Skip to content

SANTIAGO REYES VILLAVECES: SIMPATÍA CÓSMICA

[VERSÃO EM PORTUGUÊS ABAIXO]

«El universo es un solo cuerpo. El mundo es un todo simpático en sí mismo. Los cuerpos aislados viven en simpatía. Cuando cortamos un dedo, el cuerpo entero lo acusa. El universo también es un solo cuerpo»

Posidonio, 135-51 a.C.


En su actual exposición en Casanova, titulada Simpatía Cósmica, Santiago Reyes Villaveces (Bogotá, Colombia, 1986) presenta una serie inédita de instalaciones y dibujos producidos en los últimos años, centrados en la cosmología estoica y las leyes naturales que rigen los encuentros y desencuentros dominados por el azar.

Teniendo la simpatía como eje de su filosofía, los estoicos identificaron la relación entre la Tierra y la Luna en el fenómeno de las mareas como parte de la simpatía cósmica. Esta relación es la fuerza de atracción gravitacional de todas las cosas del universo, humanas y no humanas, e incluso aquellas que no se tocan.

Vista de la exposición “Simpatía Cósmica”, de Santiago Reyes Villaveces, en Casanova, São Paulo, 2022. Cortesía del artista y la galería.

La exposición comienza con un letrero de neón rojo escrito en alfabeto cirílico, con la frase de Yuri Gagarin Я вижу землю [Veo la Tierra]. El 12 de abril de 1961, Gagarin fue la primera persona en escapar del campo gravitatorio y ver el planeta desde el exterior. En el momento en que la imagen de la Tierra se fijó en la retina de Gagarin, quedó claro que la Tierra es una; una sola esfera en la que estamos todos juntos. “Veo la Tierra” hace presente las fuerzas simbólicas de la frase de Gagarin para invitar al público a bañarse en el espectro de luz roja que lleva consigo el hecho de que la Tierra es el único lugar que tenemos los humanos y los no humanos para existir en armonía.

La muestra continúa con dos dibujos lunares, el positivo y el negativo de la fotografía tomada en Sobral, Brasil, en 1919, registrando el eclipse. Fue con esta foto que se demostró empíricamente la teoría de la relatividad.

A continuación, un minucioso dibujo a grafito de la Pedra Lunar da Boa Vontade que Richard Nixon regaló al expresidente de Brasil, Emílio Médici, en 1971. Este fragmento lunar, traído por la misión Apolo 17 en 1973, contiene un tipo único de gravedad, y llegó a Brasil por fuerzas y voluntades políticas que motivaron la propulsión de cohetes a la carrera espacial. Con mirada atenta, la obra incita a una provocación y cuestionamiento sobre la diplomacia internacional y los legados coloniales en el contexto de la exploración espacial.

Vista de la exposición “Simpatía Cósmica”, de Santiago Reyes Villaveces, en Casanova, São Paulo, 2022. Cortesía del artista y la galería.
Vista de la exposición “Simpatía Cósmica”, de Santiago Reyes Villaveces, en Casanova, São Paulo, 2022. Cortesía del artista y la galería.

La exposición también incluye un espacio más orgánico, que consiste en una instalación en una habitación cubierta con revestimientos de madera rosa. Del techo cuelga una escultura que reproduce el órgano vestibular del oído interno, también conocido como nuestro órgano del sentido de la gravedad.

Se teje así una genealogía de fuerzas gravitacionales de atracción como confrontación de saberes y discursos, sin linealidad ni ontología. Compartimos experiencias con todo el conjunto de cuerpos, esa atracción que supera las barreras espaciales y temporales. Lo que vivimos juntos, con otra persona, con la naturaleza, e incluso con el universo, es la simpatía cósmica que existe entre todos los seres y cosas.

Reyes Villaveces abre la pluralidad y las contradicciones de un fenómeno cósmico, escultórico, espacial, fisiológico y político. Objetos, obras, espacio y espectadores se atraen y el artista nos invita a sentir el equilibrio y la delicadeza de esta escala universal. El campo gravitacional es un espacio para ser adentrado.

Vista de la exposición “Simpatía Cósmica”, de Santiago Reyes Villaveces, en Casanova, São Paulo, 2022. Cortesía del artista y la galería.
Vista de la exposición “Simpatía Cósmica”, de Santiago Reyes Villaveces, en Casanova, São Paulo, 2022. Cortesía del artista y la galería.

SANTIAGO REYES VILLAVECES: SIMPATIA CÓSMICA


«O universo é um só corpo. O mundo é um todo simpático em si mesmo. Os corpos isolados vivem em simpatia. Quando cortamos um dedo, o corpo inteiro acusa-o. O universo é também um único corpo».

Posidônio, 135-51 a.C

A Casanova apresenta a exposição individual Simpatia Cósmica, do artista colombiano Santiago Reyes Villaveces (1986), uma série inédita de trabalhos instalativos e desenhos produzidos nos últimos anos, voltados para a cosmologia estóica e as leis naturais que regem encontros e desencontros dominados pelo acaso.

Tendo a simpatia como eixo de sua filosofia, os estóicos identificaram a relação entre a Terra e a Lua no fenômeno das marés como parte da simpatia cósmica. Esta relação é a força de atração gravitacional de todas as coisas no universo, humanas e não humanas e até mesmo aquelas que não se tocam.

A exposição começa com um letreiro de néon vermelho escrito no alfabeto cirílico, com a frase de Yuri Gagarin Я вижу землю [Eu vejo a Terra]. Em 12 de abril de 1961, Gagarin foi a primeira pessoa a escapar do campo gravitacional e ver o planeta de fora. No instante em que a imagem da Terra foi fixada na retina de Gagarin, ficou claro que a Terra é uma só, uma única esfera na qual estamos todos juntos. «Eu vejo a Terra» torna presentes as forças simbólicas da frase de Gagarin para convidar os espectadores a banharem-se no espectro da luz vermelha que carrega consigo o fato de que a Terra é o único lugar que nós humanos e não-humanos temos que existir em harmonia.

A mostra continua com dois desenhos lunares, o positivo e o negativo da fotografia tirada em Sobral, Brasil em 1919, registrando o eclipse. Foi com esta foto que se comprovou de maneira empírica a teoria da relatividade.

Em seguida, um meticuloso desenho em grafite da Pedra Lunar da Boa Vontade que Richard Nixon deu ao ex-presidente do Brasil, Emílio Médici, em 1971. Este fragmento lunar, trazido de volta pela missão Apollo 17 em 1973, contém um único tipo de gravidade e chegou ao país devido a forças e vontades políticas que motivaram a propulsão dos foguetes à corrida espacial. Com um olhar atento, a obra incita uma provocação e questionamento sobre todo o contexto das diplomacias internacionais e legados coloniais no contexto da exploração espacial.

Vista de la exposición “Simpatía Cósmica”, de Santiago Reyes Villaveces, en Casanova, São Paulo, 2022. Cortesía del artista y la galería.
Vista de la exposición “Simpatía Cósmica”, de Santiago Reyes Villaveces, en Casanova, São Paulo, 2022. Cortesía del artista y la galería.

A exposição contempla também um espaço mais orgânico, composto por uma instalação em uma sala coberta com tapumes de madeira rosa. Nela está suspenso do teto uma escultura que reproduz o órgão vestibular do ouvido interno, também conhecido como o nosso órgão sensorial de gravidade.

Assim tece uma genealogia de forças gravitacionais de atração como um confronto de conhecimentos e discursos, sem linearidade ou ontologia. Partilhamos experiências com todo o conjunto de corpos, esta atração que supera barreiras espaciais e temporais. Aquilo que vivemos em conjunto, com outra pessoa, com a natureza, e até mesmo com o universo é a simpatia cósmica existente entre todos os seres e as coisas. Reyes Villaveces abre a pluralidade e as contradições de um fenômeno cósmico, escultórico, espacial, fisiológico e político. Objetos, obras, espaço e espectadores são atraídos uns pelos outros e o artista nos convida a sentir o equilíbrio e a delicadeza desta balança universal; o campo gravitacional é um espaço para ser adentrado.


SANTIAGO REYES VILLAVECES: SIMPATÍA CÓSMICA

Casanova, Alameda Lorena 1257, casa 4 – Jardim Paulista, São Paulo

Del 18 de junio al 23 de julio de 2022

También te puede interesar

Santiago Reyes Villaveces, Ano, 2019, intervención arquitectónica, dimensiones variables. Cortesía del artista e Instituto de Visión, Bogotá

Santiago Reyes Villaveces:lo Bravo y lo Manso

"Lo Bravo y lo Manso" reúne en Instituto de Visión (Bogotá) el más reciente trabajo de Santiago Reyes Villaveces (Colombia, 1986), cuyas preocupaciones giran en torno a temas constantes en el arte como la...

Lydia Okumura:dentro, o Que Existe Fora

Lydia Okumura (Brasil, 1948) es una artista que desafía activamente al público a cuestionar su percepción del espacio a través de esculturas, instalaciones y trabajos sobre papel que borran la línea entre dos y...