Skip to content

PAZ ERRÁZURIZ: ARCHIVO IMPERFECTO

La muestra Archivo imperfecto reúne 20 fotografías de Paz Errázuriz (Chile, 1944) del período de la dictadura, acompañadas de un ensayo de Ángeles Donoso Macaya. Este proyecto colaborativo, que se presentó hasta el 31 de diciembre en la Galería Nemesio Antúnez de la UMCE, en Santiago, y hasta el 24 de febrero en la Casa del Arte Diego Rivera de Puerto Montt (Chile), da a conocer fotos del archivo personal de Paz Errázuriz -la gran mayoría inéditas, realizadas en los años 80 y principalmente en Santiago-, a la vez que pone este corpus de obra en diálogo con una reflexión feminista y situada sobre los modos de ver a la “mujer” y “las mujeres” durante el período de la dictadura.

Archivo imperfecto traza y revela, de manera discontinua, los recorridos de la fotógrafa por distintos barrios de la capital chilena. Ángeles Donoso Macaya, dejándose orientar por las imágenes y por sus conversaciones con Paz Errázuriz, considera en su texto el proceso de hacerse fotógrafa en medio de un campo marcadamente masculino y machista.

Como plantea la investigadora en su libro La insubordinación de la fotografía (2021), es durante la dictadura cuando emerge y se consolida la noción de campo fotográfico en Chile; esta consolidación se vincula con la activa participación de varias fotógrafas mujeres dentro del campo. Sin embargo, Archivo imperfecto interroga aquella tendencia de la crítica a enfocar la figura del “autor” sin problematizar el sustrato patriarcal de este concepto al abordar prácticas fotográficas documentales.

Paz Errázuriz, de la exposición «Archivo imperfecto». Cortesía de la artista

Este proyecto ensaya, por eso, otra forma de potencializar y de abordar críticamente registros fotográficos de archivo. La investigadora formula una noción de autoría de corte feminista a partir de la puesta en circulación y reflexión en torno a registros fotográficos ni excepcionales ni atribuibles. Aquí, las fotos de Paz Errázuriz son conceptualizadas como “una” práctica fotográfica documental durante la dictadura: una entre muchas, no excepcional, aunque sí marcada por la división sexual del trabajo y el binarismo sexo/género en el patriarcado.

El ensayo explora, desde una lente feminista, las implicancias de hacerse fotógrafa en dictadura e insiste en la conceptualización de la fotografía como práctica y no como obra.

La puesta en circulación de las imágenes en dos formatos (libro y exposición) y la activación de este corpus documental por medio de la escritura y del diálogo con diferentes audiencias, busca abordar e interrogar, textual y visualmente, las categorías “mujer” y “mujeres”, así como también contribuir, desde una lente feminista, a la reflexión sobre la memoria visual y fotográfica del período de la dictadura en Chile.

La exhibición consta de 20 fotos en blanco y negro de diferentes tamaños, montadas en pequeños nudos temáticos (“Niñas”, “Trajes”, “Duplas”, “Protesta”), y una selección de las 80 fotos que se incluyen en el libro. En la muestra también se proyecta el video Álbum familiar. La Victoria de los años 80.

Paz Errázuriz, de la exposición «Archivo imperfecto». Cortesía de la artista

ARCHIVO IMPERFECTO

Por Ángeles Donoso Macaya

“Quiero hacer un libro sobre mujeres”, me dice Paz.

Quizás no me dijo eso exactamente. Puede ser que no haya usado el verbo “quiero” sino otro: “me gustaría”, “me encantaría”, incluso, “sueño con”. Puede ser que haya dicho “proyecto” en vez de “libro”, no lo recuerdo.

Lo que sí recuerdo es que usó la palabra “mujeres”. Me dijo que las mujeres han estado siempre presentes en sus fotografías, pero que no han sido, hasta ahora, el tema, el foco, el centro.

Estábamos conversando de varias cosas a la vez, cambiando de un tema a otro, entusiasmadas con la idea de colaborar, de hacer algo juntas.

Fotos de mujeres, fotos con mujeres, un ensayo sobre mujeres. Pero, ¿qué mujeres? No se trata, por supuesto, de una categoría transparente o evidente. Porque no hay “la mujer” a secas, porque “las mujeres” como categoría estable, transcendente, universal, tampoco existe. 

Paz ha fotografiado mujeres cis y mujeres trans toda su vida. Niñas, jóvenes, adultas y ancianas. Archivo imperfecto da cuenta de esta exploración. Este ensayo aborda e interroga, textualmente y visualmente, las categorías “mujer” y “mujeres”. Todas las fotos fueron realizadas en la década de los ochenta, casi todas en Santiago. La selección traza y revela, de manera discontinua, los recorridos de la fotógrafa por distintos barrios de la ciudad. Porque Paz, como sus colegas, asistía a marchas, vigilias, pegatinas de carteles y conferencias de prensa, siempre acompañada de su cámara.

Paz Errázuriz, Mapocho. De la exposición «Archivo imperfecto». Cortesía de la artista

Paz Errázuriz, Cueca sola, Teatro Caupolican, Santiago de Chile. De la exposición «Archivo imperfecto». Cortesía de la artista

Paz Errázuriz, de la exposición «Archivo imperfecto». Cortesía de la artista

Paz Errázuriz, Fonda. De la exposición «Archivo imperfecto». Cortesía de la artista

Paz Errázuriz, Pequeña Reina. De la exposición «Archivo imperfecto». Cortesía de la artista

Vista la exposición Archivo Imperfecto, de Paz Errázuriz, en la Casa de Cultura Diego Rivera, Puerto Montt (Chile). Foto: Nicole Hernández

Vista la exposición Archivo Imperfecto, de Paz Errázuriz, en la Casa de Cultura Diego Rivera, Puerto Montt (Chile). Foto: Nicole Hernández

Archivo imperfecto da cuenta de esta labor: contiene retratos e intentos de retrato; registros anodinos; fotos que repiten, con ángulos y enfoques similares, las conocidas consignas que se desplegaban en escarapelas o en lienzos en marchas y protestas.

Archivo imperfecto es un corpus-cuerpo documental en proceso de elaboración, el registro de una práctica fotográfica que se desarrolla y persiste a pesar de todo—a pesar del machismo del medio, a pesar de la escasa crítica fotográfica, a pesar de la dificultad para conseguir materiales, y, por supuesto, a pesar de la censura, tan absurda como implacable.

Archivo imperfecto es un ensayo que no progresa, una escritura que intenta replicar, sin devenir narrativa, lo que las fotos también ensayan.

Archivo imperfecto, provoca, a veces, la sensación de lo ya visto. Esto no es un inconveniente, por el contrario. Aquí, la novedad no es el principal aliciente; la excepcionalidad no es lo que importa.

Para la fotógrafa, exponer este archivo imperfecto es un acto de memoria y una forma de autobiografía. Un querer tomar distancia para re-ver y para ver-se en un conjunto de fotos.

Para mí, la que escribe, este archivo imperfecto es una escuela, un relato de aprendizaje, una invitación a volverme cómplice, un ejercicio de la imaginación.

También te puede interesar

ESTO NO ES OTRO ARTÍCULO SOBRE JULIA TORO

Camila Alegría reseña la reciente publicación que reúne los diarios escritos por Julia Toro desde 1983 hasta el estallido social de 2019. La fotógrafa chilena repasa los hitos de su vida y del ambiente...

Natalia Babarovic, El viudo.
,

Abrigo Siberiano

Siempre he pensado en la necesidad que las artes visuales se comuniquen con la literatura (cuestión que en estos días va en retirada). En el presente libro de Natalia ("Nadie se conoce", Ed. Saposcat,...