Skip to content

NOmade BIENAL LLEGA A ECUADOR

Entre noviembre pasado y marzo de este año se presenta en las ciudades de Guayaquil y Cuenca una nueva edición de NOmade Bienal, un espacio en tránsito, colectivo, liderado desde el 2015 por el crítico y teórico ecuatoriano Hernán Pacurucu y el artista visual chileno Víctor Hugo Bravo (Chile). Desde la producción autónoma e independiente, esta iniciativa abre una serie de reflexiones en torno a los sistemas, programas y visibilizaciones del arte actual.

NOmade Bienal busca ser una plataforma generadora de pensamiento crítico que se instala en espacios liminales, de borde o institucionales en los que, además de levantar exposiciones, se realizan workshops, publicaciones de libros, congresos, residencias móviles, asentamientos y múltiples alianzas interdisciplinares.

Estas alianzas articulan otras formas de relaciones humanas asentadas en utopías, experimentos, errores y reflexiones frente al contexto, con una mirada política y emocional de las nuevas formas de congregación social, ancladas fundamentalmente en el trabajo colectivo y los afectos. Por medio de la creación de múltiples redes se van generando nodos de trabajo que posibilitan lugares, agrupan personas bajo un mismo paraguas ideológico y cultivan, desde la creación artística, posibles nuevos escenarios de comunicación.

El proyecto es un continuo orgánico que ha logrado mantener y fortalecer una persistencia en el tiempo, conjugando en cada acción un nodo más a este gran fractal expansivo en el cual cada persona que ingresa al sistema-proceso NOmade suma una nueva arista a desarrollar, contribuyendo en el reforzamiento de los lazos filiales que promueve el acontecer NOmade como una plataforma expansiva recíproca, un dispositivo orgánico que posibilita el tránsito de un gran número de agentes culturales en retroalimentación con un gran flujo de ideas, investigaciones, obras y artistas.

Vista de NOmade Bienal, MAAC de Guayaquil, Ecuador, 2022. Foto: Gabriela Carmona Slier
Vista de NOmade Bienal, MAAC de Guayaquil, Ecuador, 2022. Foto: Gabriela Carmona Slier
NOmade Bienal en el MAAC de Guayaquil, Ecuador. Obra de Anders Ronnlund. Foto: Gabriela Carmona Slier
Vista de NOmade Bienal, MAAC de Guayaquil, Ecuador, 2022. Foto: Gabriela Carmona Slier

El actual proyecto NOmade Bienal se divide en dos instancias expositivas: NOmade SELECTA, en el Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo de Guayaquil (MAAC), y NOmade C4+1 – El Quinto Rio, que ocupa la mayoría de los espacios expositivos y museos de Cuenca, entre estos el Museo de Arte Moderno, Museo Pumapungo, Museo Universitarios, Sala PROCESO y Museo del Artista.

Reuniendo a 40 artistas internacionales, esta edición especial de NOmade Bienal revisa ocho años de actividades, período en el cual se han desarrollado tres seminarios internacionales de Crítica, Filosofía y Política en el Arte Contemporáneo, se han editado nueve libros impresos, se han realizado cuatro residencias móviles, cinco Salones Internacionales de Gráfica Contemporánea, además de mediaciones, talleres, encuentros y presentaciones.

Bajo la idea de imaginarios de la barbarie, las exposiciones alinean producciones visuales que ahondan en los procesos, experimentaciones y obra in situ, y que están vinculadas al acontecer político social global. Se ofrecen así miradas críticas que, desde diversas aristas conceptuales y estéticas, abordan los intersticios del sistema, asuntos de género, diversidad cultural, territorialidad, traslados y migraciones, generando desde lo visual campos reflexivos localizados fundamentalmente en la divergencia sistémica. La bienal establece diálogos reflexivos entre los artistas al plantear su puesta en escena como un ejercicio en colectividad, acentuando los conceptos de sociabilidad y colaboración en la construcción filial de la comunidad NOmade.

Esta plataforma diversa y pluralista busca generar un tránsito efectivo de capital humano, una forma efectiva y afectiva de hacer comunidad, privilegiando una mirada democrática del ejercicio curatorial y el concepto de Bienal. De este modo, se propone instalar las utopías y los campos simbólicos por sobre los requerimientos establecidos por el sistema, entramando procesos y sistemas sociales, devenires y formas productivas a la producción artística.

Luis Montes Rojas, Bandera, impresión, madera y luz led. Foto: Gabriela Carmona Slier

NOmade Bienal | C4+1 – El Quinto Rio | Cuenca  

Por Hernán Pacurucu y Víctor Hugo Bravo

C4+1 (Cuenca cuatro más uno) retoma una historia antigua que se inicia con el Padre Juan de Velasco quien, a través de informantes, afirma que Cuenca tiene cinco ríos. Fray Vicente Solano, muchos años después, retoma irónicamente esta equivocación del fraile -el primer historiador del Ecuador-, y sostiene que efectivamente son cinco: los cuatro que todos conocemos, más el río profundo que atraviesa la ciudad con sus chismes, maledicencias, calumnias y mentiras.

En esta Bienal NOmade queremos referirnos a esta corriente profunda que atraviesa la ciudad, la mayoría de las veces ignorada y desconocida, poblada de artistas, pensadores, poetas marginales, excluidos de los circuitos oficiales, y que generalmente no tienen espacios para exponer o publicar. Marejada subterránea compartida con las multitudes también anónimas que deambulan por la ciudad, que vagan dibujando círculos y circuitos por el desierto cultural pero naturalmente hermoso.

El nomadismo de las multitudes y los artistas, ahora también convertido en nomadismo digital, tiene la lógica trans*. Así como el transgénero deshace los límites de las sexualidades, atraviesa de un espacio a otro, habita en territorios prohibidos, cuestiona el orden establecido de los cuerpos y los deseos, el nómada de esta bienal recorrerá la ciudad cruzando las barreras, poniendo en conexión espacios aislados, ocupando al mismo tiempo sitios no permitidos.

Aquí la obra de arte es entendida como un conjunto de transformaciones que siguen reglas internas a través de procedimientos plenamente establecidos, en los cuales vuelvan a estar presentes los aspectos técnicos tanto tiempo abandonados; desde luego, unas tecnologías definidas por la muestra en su conjunto y por cada artista.

Esta lógica del trans*nomadismo afecta por entero la estética y las obras de arte que vemos en ella. Lejos de los gestos grandilocuentes del sublime posmoderno y del profundo desprecio de las formas, se niega a proponer otro canon sustitutivo; por el contrario, introduce en el arte posmoderno, ahora convertido en línea oficial e institucional, un dispositivo que altera su funcionamiento y que le hará decir aquello que no quiere decir.

NOmade Bienal en el MAAC de Guayaquil, Ecuador, con obras de Iván Zambrano. Foto: Gabriela Carmona Slier
NOmade Bienal en el MAAC de Guayaquil, Ecuador. Obra de Daniela Bertolini. Foto: Gabriela Carmona Slier
NOmade Bienal en el MAAC de Guayaquil, Ecuador. Obra de Fabiola Arenas. Foto: Gabriela Carmona Slier
NOmade Bienal en el MAAC de Guayaquil, Ecuador. Obra de Fernando Hierro. Foto: Gabriela Carmona Slier

Dispositivos digitales que funcionen como algoritmos, marcando las secuencias, las entradas, los procesos, los resultados, operando sobre los territorios. La obra de arte algorítmica que funcione como un intérprete de la realidad, y que se abra a una multiplicidad de recorridos e interpretaciones por parte del público y, sobre todo, que convoque, es decir, que llame a la palabra permitiendo que hablemos con ella y a través de ella.

Máquinas simbólicas que las veremos dibujar nuevos mapas de la ciudad, guías provisionales para recorrer el quinto río oculto y no perderse en esos espacios desconocidos. Y detenerse en esos territorios inexplorados, ocuparlos porque, en realidad, pertenecen a quienes pueden hacerlo, intervenirlos como si se tratara de una cirugía trans*, cortando, uniendo, transformando, modificando ese ser citadino, abriendo huecos para que emerjan las corrientes dispares del quinto río.

Así podremos mirar la ciudad no solamente a través de los cuatro ríos que la dibujan, sino en los territorios que ese quinto río descubre cuando va enredándose con los otros, superponiéndose, esquivándolos, huyendo de su belleza brutal que muchas veces nos paraliza. La estética de la naturaleza confrontándose con el arte construido y con la obra de arte como un aparato que funciona llevándonos a una serie de percepciones inéditas. Momentos en los que no tendremos otra opción que ponernos a pensar, cuestión que tanta falta nos hace.

Mezcla inevitable de tiempos que se entrecruzan: relojes que marcan para todos la misma hora en el mismo lugar, y temporalidades marcadas por la voluntad de representar artísticamente, mostrando los desfases en la contemporaneidad que la ciudad vive. Gente que vive en el pasado insistiendo en repetir estructuras, patrones, procesos ya caducos; y la multitud ansiosa de presente, de futuro, de contemporaneidad.

En último término, más allá o por debajo de las diversas propuestas y obras que tiene esta bienal, esta es la temática profunda, el orden simbólico que confiere de sentido y unidad, el inicio de cualquier enunciación posible sobre la dinámica del quinto río. Se trata, efectivamente, de hacer que esta corriente subterránea se exprese, estalle, recorra las calles, los edificios, arrastre a la gente, paralice el tráfico, remueva a las instituciones culturales.

NOmade Bienal en el MAAC de Guayaquil, Ecuador. Obra de Mauricio Bravo. Foto: Gabriela Carmona Slier
NOmade Bienal en el MAAC de Guayaquil, Ecuador. Obra de Ricardo VIllarroel. Foto: Gabriela Carmona Slier
NOmade Bienal en el Museo Universitario de Cuenca, Ecuador. Foto: Gabriela Carmona Slier
NOmade Bienal en el Museo Universitario de Cuenca, Ecuador. Obra de Patricia Hakim. Foto: Gabriela Carmona Slier

Participan

Angie Bonino (Perú)
Joaquín Sánchez (Paraguay)
Tomask Matuszak (Polonia)
Francisco Brugnoli (Chile)
Anders Ronnlund (Suecia)
Víctor Muñoz (Colombia)
Boris Ordoñez (Ecuador)
Mariela Leal (Argentina)
Gabriela Carmona Slier (Chile)
Ricardo Villarroel (Chile)
Rodrigo G. Mura (Chile)
Claudia Monsalves (Chile)
Luis Montes Rojas (Chile)
Daniela Bertolini (Chile)
Mauricio Bravo (Chile)
Ricardo Fuentealba-Fabio (Chile)
Antonio Guzmán (Chile)
Arkadiusz Sylwestrowicz (Polonia)
Iván Zambrano (Chile)
Camila Valenzuela von Appen (Chile)
Danilo Espinoza (Chile)
Carolina Simón (Argentina)
Claudia Maineri (Chile)
Fernando Hierro (Argentina-Suecia)
Wiki Pirela (Venezuela)
Pablo Núñez (Chile)
Francis Naranjo (Islas Canarias, España)
Jana Cepa (Eslovaquia)
José Guedes (Brasil)
Denisse Viera (Chile)
Anna Waligórska (Polonia)
Marla Freire (Chile)
Fabiola Arenas (Chile)
Ismet Jonuzi (Kosovo)
Juan Castillo (Chile)
Melania Lynch (Chile)
Mario Z (Chile)
Ila Coronel (Ecuador)
Colectivo Honorarias (Chile)

También te puede interesar

Rodrigo Arteaga:instruction Dans un Cercle

Homo omnium rerum mensura est  El hombre es la medida de todas las cosas Protágoras La Enciclopedia se convirtió en uno de los grandes depósitos del conocimiento humano, incluyendo todas las medidas inventadas para poder…

PABLO BENZO: SOME VELVET MORNING

El pintor chileno Pablo Benzo (Santiago de Chile, 1982 – vive y trabaja en Berlín) expone en Dio Horia una serie de pinturas y obras sobre papel en las que continúa explorando el género...