Skip to content

AURORA NOREÑA: EL QUE NACE TEPALCATE

Por Daniel Garza Usabiaga

El que nace tepalcate es el título de la exposición de Aurora Noreña en ArtSpaceMexico, que reúne un grupo de trabajos que se desprenden de una serie de investigaciones sobre el tráfico de bienes culturales. Específicamente, estos proyectos se centran en el tráfico internacional ilícito de piezas de arte mesoamericano, así como en la colección reunida por el contrabandista de origen costarricense Leonardo Patterson. Este acervo, que destaca por la calidad de sus piezas, salió a la luz en 1996 con la exhibición La cultura en el tiempo: América prehispánica, que se presentó en Santiago de Compostela, en España. A partir de esa fecha, el gobierno mexicano ha tratado (y fallado en gran medida) el reclamo de casi 700 piezas propias del territorio nacional que son parte de la colección Patterson.

Fue a partir de uno de estos reclamos fallidos que Noreña conoció y se interesó en tal colección que actualmente se encuentra en bodega en París. Patterson publicó en el año 2000 un catálogo de su acervo, coordinado por Domingo Cuesta (Pre-Hispanic America: Time & Culture), mismo que no se encuentra disponible en México en ninguna biblioteca pública. La artista encontró en España una copia de la publicación y comenzó una serie de trabajos que operan, en sus palabras, como una “repatriación simbólica”. Su propuesta inició seleccionando una pieza del acervo de Patterson, proveniente del actual territorio mexicano: una vasija de barro trípode de la cultura Mixteca. Esta singular cerámica cuenta con un diseño policromado estilo códice y destaca, particularmente, por la solución de sus tres patas a manera de serpientes. La cerámica también es singular por su vasija atípica, de forma ondulada. Estas cuestiones, sin duda, estuvieron en juego en la selección por parte de la artista, quien la recreó a través de una síntesis con alta fidelidad formal a través de la escultura.

Aurora Noreña. Parte de la muestra "El que nace tepalcate", en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista
Aurora Noreña. Parte de la muestra «El que nace tepalcate», en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista
Aurora Noreña. Parte de la muestra "El que nace tepalcate", en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista
Aurora Noreña. Parte de la muestra «El que nace tepalcate», en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista
Aurora Noreña. Parte de la muestra "El que nace tepalcate", en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista
Aurora Noreña. Parte de la muestra «El que nace tepalcate», en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista

Para producir la escultura, la artista realizó un modelado e impresión 3D de la cerámica a partir de su imagen publicada en el catálogo de la colección de Patterson. Con este modelo, Noreña exploró la escala y construyó marcos de metal que son revestidos mediante un tejido hecho con cordones de plástico de diferentes colores. Estos marcos y tejidos son los que dan forma a esta escultura suave y en tensión. Como es sabido, los cordones de plástico son utilizados en distintas artes tradicionales y diseños locales, como sucede, de manera emblemática, con la conocida Silla Acapulco. La artista parece situar en línea la apropiación de este tipo de diseños nacionales a escala global con el tema del pillaje cultural y patrimonial presente en el caso de Patterson. Más aún, la intención detrás de la recreación de estas piezas prehispánicas, a través de las esculturas, no es producir réplicas exactas (científicas) sino operar de manera simbólica. Su presencia llena el hueco de una efectiva repatriación al mismo tiempo que da visibilidad al fenómeno amplio del tráfico de objetos prehispánicos fuera del país. Además de la vasija trípode mixteca, Noreña ha reproducido otras obras del acervo de Patterson pertenecientes a las culturas de Colima y Nayarit (Occidente de México), Teotihuacán, e incluso de culturas de Costa Rica. Todas las piezas seleccionadas cuentan con distintivos rasgos formales que son revisitados por la artista en sus esculturas tejidas con cordones de plástico.

Aurora Noreña. Parte de la muestra "El que nace tepalcate", en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista
Aurora Noreña. Parte de la muestra «El que nace tepalcate», en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista
Aurora Noreña. Parte de la muestra "El que nace tepalcate", en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista
Aurora Noreña. Parte de la muestra «El que nace tepalcate», en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista
Aurora Noreña. Parte de la muestra "El que nace tepalcate", en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista
Aurora Noreña. Parte de la muestra «El que nace tepalcate», en ArtSpaceMexico, Ciudad de México, 2020. Cortesía de la artista

También te puede interesar

Yvonne Venegas, Desde la línea (Casa Mujer), 2003, impresión digital sobre papel, 48,5 x 60,5 cm. Ed. 5 + AP. Cortesía: Travesía Cuatro, Madrid

LA LENGUA EN LOS OJOS

[...] Lo que cada una de estas ocho artistas mexicanas comienza como un gesto de exploración individual de la sexualidad femenina, de los orígenes, de los márgenes, en torno a las vidas de las...

Vista de la exposición "Hipercapnia", de Adán Vallecillo, en DiabloRosso, Ciudad de Panamá, 2019. Foto: Roy Cal

ADÁN VALLECILLO: HIPERCAPNIA

La exposición que presenta actualmente Adán Vallecillo (Danlí, Honduras, 1977) en DiabloRosso parte de un proyecto que se inicia en la Ciudad de Panamá con su participación allí en la Residencia LARA, en 2017,...