Skip to content

CHARLOTTE POSENENSKE. EL ARTE COMO MERCANCÍA DE SIGNIFICADO TRANSITORIO

Tras presentarse en el Dia:Beacon de Nueva York, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) acoge la primera gran muestra monográfica en España de la artista alemana Charlotte Posenenske, quien utilizando materiales de construcción, la repetición seriada y la fabricación industrial desarrolló una forma de minimalismo de producción masiva que respondía a las preocupaciones sociales recogidas en su Manifiesto, publicado en 1968.

Charlotte Posenenske: Work in Progress recorre la evolución de la práctica de la artista desde los primeros experimentos con la creación de marcas y texturas, sus primeros dibujos y pinturas, hasta las esculturas modulares de fabricación industrial producidas en serie que los consumidores montan o disponen a su antojo, pasando por el período de transición de los relieves murales en aluminio. La exposición en el MACBA incluye además una nueva producción de Drehflügel Series E, una obra basada en los dibujos de la artista que no se produjo durante su vida. 

Comisariada por Jessica Morgan, Nathalie de Gunzburg (directora, Dia Art Foundation) y Alexis Lowry (curadora, Dia Art Foundation), esta retrospectiva constituye la exploración más minuciosa de la obra de Posenenske que se ha realizado desde su muerte y recupera el legado de la artista como una voz crítica y clarividente en el mundo del arte contemporáneo.

Vista de la exposición "Charlotte Posenenske: Work in Progress", en el MACBA, Barcelona, España, 2019. Foto: Miquel Coll
Vista de la exposición "Charlotte Posenenske: Work in Progress", en el MACBA, Barcelona, España, 2019. Foto: Miquel Coll
Vista de la exposición "Charlotte Posenenske: Work in Progress", en el MACBA, Barcelona, España, 2019. Foto: Miquel Coll

Charlotte Posenenske: Work in Progress profundiza en la práctica de esta artista alemana entre los años 1956 y 1968, breve pero intenso período en el que se dedicó a la creación artística. Posenenske (Wiesbaden, 1930 – Frankfurt 1985) nació como Liselotte Henriette Mayer, en el seno de una familia judía. Estudió en la Academia Estatal de Bellas Artes de Stuttgart con Willi Baumeister, quien la introdujo en el movimiento moderno y el constructivismo soviético.

La obra de Posenenske oscila entre el minimalismo y el conceptualismo, el arte participativo y el performance, la práctica social y la crítica institucional. La artista desarrolló una forma de minimalismo de producción masiva que respondía a las preocupaciones sociales y económicas de su época, evitando el mercado del arte y rechazando las jerarquías formales y culturales convencionales. Sus esculturas modulares permitían al «consumidor» ‒comisario de exposición, espectador o propietario‒ decidir y cambiar la configuración de la instalación según sus preferencias, lo que suponía renunciar a parte de la autoría de la artista y abrir la obra a los demás.

En una declaración de principios en forma de manifiesto que publicó en Art International en 1968, Posenenske afirmaba: «Las cosas que hago son cambiables, lo más sencillas posible, reproducibles. Son componentes de un espacio porque asemejan elementos de construcción, pueden distribuirse siempre en nuevas combinaciones o posiciones, alterando así el espacio. Esas alteraciones son obra del consumidor, que de este modo participa una y otra vez en el proceso de creación».

Esta apertura se reflejaba también en el hecho de que Posenenske pretendía que sus obras fueran replicables y no las restringía a una edición limitada. Además, dinamitaba el imperativo económico del mercado del arte poniéndolas en venta al precio de su coste material. Según ella, «aunque el desarrollo formal del arte ha ido progresando cada vez más rápido, su función social ha ido en retroceso. El arte es una mercancía de significado transitorio, el mercado es diminuto, y el prestigio y los precios se incrementan cuanto menos cotidiano es el material. Es difícil para mí asumir el hecho de que el arte no puede contribuir en nada a resolver los problemas sociales más urgentes».

Vista de la exposición "Charlotte Posenenske: Work in Progress", en el MACBA, Barcelona, España, 2019. Foto: Miquel Coll

Para Posenenske la arquitectura fue un referente importante, no solo por la influencia que ejerció en su obra, sino también por los proyectos arquitectónicos en los que colaboró tanto al principio como al final de su carrera artística. En la exposición se muestra parte de la documentación de las intervenciones y propuestas para proyectos arquitectónicos de la artista.

La creciente implicación de Posenenske en el campo de la arquitectura se hace evidente en los diagramas para un corpus de obras de la Serie E concebido en 1967-1968, pero que no llegó a realizarse en vida de la artista: Raumteiler, como se ha denominado póstumamente, o divisiones. Para esta exposición, se ha producido la pieza Serie E Grosser Raumteiler (Serie E Tabiques móviles), consistente en dos tabiques adosados a las paredes en ángulo recto que pueden cerrarse formando un cubo. Se invita al público a interactuar moviendo los tabiques para reconfigurar el espacio de la sala.

Aunque Posensenke mantuvo una intensa actividad expositiva durante los años en que expuso como artista ‒junto con artistas como Hanne Darboven, Donald Judd y Sol LeWitt‒, su contribución al discurso del minimalismo y el conceptualismo sigue siendo poco conocida. Pese a que muchos de estos artistas minimalistas de la época compartían con Posensenke la idea de delegar la fabricación de la obra, ninguno se resistió tanto como ella al principio de singularidad que sigue rigiendo en el mercado del arte. La artista usa el serialismo –aquí concebido como un sistema estructural abierto– para introducir la indeterminación en la presentación de su obra y para delegar radicalmente la acción compositiva a los consumidores.

En 1968, decepcionada con los límites del arte, Posenenske abandonó su carrera artística para dedicarse a la sociología, especializándose en el estudio del trabajo y la producción industrial.

Vista de la exposición "Charlotte Posenenske: Work in Progress", en el MACBA, Barcelona, España, 2019. Foto: Miquel Coll

Charlotte Posenenske: Work in Progress se podrá ver en el MACBA hasta el 8 de marzo del 2020. Tras su paso por el MACBA, itinerará por otros museos europeos: Kunstsammlung Nordrhein-Westfalen Düsseldorf (4 de abril –2 de agosto de 2020) y Mudam Luxembourg – Musée d’Art Moderne Grand-Duc Jean (2 de octubre de 2020 – 10 de enero de 2021).

Compartir

También te puede interesar

Erika Verzutti, Witch, 2018, bronce, piedras y arcilla polimérica, 45 x 59 x 10 cm. Edición de 3 + 2 PA. Cortesía: Andrew Kreps Gallery

Erika Verzutti:ex Gurus

Andrew Kreps Gallery, en Nueva York, presenta "Ex Gurus", una exposición del nuevo trabajo de Erika Verzutti (São Paulo, 1971) en el que explora la tensión entre la representación y la abstracción. Inspirándose en...