Skip to content

ANDRÉS PEREIRA PAZ: ISABEL (IN THE WARMI PACHAKUTI)

En Isabel (in the Warmi Pachakuti) Andrés Pereira Paz (La Paz, 1986. Vive y trabaja en Berlín) toma como punto de partida las historias de vida de las mujeres de su familia –un matriarcado en el que el nombre Isabel ha sido heredado desde hace tres generaciones– para plantear una constelación de cuatro obras que reflexionan en torno al trabajo de sostenimiento de la vida que la pandemia ha puesto en el centro del debate público.

Aunque desde los sesenta el feminismo ha evidenciado que la subvención más importante del capitalismo es el trabajo reproductivo que performan millones de mujeres desde sus hogares, no ha sido hasta la presente crisis sanitaria global que la conciencia sobre su centralidad se extendió al grueso del cuerpo social. Hoy, confrontadxs con la muerte por un virus imprevisible y sistemas de salud colapsados como consecuencia de décadas de políticas de austeridad neoliberal, se hace imprescindible reconocer la imbricación de la vida en el planeta y la necesidad de convertir el cuidado en un proyecto colectivo.

Vista de la exposición “Isabel (in the Warmi Pachakuti)”, en brunand brunand, Berlín, 2021. Foto: Dotgain/GRAYSC. Cortesía del artista y brunand brunand, Berlín
Vista de la exposición “Isabel (in the Warmi Pachakuti)”, en brunand brunand, Berlín, 2021. Foto: Dotgain/GRAYSC. Cortesía del artista y brunand brunand, Berlín

En una conferencia reciente titulada Resistencias, insurgencias y luchas por la vida en tiempos de exterminio[1], la teórica y activista feminista boliviana Silvia Rivera Cusicanqui remarcó la importancia del esfuerzo de las mujeres en la mitigación de los efectos mortales del sistema patriarcal capitalista. Desde el embarazo, pasando por la lactancia, la alimentación, el cuidado de niñxs y ancianxs, entre otras labores mediadas por el amor, las mujeres cotidianamente ponen el cuerpo para preservar la vida. Según Rivera Cusicanqui, esta experiencia histórica, sumada a la ruina moral del sistema económico develada por la pandemia, establecen las condiciones para la llegada de lo que en el mundo andino se conoce como un Warmi Pachakuti. Es decir, un giro ético y epistémico hacia lo femenino, que pondrá a las mujeres y otros cuerpos feminizados en la primera línea de pensamiento y acción en torno a cómo superar esta y futuras crisis.

Las reflexiones de Rivera Cusicanqui forman la columna vertebral del proyecto de Andrés. En Isabel (in the Warmi Pachakuti), el artista reivindica lo natural, lo doméstico y lo biográfico como espacios desde los cuales pronunciarse es más vital y efectivo que nunca. Dos de las obras desmontan los imaginarios que reducen la naturaleza a un recurso económico inerte y sin agencia. El despertar de la naturaleza consiste en una serie de intervenciones sobre la pintura homónima del artista y sindicalista boliviano Arturo Borda. En cuatro copias de la imagen original –que representa a la naturaleza como una mujer desnuda y poderosa despertando–, Andrés ha dibujado distintas configuraciones del humo de la kóa2 que emanan directamente del ombligo de la protagonista. Al poner el foco en el ombligo, el artista rememora tanto la unidad simbiótica con la madre, como el rol fundamental de las mujeres en la continuidad de la existencia.

Andrés Pereira Paz, El despertar de la naturaleza, 2021, 83 x 251 cm. Foto: Dotgain/GRAYSC. Cortesía del artista y brunand brunand, Berlín

Por otro lado, Una propuesta de mural en homenaje al parlamento de las mujeres es una escultura de metal que reproduce las siluetas de dos flores que simbolizan la unión e interculturalidad del pueblo boliviano en diversos símbolos patrios: la kantuta y el patujú. Con la intención de problematizar el sustrato patriarcal y autoritario de las narrativas nacionales, el artista concibió la pieza como una insurrección de las flores, que en esta ocasión se rebelan para rendir homenaje a El parlamento de las mujeres3. Inspirado en El parlamento de los cuerpos –proyecto del filósofo Paul Preciado para la Documenta XIV (2019) en Atenas– El parlamento de las mujeres fue convocado por el colectivo feminista Mujeres Creando frente a la crisis democrática que Bolivia atravesó en el 20194. Mientras las calles de la capital estaban militarizadas, un grupo amplio y diverso de mujeres se reunió a dialogar y plantear acciones concretas para recuperar la paz, evitando que el conflicto político –que ya había escalado al escenario fascista de las armas y la violencia– tomara el control total de la sociedad.

Las otras dos piezas de sustrato autobiográfico visibilizan lo personal como profundamente político. Retrato de Julia es un textil que reproduce la silueta de una escultura que durante años adornó la sala familiar del artista en la ciudad de La Paz. Los elementos que componen la pieza se decidieron en los meses anteriores a la exposición en un diálogo extendido con Julia, trabajadora del hogar de origen aimara que cuidó a Andrés y a sus hermanos durante su infancia. La estrella de David representa su fe evangélica, la estrella de Guamán Poma de Ayala simboliza el mundo indígena; el chuño y la tunta –dos tipos de papa deshidratada que han sido especialmente importantes durante la pandemia–refieren a sus medios de subsistencia. El artista ha pensado la pieza como una reflexión en torno al “complejo del aguayo”5 descrito por Silvia Rivera Cusicanqui, conflicto afectivo experimentado por niñxs de clase media o acomodada latinoamericana, que son criadxs por una mujer indígena, pero que llegada la adultez excluyen de su círculo familiar debido al racismo imperante.

Andrés Pereira Paz, Retrato de Julia, 2021, textil, acero, chuño y tunta (dos tipos de papas deshidratadas), 120 x 92 x 20 cm. Foto: Dotgain/GRAYSC. Cortesía del artista y brunand brunand, Berlín
Vista de la exposición “Isabel (in the Warmi Pachakuti)”, en brunand brunand, Berlín, 2021. Foto: Dotgain/GRAYSC. Cortesía del artista y brunand brunand, Berlín

Finalmente, Isabel (in the Warmi Pachakuti) es un bordado sobre yute de un pulpo adornado con un ojo de vidrio, perlas, papel y cáscaras de pitahaya limón. Tomando como punto de partida metafórico el pulpo —un molusco cuya especificidad es llevar el cerebro en sus tentáculos– la pieza se configura como un homenaje a las múltiples capacidades adaptativas de las “Isabel” de su familia; mujeres que a lo largo de tres generaciones han sabido sacar adelante a su familia y prescindiendo de las figuras paternas en una sociedad abiertamente machista como la boliviana.

Estamos atrapadxs en una red ineludible de reciprocidad. El virus nos ha demostrado que las fronteras del individuo son porosas, que la salud de cada unx depende de la salud de todxs. El reconocimiento de esta interdependencia fisiológica no sólo desafía el ideal del individualismo occidental impuesto por la economía neoliberal, sino que ha evidenciado la urgencia de crear comunidades basadas en el cuidado. Desde perspectivas ritualistas y emocionales más que puramente racionales, en Isabel (in the Warmi Pachakuti) Andrés se pronuncia sobre esta coyuntura rindiendo tributo a la larga historia de las mujeres poniendo la vida al centro y reivindicándola como un pilar de la imaginación política por venir.

Andrés Pereira Paz, Isabel (in the Warmi Pachakuti), 2021, textil, perlas y repisa de madera, 19 x 162 x 62 cm. Foto: Dotgain/GRAYSC. Cortesía del artista y brunand brunand, Berlín
Andrés Pereira Paz, Isabel (in the Warmi Pachakuti), 2021, textil, perlas y repisa de madera, 19 x 162 x 62 cm. Foto: Dotgain/GRAYSC. Cortesía del artista y brunand brunand, Berlín

[1] Se puede ver la conferencia completa en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=VQ08llpL9YM

[2] El humo de la kóa es un ritual de agradecimiento a la Pachamama que se practica en Bolivia.  Consiste en la quema de diferentes elementos como acto de limpieza, curación o simplemente como un medio para elevar los pedidos y agradecimientos a los ancestros.

[3] Ver más acerca de El parlamento de las mujeres en la página web de Mujeres Creando: http://mujerescreando.org/convocatoria-al-parlamento-de-las-mujeres/

[4] La crisis política o Golpe de Estado de 2019 en Bolivia se produjo después de 21 días de protestas civiles contra el gobierno del presidente Evo Morales, a quien un sector de la población acusaba de haber cometido un atropello al postularse a las elecciones generales, en contra de lo decidido por la mayoría de la población en un referéndum constitucional cuyo resultado había rechazado esta posibilidad.

[5] El aguayo es un tejido, hecho a mano, ampliamente utilizado por las mujeres del altiplano de Bolivia y Perú para cargar a los bebes en la espalda mientras se realizan las labores cotidianas.


ANDRÉS PEREIRA PAZ: ISABEL (IN THE WARMI PACHAKUTI)
Curada por Florencia Portocarrero

Brunand Brunand, Eisenbahnstr. 4, Berlín

Del 28 de mayo al 17 de julio de 2021

Florencia Portocarrero

Es investigadora, escritora y curadora independiente. Estudió Psicología Clínica en la Pontificia Universidad Católica del Perú, donde también se recibió como Magíster en Estudios Teóricos en Psicoanálisis. Durante el 2012-2013 participó en el Programa Curatorial de De Appel arts centre, en Ámsterdam, y recientemente culminó el Máster en Teoría del Arte Contemporáneo en la Universidad de Goldsmiths, en Londres. Portocarrero ha contribuido con sus textos sobre arte y cultura en numerosos catálogos y publicaciones. En Lima, es co-fundadora y co-directora del espacio de arte independiente Bisagra y es curadora del programa público de Proyecto AMIL.

Más publicaciones

También te puede interesar

Maximiliano Siñani, Sumaq Urqu, 2019, 6.000 kilos de confeti. Cortesía del artista

MAXIMILIANO SIÑANI: SUMAQ URQU SAGRADO

En su afán por investigar la materia y los significados en torno a la mixtura y Potosí, el artista boliviano Maximiliano Siñani encuentra en su investigación creativa un interés por el Sumaq Urqu. En...

LAS PIEDRAS HABLAN. PAISAJE EN LA BOLIVIA CONTEMPORÁNEA

Santiago Contreras nos plantea una nueva naturaleza, entonces, dispuesta al suicidio que, sin caer en el fatalismo, apunta al final del paradigma antropocénico. En un país donde se están retomando sistemas indígenas de conocimiento,...