Skip to content

DIMENSIÓN DESCONOCIDA. OTROS RELATOS DEL CARIBE

Por La Usurpadora (María Isabel Rueda – Mario Alberto Llanos)

Parte del programa de investigación de La Usurpadora se enfoca en la recuperación de artistas del Caribe colombiano que han sido relevantes para la escena del arte tanto regional como nacional, pero que por diferentes motivos no han sido tomados en cuenta o estudiados a profundidad y, por consiguiente, han pasado al olvido.

Desde la década del sesenta hasta comienzo de los años noventa en la región del Caribe colombiano se desarrolló una escena artística muy activa, experimental, incluso pionera en algunos aspectos de lo que la modernidad propuso dentro del campo artístico nacional. Estas generaciones consolidaron un aparato artístico muy completo que incluyó críticos, investigadores, espacios alternativos y galerías. Hoy en día, gran parte de ese aparato cultural ha desaparecido y las nuevas generaciones de artistas desconocen en su gran mayoría los procesos que se venían llevando a cabo en la región, creándose un vacío temporal entre ambas generaciones.

Esta versión del Salón Regional de Artistas, que hemos llamado La Dimensión Desconocida: Otros Relatos del Caribe, tiene como eje central el uso de la teoría del Agujero de Gusano [1] -también conocida como Puente de Einstein-Rosen– para crear una apertura hipotética de un agujero espacio-temporal entre el punto A que constituye el momento clave en la construcción de esa escena fértil y experimental del arte del Caribe, y el punto B, que es el momento actual en el que nos encontramos.

A partir del desplazamiento temporal en el que nos adentramos, hemos creado una paradoja espacio-temporal, un relato de una realidad alternativa a la que conocemos hoy en día, donde estos diferentes procesos llevados a cabo en esas décadas que fueron olvidados, interrumpidos, censurados y/o no publicados son actualizados a través del puente que une ambos puntos distantes.

Los ejes propuestos dentro de la muestra son el resultado de las fisuras que se han encontrado en el Agujero de Gusano, que tiene como función principal crear un puente intergeneracional, que teje un pasado, presente y futuro dentro de un mismo espacio físico como parte de la historia del arte de la región que no se ha contado. Estos ejes se han identificado a través de los diferentes viajes y encuentros con los artistas, y de cierta manera reúnen, pero no catalogan, los intereses y problemáticas del grupo de artistas que hemos seleccionado para esta versión del salón. Asimismo, funcionan como un mecanismo de lectura tanto conceptual como espacial.

Esta investigación no es una lectura actual de lo que es la región; es, en última instancia, un diagnóstico del futuro y de cómo puede llegar a ser leída la región Caribe.

 


[1] Un Agujero de Gusano es un pasaje teórico/práctico a través del espacio-tiempo que pretende crear accesos directos. No es realmente una forma de retroceder en el tiempo, es un atajo para que algo que está muy lejos este mucho más cerca.

Vista de 16° Salón Regional de Artistas, "La Dimensión Desconocida: Otros Relatos del Caribe", en el antiguo Edificio Coltabaco, Barranquilla, Colombia, 2018. Foto cortesía de La Usurpadora

EJES DE LA EXPOSICIÓN

Hacia otro lugar reúne un grupo de artistas que trabajan la construcción de otros paisajes, a través de gestos que los transforman y deconstruyen en espacios íntimos, utópicos o fantásticos. Establecen relaciones con el paisaje que los rodea o en el que habitan, y cuestionan cómo estos influyen en la construcción de su propia definición, entendiéndolo como un lugar de continua transformación, resultado de los distintos procesos políticos, económicos o medioambientales.

Acá se incluye la serie Las Niágaras (1994), de Roberto Obregón (Barranquilla, 1946 – Tarma, Venezuela, 2003), que estuvo destinada a convertirse desde un principio en la serie más ambiciosa de toda su producción artística. Una obra que se centra en sus vínculos afectivos y culturales más cercanos, y que hace público su universo autobiográfico.

Una de las artistas mujeres referentes del Caribe colombiano, la barranquillera Sara Modiano (1951-2010), está también presente en este apartado de la muestra con su obra Tumba para el arte (Cenotafio) [1982], presentada por primera vez en la IV Bienal de Medellín. La instalación consistió en una planta rectangular elevada a 1,90 metros del suelo, en un área de 7 x 9 metros, con cinco escalones en descenso que invitaban al público al encuentro con la muerte. Hecha a la medida de la artista -haciendo alusión a los sarcófagos hechos a la medida-, en su interior hay tres espacios separados: uno para su cuerpo físico, otro para su espíritu y el tercero para su “yo” total. Los trabajos de Sara Modiano eran la manifestación física, espiritual y formal de los procesos humanos, un continuo esfuerzo de encontrar la manera de representar y proyectar su ser interior, construyendo la desintegración del cuerpo físico, vaticinando en muchas de sus obras la experiencia de la muerte.

Sara Modiano, Tumba para el arte (Cenotafio), 1982, instalación con 5000 ladrillos, versión de 3 m2. Foto cortesía: La Usurpadora
Jessica Mitrani (al frente) y Roberto Obregón (al fondo). Vista de 16° Salón Regional de Artistas, "La Dimensión Desconocida: Otros Relatos del Caribe", en el antiguo Edificio Coltabaco, Barranquilla, Colombia, 2018. Foto cortesía de La Usurpadora

Homo Sensorium agrupa a artistas que trabajan con relatos e imágenes que parten de la ficción entremezclándose, en algunos casos, con los saberes ancestrales provenientes de las distintas etnias indígenas de la región Caribe, creando un nuevo orden territorial y otras formas de vida que nos cuestionan lo que hoy significa ser humano. Cinthya Espitia presenta Cómo encajar un cuerpo en un metro cuadrado (2017), una instalación interactiva que busca indagar sobre las relaciones entre el cuerpo y el espacio.  En el suelo se demarca un cuadrado de 1m x 1m en donde el público puede interactuar; un instructivo en la pared invita a solucionar la pregunta que formula el título de la obra. El espectador participa en ella intentando encajar su cuerpo dentro de la zona delimitada. Las limitaciones del espacio se convierten en metáfora de nuestras estructuras de pensamiento y de la forma en que éstas restringen nuestras acciones; asimismo, las posiciones corporales se convierten en posturas y visiones de lo que conocemos como realidad.

Por su parte, Giulliano Cavalli muestra Chamanes urbanos (La transformación) [2017], un video performance a cinco canales que parte de la contemplación y el aprendizaje de aspectos de conocimiento tradicional, la creación de un punto de vista propio y la utilización del video como una waira para construir fantasías de las culturas indígenas. Alguna acciones o performance de este proyecto son desarrolladas a partir de gestos y movimientos corporales que el artista recopiló de distintas ceremonias propias de estos pueblos indígenas.

La barranquillera Mariana Vera presenta su instalación Meridiano 82 (2016-2017), que consiste en 16 boyas de volúmenes de diferentes diámetros obtenidas en medio de viajes náuticos realizados junto a pescadores de Providencia, a lo largo del Meridiano 82, línea imaginaria que divide las aguas internacionales disputadas por Colombia y Nicaragua, y que ha generado un conflicto internacional que afecta de manera directa la pesca artesanal, sustento de muchas familias del archipiélago. Esta instalación se plantea como una crítica a las políticas internacionales del gobierno colombiano en relación con el territorio y el abandono que tiene sometido a la población de las islas. Asimismo, se plantea como un ejercicio espacial formalizando los limites imaginarios propuestos por la humanidad.

Giulliano Cavalli, Chamanes urbanos (La transformación) [2017]. Vista de 16° Salón Regional de Artistas, "La Dimensión Desconocida: Otros Relatos del Caribe", en el antiguo Edificio Coltabaco, Barranquilla, Colombia, 2018. Foto cortesía de La Usurpadora
Celso Castro, Alacena, 1990, alginato y yeso, 120 x 130 x 25 cm. Foto cortesía de La Usurpadora.
Xavier de Maria y Campos, Maku, 1969 – presente, mural y proyección de fotografías, 18 min. Foto cortesía de La Usurpadora

Apolíticas del Cuerpo presenta un grupo de artistas que abordan la representación de la multiplicidad de los géneros, cómo estos se entienden de una forma crítica, de resistencia y disenso en la comunidad que habitan, apelando a sus deseos y fantasías más ocultas. En Alacena (1990), de Celso Castro, el artista cuestiona el tabú de cada individuo en relación con su sexualidad. Cada pieza/pene ubicada en la alacena es el testimonio tangible, la historia de vida del encuentro de un individuo con el artista.

Aquí también se incluye la obra Maku (1969 – presente), de Xavier de Maria y Campos, una proyección de cincuenta retratos del archivo fotográfico que tiene de su esposa, la gestora cultural, diseñadora y escritora Maku Lignarolo (Barranquilla), y que corresponden al momento en que vivieron en Barranquilla. Tras haberse conocido en Londres y decidir estar juntos, empezaron a trabajar en colaboración. Un primer plan para conseguir los medios para asentarse y empezar una vida juntos fue el que Maku participara en el concurso de belleza Miss Atlántico, que derivó en la corona de Miss Colombia en 1971.

Más adelante, Producciones MAKU, taller de moda, los ubicó en la escena creativa de Colombia y Barranquilla entre los años 1972-1980, en donde estuvieron relacionados con la escena cultural del momento. El deterioro de la calidad vida determinada por la violencia los llevó a tomar la decisión de emprender un nuevo proyecto de vida en México, que se concretó en un proyecto social-comunitario artesanal de diseño al que llamaron La Casa del Arcoíris. Xavier, tiempo después, solía organizar presentaciones de diapositivas en su casa para amigos, mostrando fotos de su archivo y sus proyectos artísticos. Es así como se dieron a conocer los retratos de Maku y lograron ser expuestos como un tema en sí dentro de la obra de Xavier. MAKU es una historia de amor contada a través de las fotos familiares del artista.

Publicaciones en el 16° Salón Regional de Artistas, "La Dimensión Desconocida: Otros Relatos del Caribe", en el antiguo Edificio Coltabaco, Barranquilla, Colombia, 2018. Foto cortesía de La Usurpadora

PUBLICACIONES Y SIMPOSIO

El proyecto incluye un compendio de publicaciones que parte del interés de La Usurpadora por los proyectos editoriales en el Caribe colombiano dentro del marco del 16° Salón Regional de Artistas. Fundamentales para el fortalecimiento de un pensamiento crítico, estas publicaciones se convierten en testimonios necesarios para la construcción de los procesos y pensamientos que se producen en la escena artística de la región.

El eje editorial dentro del 16° SRA promueve la creación de proyectos que, en cierta medida, ayudan a documentar y aumentar la bibliografía de artistas y autores provenientes del Caribe colombiano, ante la escasez de material para investigación y consulta que existe actualmente en la región.

Se incluyen publicaciones de Clara Valencia, Carlos Vergara, Daniel de la Hoz, Eduardo Hernández, Gustavo Turizo, José Covo, Julián Chams, Julián Sánchez, Juliet Sarmiento, Martha Amorocho, María Rangel, Sandra de la Cruz.

También como parte del programa, entre el 19 y 20 de octubre se realizó el Simposio Dimensión Desconocida. Otros relatos del Caribe, dirigido por Julián Sánchez y con la participación de Sasha Dees (Holanda/Curazao), Yina Jiménez (República Dominicana), Nicole Smyhe-Johnson (Jamaica), Pablo León de la Barra (México/Brasil), Pablo Guardiola (Puerto Rico) e Isabel Cristina Ramírez (Colombia).

Monica Gontovnik, Detrás de la puerta, 1995 – 1997, registro de performance. Foto cortesía de La Usurpadora

DIMENSIÓN DESCONOCIDA. OTROS RELATOS DEL CARIBE

Artistas: Linda Montoya, Dylan Altamiranda, Lorena Gullo, Rosa Navarro, Roberto Obregón, Alexandra Gelis, José Luis Quessep, Julieta María, Oscar Leone, Sara Modiano, Cinthya Espitia, Aurea María Oliveira, Mariana Vera, Alexa Cuesta, José Luis Palmar, Jorge Luis Serrano, Giulliano Cavalli, Jorge Mario Suárez, Adalberto Calvo, Jairo Tamara, Mónica Gontovnik, Lisette Urquijo, Muriel Angulo, Martha Amorocho, Celso Castro, Humberto Navarro, Jessica Mitrani.

Artistas invitados: Antonio Caro, Xavier de Maria y Campos

Antiguo Edificio Coltabaco, Cra 50 con Calle 40, Barranquilla, Colombia

Del 18 de octubre al 20 de noviembre de 2018

También te puede interesar

Vista de la exposición “Estudios Comparados de Paisaje”, de Alberto Baraya, en Galeria Nara Roesler, Río de Janeiro, 2018. Foto: ©Pat Kilgore. Cortesía del artista y Galeria Nara Roesler

Alberto Baraya:estudios Comparados de Paisaje

Alberto Baraya (Bogotá, 1968) es un artista-viajero que investiga territorios para crear poéticas ficticias sobre el poder y los resquicios del colonialismo, cuestionando tanto el impulso de controlar el mundo por medio del acto...

Rene Peña (Cuba), Sin título, 1994, fotografía. Cortesía: Museo de Antioquia

89 Noches.descolonizando la Sexualidad y la Oscuridad

El Museo de Antioquia, en Medellín, presentó hasta el pasado 27 de agosto “89 noches. Descolonizando la sexualidad y la oscuridad”, una exposición colectiva que analiza las múltiples relaciones entre la sexualidad y la...