Skip to content

ROOTED BEINGS

En una época altamente sensible y crítica en la que como humanos nos replanteamos nuestra relación con las plantas y los hongos, la Wellcome Collection presenta Rooted Beings, una exposición que nos resitúa frente a lo orgánico y lo vegetal como algo mucho más crucial que un simple recurso para el consumo, una herramienta, o incluso decoración.

A medida que la actual crisis ambiental expone las conexiones vitales pero frágiles entre la salud planetaria y la humana, esta exposición -compuesta por obras especialmente comisionadas, así como por especímenes botánicos y piezas históricas-, explora lo que podemos aprender del comportamiento de las plantas mientras repensamos la importancia de estos antiguos, sensibles y complejos seres vivos.

Rooted Beings nos anima a reconsiderar la manera en la que vemos a las plantas y en cómo abrazamos lo salvaje en nuestras vidas, en nuestros paisajes y en nuestros corazones. Su abordaje de la violencia colonial y el conocimiento indígena toma como punto de partida los especímenes botánicos y la información traída desde América Latina a Europa durante las expediciones científicas que se llevaron a cabo en los siglos XVIII y XIX, datos que en parte almacenan los archivos de la Wellcome Collection y el Real Jardín Botánico de Kew.

Este fue un periodo de expansión global del conocimiento, el comercio y la industrialización sin precedentes, que fue posible a expensas de la erradicación de las culturas indígenas y la destrucción de ecosistemas. Dos artistas en esta muestra presentan obras que exigen superar este enfoque instrumental hacia lo vivo, al considerar, en cambio, el rol crucial que cumplen las plantas en nutrir nuestros ecosistemas y nuestra imaginación.

Patricia Domínguez, Mandrake totem, parte de Matrix Vegetal, 2021. Vista de la muestra Rooted Beings, Wellcome Collection, Londres, 2022. Foto: Stephen Pocock.
Mandrake tallado, 1854. Cortesia de Economic Botany Collection, Royal Botanic Gardens, Kew. Foto: Stephen Pocock, 2022.
Patricia Domínguez, Mandrake, 2021, acuarela sobre papel. Cortesia de la artista y Wellcome Collection
Joseca es una artista yanomami que vive en la Amazonía brasileña. Sus dibujos combinan imágenes de espíritus de plantas chamanistas, convocados para restaurar la salud y combatir enfermedades, con escenas de la vida cotidiana en el bosque. Foto: Stephen Pocock

Una de ellas es Patricia Domínguez a través de Matrix Vegetal, una nueva obra producida en colaboración con la Delfina Foundation que une investigaciones experimentales sobre la etnobotánica, las prácticas curativas y la corporatización del bienestar. Su instalación consta de cinco tótems futurísticos que incluyen reproducciones botánicas del acervo de la Wellcome Collection y del Real Jardín Botánico de Kew, dando así voz a las narrativas de violencia y sanación que encarna el material expuesto.

Por su parte, Joseca, artista Yanomami de la selva amazónica, crea dibujos detallados que combinan escenas de la vida diaria en su entorno con imágenes de espíritus de plantas chamánicas invocados para restaurar la salud y luchar contra la enfermedad. Sus dibujos en la colección de la Fondation Cartier pour l’art contemporain, en Paris, ilustran la importancia de los árboles como parte fundamental del ecosistema que sustenta tanto la vida humana como la no humana.

Eduardo Navarro, Photosynthetics, 2021. Foto: Stephen Pocock
Gözde Ilkin colecciona textiles domésticos para crear visiones que rompen los límites entre humanos, animales y plantas. Borda con su madre, haciendo referencia a cómo se transmite el conocimiento. Los tintes se derivan de plantas que tienen funciones en los rituales chamánicos. Foto: Stephen Pocock

De manera simultánea, las instalaciones de Eduardo Navarro, Gözde Ilkin e Ingela Ihrman exploran el tema de la simbiosis y lo que podemos aprender del comportamiento de las plantas junto a nuestra compleja interdependencia con el mundo vegetal. La obra comisionada a Eduardo Navarro, The Photosynthetics, consta de una serie de dibujos en sobres de papel biodegradable que contienen semillas de árboles de plátano de sombra, los cuales -una vez que termine la exposición- serán devueltos al suelo para activar las semillas que contienen dentro. En colaboración con el filósofo Michael Marder, Navarro ha producido una serie de instrucciones para experimentar la exposición desde la perspectiva de una planta, invitándonos a embarcarnos en un viaje hacia la iluminación vegetal.

De Gözde Ilkin se expone As the roots spoke, the cracks deepened, una serie de textiles cosidos a mano que amplían su interés en la inteligencia vegetal y la simbiosis entre especies para crear visiones que trascienden las categorías humana, animal y vegetal. Por otro lado, la obra A Great Seaweed Day de Ingela Ihrman, inspirada por el placer de la artista de nadar en el mar, propone una profunda conexión entre los ecosistemas de los océanos y los cuerpos humanos, toda vez que sus esculturas de algas marinas insinúan una conexión entre la flora de su intestino y la del mar. Ihrman también presenta The Passion Flower, un disfraz activado por la artista en un performance en el que la audiencia poliniza la flor al beber su “néctar” en un acto de intimidad y atracción.

The Inner Ocean: The Passion Flower, de Ingela Ihrman, 2017. Cortesia de Moderna Museet, Estocolmo, y la artista. Foto: Steven Pocock. Cortesia: Wellcome Collection
A Great Seaweed Day, de Ingela Ihrman, está inspirada en Margaret Gatty (1809-1873), una escritora y botánica inglesa. En 1848, pasó un tiempo convaleciente en la costa de Hastings y recolectó una gran cantidad de especímenes de algas. Foto: Stephen Pocock
Se cree que el papiro de Johnson es el fragmento más antiguo existente de una hierba ilustrada utilizada con fines médicos. Esta vista muestra la consuelda, que todavía se valora en la medicina tradicional. Foto: Stephen Pocock

La exposición incluye algunos objetos históricos claves, como un textil del siglo IXX que representa a Jambūdvīpa, el continente central y más pequeño del mundo en la cosmología Jain; ilustraciones de la seminal publicación de John Ernest Weavers The Ecological Relations of Roots; y un papiro egipcio del año 400 d.C., el cual se cree que es el fragmento más antiguo que existe en ilustrar a hierbas con fines médicos.

Finalmente, el tema de lo salvaje nos anima a derrumbar la frontera artificial entre la naturaleza y la cultura para resilvestrar nuestra tierra y nuestras mentes a través de nuevas obras encargadas a Sop y RESOLVE Collective.

Sop presenta The Den 3, una nueva instalación en la cual narra el proceso de construcción de una guarida secreta en un bosque londinense cerca de su casa para refugiarse durante la pandemia de Covid-19. La instalación revela cómo su experiencia con la enfermedad se equilibra con su relación con el bosque, al encontrar consuelo en la longevidad de la naturaleza en contraposición con la fugacidad de nuestras vidas.

Durante la pandemia, Sop tuvo que blindarse. Esta “guarida portátil” les proporcionó acceso a la naturaleza y el refugio simbólico de una guarida cuando no podían salir. Cada hoja está cubierta con un motivo dibujado, dotándolas de un poder transformador. Foto: Stephen Pocock
We Wunt Be Druv / Tings Nuh Run We, de RESOLVE Collective, 2022. En Rooted Beings, Wellcome Collection, 2022. Foto: Stephen Pocock
We Wunt Be Druv / Tings Nuh Run We, de RESOLVE Collective, 2022. En Rooted Beings, Wellcome Collection, 2022. Foto: Stephen Pocock

En colaboración con el Wellcome Collection Youth Programme, De La Warr Pavilion, y el West Dean College of Arts and Conservation, RESOLVE Collective presenta una nueva comisión que adopta la forma de un programa de investigación-acción en el que se invita a los jóvenes a pensar en torno a las ideas de gobernanza, privilegios racializados e historias coloniales en las zonas rurales del Reino Unido.

“Rooted Beings propone un espacio para meditar nuestra relación con el mundo natural y su impacto en el ecosistema, así como en nuestra vivacidad y salud. La exposición es, básicamente, una conjunción de colecciones y proyectos de artistas que nos invitan a embarcarnos en una reflexión meditativa acerca de la vida vegetal y lo que podemos aprender de ella: a estar enraizados y atentos, a ser flexibles y solidarios, para alcanzar la sabiduría vegetal”, dice Bárbara Rodríguez Muñoz, curadora de la exposición.


Rooted Beigns se presenta en la Wellcome Collection (183 Euston Road, Londres) del 24 de marzo al 29 de agosto del 2022. La exposición es curada por Bárbara Rodríguez Muñoz y Emily Sargent y es una colaboración entre la Wellcome Collection y La Casa Encendida de Madrid. Para las comisiones a artistas se han aliado con Delfina Foundation, De la Warr Pavilon y el West Dean College of Arts and Conservation.

La exposición está acompañada del libro This Book is a Plant: How to Grow, Learn and Radically Engage with the Natural World, publicado por Wellcome Collection y la editorial Profile Books.

Traducción por Aracelly Rodríguez

También te puede interesar

COLOR LOCAL

A partir de la reunión de estás obras y documentos, esta muestra busca acercarse a la construcción de una perspectiva sobre la historia del arte reciente y actual bajo una hipótesis de lectura basada...

FEDERICO CANTINI: 0 ES 3

Una serie de bajorrelieves de pequeño tamaño producidos con barro del Río Paraná relata como un cómic las escenas de una noche entre amigos encerrados en un departamento. Una oda a la amistad, con...