Skip to content

MARIA LAI: LOS DIARIOS DEL ALMA

Maria Lai (Ulassai, 1919 – Cardedu, 2013) fue una de las voces más destacadas del arte contemporáneo italiano que, con mucha antelación a las últimas investigaciones del arte relacional, concibió un lenguaje globalizado que conjuga sensibilidad y tradiciones locales. Su investigación se centra en el interés, más actual que nunca, en la dialéctica entre individuo y comunidad, y se ofrece como una posible solución al conflicto entre la identidad individual y la acción pública.

Desde el 14 de marzo, en la sala 1 del MUNTREF Centro de Arte Contemporáneo para la Diversidad Cultural, Sede Hotel de Inmigrantes, en Buenos Aires, se presenta la exposición Los diarios del alma, que con la curaduría de Bartolomeo Pietromarchi y Luigia Lonardelli se centra en su segundo periodo, es decir, en obras producidas a partir de la década de 1960, años en los que la artista dejó de pintar y dibujar como acostumbraba para comenzar a experimentar con materiales como la lana, las telas y la madera.

Esta muestra, que también cuenta con el apoyo de la Embajada de Italia en Argentina y que fue producida conjuntamente entre el MUNTREF y el MAXXI, reúne más de 100 trabajos de la artista, y tiene como objetivo reivindicar la trayectoria de una figura clave del arte conceptual italiano tanto por las propuestas performáticas como por su relación con las prácticas domésticas tradicionales, particularmente los textiles y la cuestión de género.

Maria Lai, Sin título, 1991, hilo, tela, 18 x 16 cm. Colección privada. Foto: Giorgio Dettori. Cortesía: © Archivio Maria Lai by SIAE 2020
Maria Lai, Sin título, 1991, hilo, tela, 18 x 16 cm. Colección privada. Foto: Giorgio Dettori. Cortesía: © Archivio Maria Lai by SIAE 2020

MARIA LAI: LOS DIARIOS DEL ALMA

Por Bartolomeo Pietromarchi y Luigia Lonardelli

Un viaje a través del mundo de Maria Lai a partir de los años 60, cuando la artista cambió decisivamente la dirección de su actividad. El itinerario de la exposición no se despliega en orden cronológico, sino que se centra en constantes referencias cruzadas y entrelazamientos entre cada una de las obras, como un gran patrón tejido sobre la base de la experiencia del arte. La selección de las obras –fruto de la creatividad íntima y cotidiana y por ello a veces sin título– rinde homenaje a una investigación a menudo interrumpida, para luego volver, en algunos casos después de muchos años, a discusiones aparentemente aplazadas.

La muestra incluye una selección de Telares, un grupo de obras que, a partir de mediados de la década de 1960, involucró a Maria Lai en su investigación de materiales cotidianos, ya sea recuperados o derivados de la tradición sarda, concebidos como un alejamiento de la artista de la fase anterior que se inspiró más claramente en el Modernismo. En los telares, el hilo comienza a aparecer como un elemento preponderante, como material y concepto de la obra en forma simultánea. De la misma manera que la vida y la investigación de la artista están atravesadas por el deseo de unir elementos distantes, la obra es un «hilo» de conexión que puede volver a coser el significado de las cosas. El telar une esta reflexión con la de la urdimbre: un esquema básico sobre el que elaborar infinitas variaciones.

Maria Lai, Maria Pietra, 1991, hilo, tela, 35 x 32 cm. Colección privada. Foto: Giorgio Dettori. Cortesía: © Archivio Maria Lai by SIAE 2020
Maria Lai, Maria Pietra, 1991, hilo, tela, 35 x 32 cm. Colección privada. Foto: Giorgio Dettori. Cortesía: © Archivio Maria Lai by SIAE 2020

En los Cuentos de hadas cosidos la artista vuelve a cuestionar el potencial de la imaginación como base de todo proceso de aprendizaje y conocimiento. Como dijo Maria Lai en 1994, subrayando la distancia entre esta investigación y el entorno del niño, «el arte es un juego de adultos», una invitación a reexaminar las propias inseguridades y a volver a poner en juego las posibilidades creativas que ya no se recuerdan. A principios de los años 80, Maria Lai concibió las primeras obras que seguiría realizando hasta los años 90 en paralelo con sus Libros hilvanados. Gracias a una relectura de cuentos populares sardos o de los que ella misma inventó, la artista desarrolló un mundo de personajes que viven en situaciones y aventuras complejas, encontrando finalmente un camino definitivo hacia la salvación.

The Sewn Books (Los libros cosidos) describe la especial aptitud de Lai para concebir la creatividad como un tipo de don y de relación con las personas cercanas a ella, ya sea su relación emocional o intelectual, o si estas figuras son poetas o filósofos con los que se siente conectada. Esto explica la presencia en los títulos de Los Libros cosidos de citas de los textos y poemas favoritos de la artista, así como la práctica de ofrecer estas obras como regalos, nacidos de la intimidad doméstica de una relación cotidiana con el material del que están hechos. Los escritos imitados por el hilo remiten a la imaginación de la prealfabetización y la infancia, y son un medio de reflexión sobre la experiencia personal de la artista y sobre los procesos de elaboración colectiva que subyacen a las formas de conocimiento escrito.

Maria Lai, Sin título, 1989, hilo, tela, 180 x 238 cm. Colección MAXXI. Foto: Giorgio Benni. Cortesía Fondazione MAXXI - ©Archivio Maria Lai by SIAE 2020
Maria Lai, Sin título, 1989, hilo, tela, 180 x 238 cm. Colección MAXXI. Foto: Giorgio Benni. Cortesía Fondazione MAXXI – ©Archivio Maria Lai by SIAE 2020

Las obras reunidas aquí son a menudo el fruto de una producción a medio camino entre la acción creadora inconsciente y el deseo de hacer anónimo el objeto artístico. Son la prueba de un paisaje interior que ve el acto creativo como una forma de vincularse con la gente y las cosas que rodean a la artista. Terracota, arena, tela, hilos, pan, terciopelo, esmalte y temperas, todo ello combinado con materiales encontrados y recuperados, contribuyen a crear una sinfonía personal de materiales y técnicas que, con una mirada aguda e icónica, ponen en duda el reconocimiento de las formas más elementales.

La investigación en torno a las obras llamadas Geografías comenzó a finales de la década de 1970 y fue llevada a cabo por Lai en las décadas siguientes. En este proyecto, la mirada hacia otro lado es un estímulo adicional para su práctica artística. Estas obras, que a menudo se realizan en contraste con fondos oscuros o claros, parecen invitar al espectador a descubrir otros mundos y a inventar nuevas cosmogonías. La huella del hilo en estas obras se convierte en la línea de referencia astronómica o el camino de un viaje imaginario; al mismo tiempo, sugiere la posibilidad de unir planetas distantes, que emergen casi imperceptiblemente de los fondos de las Geografías como para enfatizar su distancia astral.

La necesidad de recoger elementos distantes en el tiempo y en el espacio –un deseo siempre presente en la investigación de la artista– encuentra aquí una dimensión ulterior en la evolución de la propia identidad, a partir de la relación con el otro. Mapas, pergaminos, formas geométricas alusivas a estrellas aún desconocidas hablan de universos lejanos, pero a los que tal vez se pueda llegar con la imaginación.

Maria Lai, Legarsi alla montagna, 1981, marcador sobre impresión fotográfica de Piero Berengo Gardin, 16 piezas de 40 x 35 x 3 cm c/u. Colección privada. Cortesía: © Archivio Maria Lai by SIAE 2020
Maria Lai, Legarsi alla montagna, 1981, marcador sobre impresión fotográfica de Piero Berengo Gardin, 16 piezas de 40 x 35 x 3 cm c/u. Colección privada. Cortesía: © Archivio Maria Lai by SIAE 2020

Maria Lai concibió muchas intervenciones para el espacio público y acciones colectivas en las últimas décadas de su investigación, empezando por Legarsi alla montagna . En 1981, la artista regresó a su lugar de nacimiento, la ciudad de Ulassai, e invitó a la comunidad local a trabajar juntos para crear una obra colectiva a gran escala que volviera a unir los vínculos interpersonales y los inconscientes y ancestrales entre el tejido urbano y el territorio circundante.

Durante esta acción comunitaria en un lugar específico inspirada en una antigua leyenda local, la artista, con la ayuda de los habitantes del pueblo, ató un lazo azul a todas las casas de la montaña que dominaba Ulassai. En un principio, la iniciativa fue aceptada sólo después de que se estableciera un código que indicara claramente las relaciones entre los vecinos. Un nudo entre las casas significaba amistad, la ausencia de un nudo, rivalidad, y si se agregaba un pan, amor. La acción comenzó en la Piazza Barigau, lugar de encuentro de las fiestas de la ciudad, donde se cortaron trece piezas de tela de jean y se volvieron a coser para hacer la cinta necesaria para todas las calles de la ciudad. Después de atar todas las casas, tres montañeros llevaron la cinta al Monte Tisiddu y la ataron a la cima de la montaña. La acción fue registrada en un vídeo realizado por el director Tonino Casula así como en algunas fotografías tomadas por el fotógrafo Piero Berengo Gardin, que luego fueron retocadas por el artista con un rotulador azul.

Maria Lai, Sin título, 1994, hilo, madera, tela, témpera, 126 x 112 x 6 cm. Colección privada. Foto: Studio Vandrash. Cortesía: © Archivio Maria Lai by SIAE 2020
Maria Lai, Sin título, 1994, hilo, madera, tela, témpera, 126 x 112 x 6 cm. Colección privada. Foto: Studio Vandrash. Cortesía: © Archivio Maria Lai by SIAE 2020
Maria Lai, Sin título, 1994, témpera, terracota, 26 x 16 x 7,5 cm. Colección privada. Foto: Giorgio Dettori. Cortesía: © Archivio Maria Lai by SIAE 2020
Maria Lai, Sin título, 1994, témpera, terracota, 26 x 16 x 7,5 cm. Colección privada. Foto: Giorgio Dettori. Cortesía: © Archivio Maria Lai by SIAE 2020

MARIA LAI: LOS DIARIOS DEL ALMA

MUNTREF – Centro de Arte Contemporáneo para la Diversidad Cultural, Sede Hotel de Inmigrantes, Av. Antártida Argentina (entre Dirección Nacional de Migraciones y Buquebus), Puerto Madero, Buenos Aires.

Desde el 14 de marzo de 2020

También te puede interesar

Vista de la exposición "Aún aprendo", de Jonathan Baldock, en La Casa Encendida, Madrid, 2021. Foto: Bego Solis

JONATHAN BALDOCK: AÚN APRENDO

Jonathan Baldock presenta un escenario imaginado y situado en otro espacio-tiempo desde el que recuperar la habilidad de conectarnos con los elementos, de sincronizarnos de nuevo con el entorno natural y, por extensión, con...

TEJIDO SOCIAL: ARTE TEXTIL Y COMPROMISO POLÍTICO

La exposición "Tejido social: Arte textil y compromiso político" reúne en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA), en Santiago, setenta obras textiles que han sido producidas o donadas en apoyo a causas...

ANNI ALBERS EN MÉXICO

El Museo Jumex presenta una exposición que explora la forma en la que los viajes de Anni Albers (Alemania, 1899 – EEUU, 1994) a México influenciaron su trabajo en diferentes campos, además de esbozar...