente al tuyo? Y el apoyo y la admiración ¿no son válidos? ¿Por qué la idea preconcebida de que los artistas del Sur siempre producirán bajo algún tipo de lucha? No estoy segura de que tenga que haber tantas cajas de pre-pensamiento, realmente creo que tenemos que pensar de una manera más amplia sobre todos estos temas con el fin de crear más puentes que abismos.

Josefina Concha en el stand de Praxis New York, ZONAMACO Sur, 2023. Foto cortesía de la galería

YD: ¿Crees que sea necesario tener un área llamada Sur en ZONAMACO? ¿No significa mantener una división jerárquica Sur-Norte? ¿Cuál sería la necesidad de definirla como Sur?

LTF: En cierto modo caminamos hacia un mundo que es utópicamente pensado sin fronteras (al menos en el arte) y realmente tiene sentido, para poner fin a estos grupos temáticos; pero siempre trato de pensar diferente: ¿Qué es lo que he hecho en ZONAMACO Sur el año pasado y este año? Abrir y pensar de una manera más amplia sobre este concepto. Así que en la sección hay artistas de estas regiones pero que viven en otros lugares, galerías de otros lugares que no se identifican como ‘Sur Global’ pero que trabajan con artistas de la región, y así sucesivamente. Abro la idea estricta de esta región/cúmulo preconcebido a algo mucho más orgánico. Creo que las secciones curadas deben existir y ésta es tan necesaria como cualquier otra, siempre y cuando haya flexibilidad para pensar fuera de la caja.

YD: ¿Cómo se relacionan, confrontan o diferencian tu proyecto editorial y tu curaduría?

LTF: Van de la mano. Probablemente en el proyecto editorial soy completamente libre y no hago concesiones. Es una parte muy orgánica de mi práctica. Los proyectos ocurren en un momento y marco diferente, pero se equilibran y se complementan. Vivo para los libros, a través de los libros, mucho de lo que creo está relacionado con los libros: la literatura, la poesía, la palabra escrita; es simplemente imposible separar uno de otro.

YD: ¿Qué otros proyectos realizas actualmente o tienes en puerta?

LTF: Tuve un 2022 muy cargado de trabajo, así que pensé en desacelerar un poco este semestre. Tengo dos exposiciones próximas en abril y julio en Mumbai, en una galería que me pidió comisariar las exposiciones de apertura de su nuevo espacio, uno mucho más internacional que el anterior. Mantengo también mi proyecto de escaparate en marcha, en donde se invita a los artistas a intervenir en la ventana de una tienda de plantas en un barrio histórico de Lisboa. Además trabajo muy activamente con colecciones privadas y en la junta de Bidoun, y en el consejo asesor de la Fundación Delfina. También tengo iniciativas paralelas que aunque no están relacionadas directamente con el arte siempre trato de mantenerlas.  Formo parte del consejo de una gran ONG en Portugal de payasos especializados para niños hospitalizados, está involucrada con muchos proyectos en cuidados paliativos pediátricos y  en la humanización del sistema de salud a través del arte en general.

Fabrizio Arrieta en el stand de Diablo Rosso, ZONAMACO Sur, 2023. Foto cortesía de ZONAMACO

Yunuen Díaz

Artista, escritora, académica y gestora cultural. Ha publicado los libros “Todo retrato es pornográfico” (Fondo Editorial Tierra Adentro, 2015), “Sur. La verdadera historia falsa de la documenta 14” (INBAL, 2019) y “Barro y Arroz. Tierra, cocina y resistencia” (INBAL, 2022).

Más publicaciones

También te puede interesar