Skip to content

UN SEMILLERO DE FILANTROPÍA PARA EL ARTE

ALFONSO DÍAZ SOBRE LOS LOGROS Y DESAFÍOS DE FUNDACIÓN ANTENNA EN SU SÉPTIMO ANIVERSARIO


Fundación Antenna fue creada hace siete años por tres amigos y socios, Constanza Güell, Elisa Ibañez y Alfonso Díaz, con el objetivo de impulsar el trabajo de artistas y gestores culturales, creando vínculos entre el mundo del arte y la sociedad y abriendo rutas paralelas para un mayor acceso a la cultura en el país.

Hoy cuentan con 300 socios activos que financian y promueven a artistas, galerías y ferias. Los socios participan en sesiones e instancias de conversación y experiencias en torno al arte. Ya se han realizado más de 400 de estos encuentros, que han visibilizado a artistas y concretado la venta de obras.

Entre las iniciativas más recientes de Antenna se encuentra el Premio Artista Mujer (PAM) que, en alianza con Bank of America, busca reconocer a creadoras y artistas visuales chilenas mayores de 60 años, además de contribuir con un importante apoyo monetario. La convocatoria para el 2022 está abierta hasta el 20 de septiembre.

Desde finales de año pasado también desarrollan el proyecto Murales para Chile, que llevará el muralismo a ocho colegios de diferentes regiones. Patrocinado por la Unesco y en alianza con Falabella Retail y Sodimac, cuenta con el respaldo de Museo Cielo Abierto de San Miguel, una organización con amplia experiencia en el desarrollo del arte callejero en espacios públicos.

En el entorno virtual, Antenna se despliega a través de Onda Cultura, una guía de panoramas culturales de Santiago y otras regiones de Chile seleccionados por un grupo de expertos de distintas disciplinas creativas, así como contenido editorial escrito por una red de colaboradores.

En su séptimo aniversario, Díaz nos cuenta cómo han ido construyendo una comunidad en la que conviven filántropos y amantes del arte con artistas, galeristas y otros actores del mundo cultural. También nos explica la importancia de la experiencia y la mediación, para que personas no expertas puedan acercarse al arte y conocer a los artistas, entender sus obras y emocionarse con ellas.

Sesión Antennna en Il Posto (Colección Solari del Sol), Santiago. Foto: Vanesa Henseleit

Alejandra Villasmil: Sabemos que, en Chile, y en nuestros países de la región, por lo general mantener proyectos enfocados en la promoción del arte y la cultura suele hacerse cuesta arriba. Las razones ya las conocemos, pero me gustaría partir esta entrevista preguntándote cómo han manejado ustedes los obstáculos y lograr mantener este proyecto en crecimiento por siete años, pensando sobre todo en los últimos tres años, donde particularmente en Chile hubo un estallido social (2019) que luego vino a solaparse con la pandemia.

Alfonso Díaz: Sin duda estos últimos 3 años han sido difíciles para todos: personas, organizaciones, gobiernos y el mundo entero. La pandemia fue un período para replantearse y para cuidar lo que se tiene. En el caso de Antenna, la pandemia nos puso a prueba como fundación y como comunidad. Felizmente el tiempo nos ha permitido consolidar y fortalecer aún más el compromiso de muchos socios que forman parte de Antenna.

En la pandemia sumamos una nueva membresía, llamada Patrons, que va ligada a un fondo de filantropía. Este nuevo aporte ha sido trascendental y ha permitido fortalecer el rol de Antenna en este período. Gracias a ello hemos podido crecer en nuestra estructura organizacional y cumplir con mejores estándares que nos permitirán seguir creciendo y expandiendo el arte y la cultura en nuestro país.

AV: Siempre se dice que la fórmula más efectiva para apuntalar el desarrollo cultural y artístico yace en la conjunción de alianzas entre los sectores público y privado. No es nada nuevo, pero a veces parece que en Chile se pierde este norte. ¿Cuál ha sido la experiencia de Antenna en este sentido?

AD: Exactamente. El mundo público y privado deben trabajar de manera articulada para lograr generar valor social. Nosotros lo hemos entendido así desde el comienzo. En Antenna hemos desarrollado un área de proyectos donde trabajamos de la mano con empresas a las que les interesa aportar al desarrollo del arte y la cultura. Llevamos más de 28 proyectos desarrollados, construyendo, en cada uno, ecosistemas para el arte.

Sesión Antenna con Ramón Castillo y Raúl Zurita. Foto: Sebastián Mejía

AV: ¿Cómo entra la filantropía en toda esta ecuación? ¿Cómo abrir ese espectro de posibilidades que la filantropía ofrece para beneficiar a más trabajadores culturales que no tienen redes de contacto, pero que sí cuentan con un trabajo sólido?

AD: La filantropía crece en la medida en que la sociedad valore la cultura y la considere como parte esencial del desarrollo. Hoy sabemos el impacto que tiene el desarrollo cultural en la educación, la cohesión social, en el desarrollo del pensamiento crítico y la tolerancia. Son valores a los que no podemos renunciar. Y si bien se ha tomado mayor conciencia y hemos avanzado mucho en estos años, aún nos queda mucho por trabajar.

AV: Me gustaría saber cuáles son las áreas en que se está enfocando Antenna en este minuto. Por un lado, están los programas de visitas guiadas abiertas a todo público, el Círculo Antenna solo para socios, la búsqueda de financiamiento para proyectos artísticos, y otros más. Pero ¿qué es lo que creen que se debería reforzar o seguir trabajando? ¿Hacia dónde se apuntan los esfuerzos ahora mismo?

AD: Creemos que en estos siete años hemos generado un impacto positivo en la escena cultural y seguiremos trabajando con fuerza para que cada vez más personas, organizaciones, fundaciones y empresas comprendan el rol estratégico que tiene el arte y la cultura en la sociedad. El desarrollo económico debe ir aparejado con un mayor desarrollo cultural. ¿Qué hubiésemos hecho sin libros, sin arte, sin películas durante el encierro de la pandemia? Hubo una adaptación importante de los formatos para poder llegar a las personas con teatro, música y exposiciones virtuales.

El arte juega un rol tremendamente importante hoy día. Y las empresas están cambiando la mirada. No sólo les interesa financiar exposiciones, sino que están explorando cómo resolver problemas de sustentabilidad, de relaciones comunitarias y de fidelización de sus públicos a través del arte.

Sesión Antenna, exposición de Matta curada por Inés Ortega, Centro Cultural El Tranque de Lo Barnechea. Foto: Sebastián Mejía

AV: Son muchos los proyectos desarrollados a lo largo de estos siete años. Me gustaría saber cuáles Antenna considera que han tenido el mayor impacto social y cultural.

AD: Fundación Antenna es un semillero de filantropía y es ahí en donde hemos tenido el mayor impacto: hemos logrado articular una comunidad de personas -formada por artistas, filántropos galerías, museos, curadores y un grupo cada vez más amplio de amantes del arte y de la cultura. Ese es el corazón de nuestra comunidad.  Junto con eso, hemos fortalecido el área de proyectos en donde invitamos al mundo privado a que sean actores vivos del desarrollo del arte y la cultura.

Nos sentimos tremendamente orgullosos de que, como comunidad, hayamos podido apoyar, tanto económicamente como desde la producción, al pabellón de Chile en la Bienal de Venecia el año 2019 con Voluspa Jarpa. También quiero destacar el aporte que se hizo este año con Cecilia Vicuña en el Guggenheim, cuya muestra fue apoyada por socios de Antenna. Además, gracias a aportes de la comunidad, la Municipalidad de Lo Barnechea y Universidad del Desarrollo se publicó el libro monográfico del arquitecto Smiljan Radic. Todo ello nos permite visibilizar las obras de artistas chilenos fuera de nuestro país.

Junto al grupo Falabella y Sodimac, actualmente estamos desarrollando “Murales para Chile”, proyecto donde destacados muralistas han intervenido las fachadas de colegios -del Programa Haciendo Escuela de Falabella-, generando un diálogo y vínculo enriquecedor con la comunidad escolar.  Esos aportes son relevantes y nos permiten acceder a regiones y a comunidades a las cuales nosotros no habíamos podido llegar. También hemos generado proyectos con inmobiliarias -Indesa y Sencorp- para llevar arte chileno al espacio público.

AV: ¿Qué está haciendo falta en nuestro medio artístico, y más ampliamente en el contexto sociopolítico chileno, para que los actores, agentes y organizaciones culturales de base puedan tener una mayor representatividad, visibilidad y acceso a recursos?

AD: Faltan espacios de encuentro en donde las personas puedan acceder al arte y la cultura, puedan conocer a los artistas y sus obras. Existe una barrera entre la sociedad y el mundo cultural que debemos derribar. Debemos fortalecer nuestras políticas de acceso a la cultura y permitir un mayor conocimiento de nuestro arte nacional. ¡Tenemos una escena artística tan potente! En Antenna trabajamos arduamente para romper esas barreras y para poder conectar a las personas y organizaciones con la escena cultural.

Murales para Chile es uno de los recientes proyectos de Fundación Antenna

AV: En cuanto a la internacionalización del arte chileno ¿cuáles han sido aquellas estrategias que a Antenna le han funcionado y qué podemos aprender de ellas?

AD: A lo largo de estos siete años hemos aprendido que para potenciar el arte chileno en el contexto nacional e internacional debemos desarrollar ecosistemas de apoyo, una verdadera red de actores que trabajan unidos por el mismo propósito. No se trata solamente de conectar a un artista y un donante, sino que ojalá que exista un grupo de donantes, conectados con fundaciones y el Estado. Yo creo que eso es lo más importante con el fin de construir cultura: conectar a todos estos actores y que esa red crezca en el tiempo. De esta manera se pudieron dar a conocer las obras de Cecilia Vicuña, Smiljan Radic, Voluspa Jarpa, etc.

AV: ¿Cómo ven las nuevas políticas en materia de cultura que de a poco va implementando este nuevo gobierno?

AD: Hasta la fecha no tenemos claridad de las políticas en materia cultural de este gobierno. Espero y confío que prontamente podamos ver una propuesta clara, que vaya en apoyo al desarrollo la escena artística y cultural. No olvidemos que este sector, ha sido el más afectado por la pandemia.

AV: Para finalizar, cuéntanos de los proyectos a futuro. ¿Cómo se proyecta Antenna en siete años más?

AD: En siete años más veo a Antenna formada al igual que hoy por una comunidad fiel y sólida de personas e instituciones que apoyan las artes visuales. En la medida en que aumenten los aportes podremos involucrarnos en más iniciativas y lograr que el arte y la cultura lleguen a un número amplio de personas. En siete años más, espero que la cultura se instale como un eje estratégico de desarrollo en Chile.

Sesión Antenna en el Museo Nacional de Bellas Artes, Santiago, muestra del escultor Fernando Casasempere. Foto: Cristián Aninat

Alfonso Díaz es periodista y consultor en Asuntos Culturales y Comunicación Estratégica. Con 18 años de experiencia en el área. Ha trabajado en Imaginaccion Consultores, Museo de la Solidaridad y Feria Chaco. Fue jefe de Artes Visuales, Arquitectura y Diseño de la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, desarrollando proyectos para América Latina, del Norte, Europa y Asia. 

Alejandra Villasmil

Nace en Maracaibo (Venezuela) en 1972. Es Directora y Fundadora de Artishock. Licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual, por la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas, Venezuela, 1994), con formación libre en arte contemporáneo (teoría y práctica) en escuelas de Nueva York (1997-2007). En Nueva York trabajó como corresponsal sénior para la revista Arte al Día International (2004-2007) y como corresponsal de Cultura de la agencia española de noticias EFE (2002-2007). En Chile fue encargada de prensa y difusión para el Museo de Artes Visuales (MAVI), Galería Gabriela Mistral, Galería Moro y la Bienal de Video y Artes Mediales.

Más publicaciones

También te puede interesar

NO ME DIGAS POBRE POR IR VIAJANDO ASÍ

“El ojo TV”, de Enrique Flores, es abiertamente un homenaje a la cultura televisiva de los 80 y 90 y a sus mitos integradores. Un homenaje paródico, pero homenaje al fin. Una figura clave...

Francisco Brugnoli, director del Museo de Arte Contemporáneo (MAC), Santiago de Chile. Cortesía: Radio Universidad de Chile

HOY LO VUELVO A REPETIR: EN 2 AÑOS MÁS…

Han pasado ya seis años desde que Brugnoli anunciaba por primera vez su retiro, que, lejos de ser real, todo indica que a la dirección aún le queda un tiempo de transición hacia otro...