Skip to content

ACTIONS OF ART AND SOLIDARITY. 24 OBRAS DEL MSSA EN OSLO

La solidaridad ha vuelto a calar con fuerza en el zeitgeist mundial en la última década. Como noción y praxis, ha impulsado un nuevo pensamiento centrado en contrarrestar las fallas sistémicas y los abusos directos relacionados con el medio ambiente, la economía, la vigilancia, la salud, el género y la raza, entre otros problemas.

En este sentido, la exposición Actions of Art and Solidarity [Acciones de arte y solidaridad], que se presenta hasta el 21 de marzo en Kunstnernes Hus (Casa de los Artistas), en Oslo (Noruega), considera el papel central que juegan los artistas dentro de este cambio histórico en el nuevo milenio, trazando paralelismos con casos sinérgicos del siglo XX.

Curada por Katya García-Antón, directora y curadora en Jefe de Office for Contemporary Art Norway (OCA), la colectiva internacional presenta 76 obras de artistas, colectivos, activistas y pensadores de todo el mundo que han catalizado la solidaridad cultural, sociopolítica y ambiental en distintas geografías y contextos desde la década de los 50 hasta la actualidad. De ellas, 24 pertenecen a la colección del Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA): ejemplares de las arpilleristas chilenas, el imponente textil de Gracia Barrios, Multitud III (1972), y obras de Ernest Pignon-Ernest, Öyvind Fahlström, Claude Lazar, Kjartan Slettemark y Teresa Vila, entre otros, así como material de archivo.

Con una mirada al pasado y hacia el futuro, la exposición presenta a artistas con una extraordinaria capacidad para narrar y generar empatía en torno a los conflictos e injusticias globales fundamentales, y ofrecer imaginarios de cuidado y solidaridad radicales que pueden estimular una posible resolución.

Los casos de estudio incluidos en Actions of Art and Solidarity provienen de cuatro continentes, cubren un período histórico de 70 años, y son el resultado de tres años de investigación, lazos de amistad, alianzas y colaboraciones de OCA con sus participantes.

Solidarity Patchwork (2021), de Astrid e Ingrid Fadnes (Comité Noruego de Solidaridad para América Latina) en “Actions of Art and Solidarity”, Kunstnernes Hus, Oslo, Noruega, 2021. Foto: Vegard Kleven. Cortesía: Kunstnernes Hus/OCA
Detalle de Solidarity Patchwork (2021), de Astrid e Ingrid Fadnes (Comité Noruego de Solidaridad para América Latina). Foto: Ingrid Fadnes
Carolina Caycedo, Mãe das aguas livres I (Mother of the Free Waters I), 2019. Foto: Vegard Kleven. Cortesía: Kunstnernes Hus/OCA
Mural para fábrica socialista (1981), de Beatriz González. Vista de la exposición “Actions of Art and Solidarity”, en Kunstnernes Hus, Oslo, Noruega, 2021. Foto: Vegard Kleven. Cortesía: Kunstnernes Hus/OCA

La sede de la muestra, Kunstnernes Hus, tiene un valor simbólico, ya que la institución es reconocida por su vocación solidaria nacional e internacional. En 1938 acogió al Guernica de Pablo Picasso como parte de su gira internacional en solidaridad con las víctimas de la guerra civil española.

Así, vemos en la exposición una reproducción del Guernica que ha encontrado su camino de regreso a Kunstnernes Hus: Mural para fábrica socialista (1981), de Beatriz González, en la que la artista colombiana explora cómo sería el Guernica si hubiera sido creado en Colombia.

Otra artista colombiana, Carolina Caycedo, aporta una perspectiva indígena y anti-extractivista a través de su obra Mãe das aguas livres I (Madre de las aguas libres I) [2019]. Esta escultura colgante, que la artista llama «cosmotarraya», está ensamblada con redes de pesca artesanales y otros objetos recolectados durante una investigación de campo en comunidades ribereñas de Brasil afectadas por la privatización de sus aguas.

Otros participantes son el colectivo Sahmat, con sede en Delhi, que durante 30 años ha emprendido una movilización artística contra la lucha interreligiosa en la India (con obras de Pushpamala N., Ram Rahman, Inder Salim, Nilima Sheikh, Vivan Sundaram, entre otros); Greenham Common Women’s Peace Camp, que ya cumple dos décadas de manifestaciones antinucleares en el  Reino Unido, donde artistas y ciudadanos innovan en formas no-jerárquicas de protesta y convivencia femeninas y queer (con obras de Tina Keane, Wendy Carrig y otros); testimonios artísticos de la legendaria exposición Artistas palestinos de la OLP en Kunstnernes Hus, realizada en 1981; la colaboración de la artista Heather Dewey-Hagborg con la activista Chelsea Manning; así como obras de Chimurenga y su Estación Espacial Panafricana, Gitte Dæhlin, Maritea Dæhlin, Maria Hupfield, Gavin Jantjes, Bouchra Khalili, Naeem Mohaiemen, Elin Mar Øyen Vistner y Hannah Ryggen.

Algunas obras fueron comisionadas especialmente para la exposición, entre ellas Solidarity Patchwork, una colorida colcha que comunica las historias solidarias de más de 40 años del Comité Noruego de Solidaridad para América Latina. El gran mosaico textil ha sido creado por dos de sus miembros principales, Astrid e Ingrid Fadnes.

Taller 4 Rojo, La lucha es larga, comencemos ya, 1971. Cortesía: Colección MSSA.
Julio Cortázar, À propos de la création du ‘Musée international de la résistance Salvador Allende, Nancy théâtre du Monde, Antenne 2, 1977, 4’6”. Cortesía: Institut national de l’audiovisuel (INA), Francia
Alfredo Portillos, Sin título, 1974. Cortesía: Colección MSSA
Clemencia Lucena, Educación revolucionaria,1976. Cortesía: Colección MSSA

OBRAS DEL MSSA

Luego de un 2020 pasando por la 11ª Bienal de Berlín y de una muestra en el Asia Culture Center en Corea del Sur, el MSSA participa en Actions of Art and Solidarity con un grupo de 24 obras, incluidas 17 de las 20 que fueron exhibidas en Berlín y una copia de exhibición de la obra Bandera del artista brasileño Antonio Dias. Producida por OCA, la gran bandera roja ideada especialmente para el frontis del Museo de la Solidaridad en 1972 se instaló frente al Kunstnernes Hus, y las postales que reproducen su imagen actual en la fachada del MSSA están siendo distribuidas a los visitantes de la exposición en Oslo.

“La inclusión de piezas pertenecientes a la colección del MSSA y de archivos que dan cuenta de sus colaboraciones actuales con otras organizaciones es de primordial importancia para nuestra exhibición, por el valor artístico de las obras y porque la institución es representativa de una nueva propuesta museográfica que desafía a los órdenes hegemónicos y canónicos dentro del campo artístico y cultural”, dice la curadora Katya García-Antón.

En línea con exposiciones pasadas en las que también participó el MSSA, como Southern Constellations (2019) en el Museum of Contemporary Art Metelkova, Ljubljana, Eslovenia, en esta nueva muestra se incluye la mirada de artistas de naciones no-alineadas, cuyo trabajo fue más allá de la división Este-Oeste que polarizó la política global durante la Guerra Fría, y busca extender su mirada más allá de este hecho histórico hasta hoy con nuevas creaciones artísticas.

“Estamos felices de participar en esta muestra y nos enorgullece que el modelo del Museo sea tan reconocido a nivel internacional, lo que significa que nuestro trabajo por investigar, resguardar y difundir nuestro patrimonio va por buen camino. En las circunstancias que estamos viviendo a nivel global, es importante que surja tan fuerte esta necesidad de actuar en solidaridad, que siempre ha estado presente en las artes como un llamado a toda la humanidad. Esta unión que se produce de diálogos, desde distintos puntos del planeta, es un desafío y llama también a decididos compromisos”, dice Claudia Zaldívar, directora del MSSA.

Carpa con estandartes del Colectivo Sahmat (India), en la exposición “Actions of Art and Solidarity”, Kunstnernes Hus, Oslo, Noruega, 2021. Foto: Vegard Kleven. Cortesía: Kunstnernes Hus/OCA
Izq: Heather Dewey-Hagborg y Chelsea E. Manning, Probably Chelsea, 2017. Der: Maria Hupfield, Land Solidarity, 2020. Foto: Vegard Kleven. Cortesía: Kunstnernes Hus/OCA
Antonio Dias, Bandera, 1972, en el frontis de Kunstnernes Hus, Oslo, 2021. Foto: Vegard Kleven. Cortesía: Kunstnernes Hus/OCA

REDES DE CONECTIVIDAD

Actions of Art and Solidarity propone que los imaginarios de solidaridad expresados en obras de arte, y encarnados por acciones artísticas específicas, son siempre el resultado de las prácticas de cuidados lideradas por artistas del pasado y el presente. Además, son esas mismas redes de conectividad personal y empatía creadas por los artistas a lo largo del tiempo, en torno a un tema en particular (en alianza y amistad con ciudadanos y activistas) y configuradas dentro de sus obras de arte solidarias, las que inspiran a la sociedad en general a imaginar la vida de manera diferente y generar una transformación profunda.

El programa público de Actions of Art and Solidarity, creado en conjunto por OCA y Kunstnernes Hus, ofrece proyecciones de cine, diálogos y performances, así como un playlist de canciones solidarias creada por el DJ Elin Már Øyen Vister en colaboración con artistas, investigadores y colaboradores de la exposición.

La curaduría de Katya García-Antón cuenta con el apoyo en investigación y coordinación de Liv Brissach, Itzel Esquivel, Drew Snyder y Aban Raza. La muestra va acompañada de una publicación editada por Katya García-Antón, también con la asistencia editorial de Liv Brissach.

También te puede interesar

Vista de la exposición "Paisajismo Electromagnético", de Elisa Balmaceda y Cristián Espinoza, en la Sala Laboratorio del Parque Cultural de Valparaíso (PCdV), Chile, 2019. Cortesía de los artistas

ELISA BALMACEDA Y CRISTIÁN ESPINOZA. LA INVISIBILIDAD DEL MAL

"Paisajismo electromagnético" funciona, en realidad, como un muestrario de 10 piezas donde se han atesorado algunos elementos definitivos producidos por el contraste irreconciliable hasta ahora entre industria y entorno natural. Estos materiales híbridos, residuos...