Skip to content

ADRIÁN BALSECA: PLANTASIA OIL CO.

“La idea de que el hombre está apartado de la naturaleza,
y que por derecho propio ejerce un tipo de autoridad sobre el mundo natural, ha sido una característica destacada de la doctrina que ha dominado la conciencia ética de la civilización”

William Leiss, The Domination of Nature, 1972

Adrián Balseca (Quito, 1989) estudia las dinámicas extractivistas y sus impactos medioambientales. Muchas de sus propuestas están asociadas a procesos histórico-económicos que han sido relevantes para la consolidación del proyecto desarrollista moderno. Le interesa explorar la relación y las tensiones entre la producción industrial y artesanal, revelando una fascinación con los procesos históricos y la configuración de materiales empleados para la producción de bienes manufacturados. Sus proyectos investigan las nociones de economías emergentes, naturaleza, poder, y memoria social.

Su actual exposición en N24 Galería de Arte, Plantasia Oil Co., presenta un oasis artificial. El espectador podrá adentrarse en un espacio temporal, donde la idea de naturaleza indómita ha sido suplantada por la de una naturaleza domesticada. Un jardín urbano, construido para la galería nos devela, a través de una selección de diversos especímenes florales e industriales (endémicos y trasnacionales), los caminos extractivos de lo que podría ser una historia no natural de la naturaleza. Es el alba del colapso de los mercados petrodependientes.

Adolfo Maldonado / Clínica Ambiental. Letrero de Texaco en la calle González Suárez, Quito, 1992. Cortesía: Archivo Visual Amazónico, 2020.

La muestra está acompañada de una selección de fotografías de la Clínica Ambiental, realizadas entre 1987 y 1992, escogidas para la muestra por el Archivo Visual Amazónico, un espacio virtual creado para integrar, preservar y mostrar imágenes de la Amazonía, a través de diferentes cuerpos fotográficos. Los archivos compilados dan cuenta del avance de las industrias extractivas, los diferentes frentes de colonización, las catástrofes ambientales, las luchas y las resistencias locales, así como los paisajes que muestran la diversidad de este territorio. Este acervo contiene diferentes esfuerzos realizados por organizaciones ecologistas, de derechos humanos o de desarrollo que han retratado aspectos de la historia amazónica y que constituyen importantes documentos de memoria que nos interesa sean difundidos como parte de la crítica a la civilización del petróleo.

En la muestra de Balseca, este registro aporta un marco contextual sobre la catástrofe socio ambiental que se vive en territorios Amazónicos de Ecuador desde finales de la década de los sesenta, como consecuencia de la extracción de petróleo por parte de empresas trasnacionales.

Adrián Balseca, Plantasia Oil Co., 2021. Vista de la instalación en N24 Galería de Arte, Quito, 2021. Foto: Alexander Alcocer / N24 Galería de Arte
Adrián Balseca, Jardín I (Plantasia Oil Co.) [detalle], 2021. Vista de la instalación en N24 Galería de Arte, Quito, 2021. Foto: Martina Alvarez Orska
Adrián Balseca, Jardín I (Plantasia Oil Co.) [detalle], 2021. Vista de la instalación en N24 Galería de Arte, Quito, 2021. Foto: Martina Alvarez Orska
Adrián Balseca, Orquídea Oncidium amarilla sobre tarro Texaco Aircraft Aviation Hydraulic Oil 15, parte de Jardín I (Plantasia Oil Co.), 2021. Foto: Martina Alvarez Orska

Según un texto de Collective Rewilding, laboratorio curatorial integrado por Sara Garzón, Ameli Klein y Sabina Oroshi, Plantasia Oil Co. «ofrece la idea del jardín como una heterotopía que crece entre los desechos, producto de la misma economía del petróleo que ha construido la ciudad como monumento de la modernidad. Como espacio heterotópico, el jardín de Balseca presenta tanto una visión distópica de la destrucción moderna, como un viso de la capacidad de la naturaleza de reconstituirse, de manera que enfatiza las muchas contradicciones de nuestra relación con ella. Dado que el ethos moderno está en evidente declive, su crisis de larga data requiere de nuevas formas de relacionalidad y compromiso con lo natural, formas que pueden originarse en el jardín personal mientras ayudan a redefinir los límites entre lo humano y lo no-humano. Como explica Foucault, las heterotopías son lugares que cuestionan los espacios normativos del desarrollo urbano; estos sitios, sin embargo, no son simplemente espacios de resistencia, sino son, también, infinitos y llenos de contradicción. A pesar de que muchos lugares pueden ser considerados como heterotopías, la precariedad actual de la ciudad ha transformado los jardines particulares en sitios de alivio dentro de la también invasiva vida doméstica.

La colección de plantas nativas amazónicas que conforman esta instalación no pretende emular el interés botánico de renombrados arquitectos y diseñadores paisajistas modernos de alentar el ethos modernista; más bien, el artista los trae para reasilvestrar los pedazos de metal, hojalata y desechos que el petromodernismo ha dejado atrás. Plantadas en envases de lubricantes, pesticidas y solventes de limpieza de transnacionales como Texaco, Shell, Chevron , Gulf Oil, Mobil, o la local Petroecuador, este jardín crece como una forma de reclamo frente a la deforestación, contaminación y el extractivismo que ha destruido a la Amazonía. Más aún, el plantar caucho, balsa, cacao, cedro, coca, guayusa y otros recursos explotados en la cuenca del Amazonas, llama a reflexionar sobre la idea misma de la naturaleza tropical como un mero tropo de modernismo en el sur global. Retando a la idea de la naturaleza tropical como un recurso, como imagen, o como estereotipo, Plantasia Oil Co. expone la posibilidad de tolerancia y prosperidad de múltiples especies, mientras visualizamos y encarnamos las ruinas petromodernistas».

Adolfo Maldonado / Clínica Ambiental. Proyección de diapositivas, c. 1987 – 1992. Cortesía: Archivo Visual Amazónico, 2020. Registro fotográfico: Martina Alvarez Orska.
Adolfo Maldonado / Clínica Ambiental. Piscina de residuos reparada, Chone 1, Lago Agrio, Sucumbíos, c. 1987 – 1992. Cortesía: Archivo Visual Amazónico, 2020.
Adrián Balseca, Archivo de libros de explotación petrolera. Colección personal de Adrián Balseca y Germánico Salgado, 2021. Foto: Alexander Alcocer / N24 Galería de Arte

Durante la apertura, la artista Martina Miño Pérez, presentó la instalación comestible B I T T E R: Paisaje local, una serie de destilados de hierbas amazónicas que, al igual que nuestro paisaje visible, encarnan un proceso de extracción irreversible. Estas selvas líquidas maceradas son creadas a partir de varias de las mismas plantas del jardín de Balseca y se convierten en bebidas digestivas que nos sumergen en el tenso, especiado, complejo y penetrante sabor de un territorio híbrido en constante disputa.


ADRIÁN BALSECA: PLANTASIA OIL CO.

N24 Galería de Arte, Isabel la Católica N24-274 y Galavis, Quito, Ecuador

Del 19 de enero al 11 de febrero de 2021

También te puede interesar

«DIST/ANSIAS». TRABAJAJAJAR

Terminal Ediciones (Ecuador) ha convocado a Artishock para curar una serie de publicaciones dentro de la serie "Distansias", para la cual la directora de esta revista, Alejandra Villasmil, ha invitado a los artistas y...