Skip to content

HACER AMANECER

ESCUCHA, SUENA LA PACIENCIA (JUBÁRUA, YADIKO)

.

Yo no sabía qué desconocida era la paciencia.

Yo no sabía qué sanadora era la paciencia.

De esta forma queríamos llegar, trasnochar y hacer amanecer.

Mananaiyi, mananaiyi kai daiikabi.

Mananaiyi, mananaiyi kai daiikabi.

Yo no sabía qué saludable era la serenidad.

Yo no sabía qué sanador era el silencio.

De esta forma queríamos llegar, trasnochar y hacer amanecer.

Mananaiyi, mananaiyi kai daiikabi.

Mananaiyi, mananaiyi kai daiikabi.

Tú, a quien nombramos Fiedamona,

aprende qué conmovedora es la paciencia.

Aprende qué protectora es la serenidad.

De esta forma queríamos llegar, trasnochar y hacer amanecer.

Mananaiyi, mananaiyi kai daiikabi.

Mananaiyi, mananaiyi kai daiikabi.

.

Selnich Vivas Hurtado

Abɨna ñue onóiyeza: Sei doch Leib // Sé cuerpo en territorio.

Obras de Luz Lizarazo, 2019, mixta sobre papel. En Liberia, Bogotá, 2020. Foto: Sebastián Bright.

Según un Glosario Amazónico, “Hacer amanecer” es una expresión derivada de la actividad ceremonial de “mambear coca” y que consiste en llevar “la palabra del tabaco” a la realidad. Una “palabra” ritual que habla de la búsqueda de la “abundancia” basándose en la unidad y la sabiduría del pensamiento que reposa en los/las ancianos (as) y autoridades tradicionales. En ese sentido, para los indígenas que se identifican como “gente de centro”, la “palabra” ritual es más que un segmento del discurso. Es en realidad un complejo simbólico almacenado en su tradición oral. Ellos la consideran como una mezcla de enunciación-acción en la cual las cosas narradas deben corresponder con las cosas que se hacen en la vida cotidiana. Es una definición moral pero a la vez pragmática. Es norma y acción al mismo tiempo (García, 2008).

Entre la “gente de centro” toda actividad debe tener un comienzo y un final (una apertura y un cierre). Lo anterior, porque toda actividad debe ser planeada, curada y ofrecida al creador para su buen término. De igual forma, debe ser cerrada, analizando y corrigiendo lo realizado, agradeciendo y ofreciendo los logros al creador, para cumplir con la Palabra de “hacerlo amanecer” (Acosta, et al, 2008).

Tal como la “palabra” lo indica, “Hacer amanecer” marca un final, pero también un comienzo de este espacio expositivo que ha albergado cuatro años de programación continua. Tal como lo hace “la gente de centro”, nuestra actividad ha sido planeada, curada y ofrecida para su buen término. Bajo este ritual de nueve artistas en medio de la selva Amazónica, agradecemos los logros y cerramos con broche de oro. Amanecerá y haremos.

.

María Camila Montalvo Senior

Directora de LIBERIA central contemporánea

Jorge Julián Aristizábal, Serie dentro y fuera, 1998, óleo sobre fórmica, 66 x 52 cm. Foto: Sebastián Bright. Cortesía: Liberia
Miguel Cárdenas, Máscara, 2020, yeso, madera, icopor, pintura, fique, 120 x 34 x 12 cms. Foto: Sebastián Bright.
Benjamín Jacanamijoy, Kindi kuku chundur/ Colibrí de la raíz de animal mítico, 2018, acrílico sobre tallado en madera, 50 cm x 17 cm. Foto: Sebastián Bright.
Felipe Villegas, parte de la serie fotográfica Araracuara, 2011. Registro de sala: Sebastián Bright.

HACER AMANECER

Curaduría: María Elvira Molano, María Camila Montalvo Senior

Artistas: Fabián Moreno, Confucio Hernández Makuritofe, Benjamín Jacanamijoy, Luz Lizarazo, Camila Pizano, Miguel Cárdenas, Iván Hurtado, Jorge Julián Aristizábal, Felipe Villegas.

Compartir

También te puede interesar

Vista de la exposición "Alegoría del miedo/Bogotá", de Rivane Neuenschwander, en NC-arte, Bogotá, 2018. Foto: Oscar Monsalve. Cortesía: NC-arte

RIVANE NEUENSCHWANDER: ALEGORÍA DEL MIEDO/BOGOTÁ

NC-arte, en Bogotá, presentó hasta el pasado 22 de septiembre "Alegoría del Miedo", un proyecto expositivo de la artista brasileña Rivane Neuenschwander (Belo Horizonte, 1967) que explora la idea de miedo, encarando esa emoción desde...

Beatriz Olano:alteridad

Las piezas que conforman esta exposición de Beatriz Olano en la galería nueveochenta de Bogotá se nos presentan como una serie de reflexiones, bellas y sutiles, sobre la manera en que el ser humano...

Vista de la exposición “Formas caídas”, de Alia Farid, en NC-arte, Bogotá, 2018. Cortesía de NC-arte

FORMAS CAÍDAS, UN PROYECTO DE ALIA FARID

"Formas caídas", de la artista kuwaití y puertorriqueña Alia Farid (1985), explora una correlación entre el adoctrinamiento y las estructuras hegemónicas prevalecientes en los Estados árabes del Golfo. A raíz de las dinámicas de...