Skip to content

MUERE EL POETA, TEÓRICO Y ARTISTA VISUAL RONALD KAY

Ronald Kay (Alemania, 1941 – Chile, 2017), poeta, teórico del arte, filósofo, escritor, gestor y figura fundamental de la vida intelectual de la segunda mitad del siglo XX en Chile, falleció este jueves 21 de septiembre, en su casa en Santiago, tras librar la batalla contra el cáncer.

Autor de textos seminales sobre las artes visuales, como Del espacio de acá: señales para una mirada americana (1980), a propósito de la pintura y la gráfica del artista chileno Eugenio Dittborn, y editor de la mítica revista Manuscritos, la primera publicada en Chile tras el golpe militar, Kay dejó un importante legado para la cultura y las artes visuales chilenas.

Su libro Deep Freeze, escrito en los años 60 y publicado en el 2000, refleja su manera de crear y pensar, una obra que interroga frontalmente a la teoría y la práctica de la literatura. Su intelectualidad también rozó las relaciones entre el lenguaje, la escritura y la impresión como elementos generadores de significados.

En el periodo posterior al Golpe Militar, Ronald Kay fue parte del grupo de intelectuales, escritores y artistas del Departamento de Estudios Humanísticos de la Universidad de Chile, un oasis académico que protegió el trabajo intelectual y de creación en un período de intervención en los espacios universitarios. En ese contexto, editó la revista Manuscritos en 1975, que constituyó un gesto de subsistencia en medio de las adversidades, y se convirtió en un punto de referencia para las publicaciones y la producción crítica de las artes visuales, instaurando un modelo editorial que integraba discurso gráfico y textual.

En 1976 inició junto a Catalina Parra -hija del poeta chileno Nicanor Parra– y Eugenio Dittborn una serie de publicaciones semi-artesanales bajo la marca V.I.S.U.A.L, referidas a las exposiciones que organizaron en Galería Época, entre las que se contó la del artista alemán Wolf Vostell. Estas muestras fueron claves para las artes visuales chilenas, trayendo consigo un cambio de perspectiva formal y crítica que venía a enfrentar la catástrofe de sentido producto del Golpe en los distintos niveles de la sociedad.

La publicación de su libro Del espacio de acá en 1980, junto a la de Cuerpo correccional de Nelly Richard, marca la consolidación de una escena artística formada en las nuevas circunstancias históricas. Junto a otros autores, delimitó un campo de prácticas en las artes visuales que creó sus propias condiciones de validación, guardando independencia con respecto a la oficialidad cultural del régimen militar y a las debilitadas orgánicas partidarias de la oposición. Fueron prácticas críticas que mantuvieron una posición equidistante a las estructuras de poder y señalaron una salida desde el campo cultural.

Kay estuvo casado con Catalina Parra. En 1980 conoció a la bailarina, coreógrafa y directora alemana Pina Bausch, de quien enviudó en 2009. Tuvieron un hijo, Rolf (1981). Actualmente se encontraba trabajando para participar en la 13° Bienal de Artes Mediales de Chile, con Homenaje al homenaje – Monumento a Pedro Aguirre Cerda, a partir del libro que confeccionó en conjunto con el Consejo de Monumentos y que relata este capítulo del arte en Chile.

Ronald Kay es bautizado por Neptuno al cruzar a los 6 años el ecuador atlántico en 1947 / Traduce El origen de la obra de arte (1968) / Beuys le lava los pies en Basilea (1972) / Es catalogado por Piero Montebruno como el eslabón perdido de la poesía chilena / Raúl Bruna fue su amigo desde 1947 cuando el azar quiso que se encontraran en la calle / En La Carpa de La Reina (1968) baila cueca con Clarisa Sandoval / Fue Sho-Dan en el Hombu-Doyo de Tokyo y Tudi en la familia Wu de Shangai / Body & Soul fue una de sus obsesiones / 1992 Devuelve la cadena que acreditaba a Hubert Fichte ante la Corte de Dahomey a la Casa das Minas de São Luiz de Maranhão / Según el calendario maya fue mono azul magnético / Ha dejado de existir en el plano terrenal el 21 de septiembre del 2017, cuando el sol en virgo comienza a recibir el equinoccio.

También te puede interesar

Juan Pablo Langlois (1936-2019).in Memoriam

Su obra fue la más bella y hermosa, una columna triunfal de panes y ángeles pobres donde relampaguean -eternas- las notas de la inocencia y el rigor auténtico del artista que hizo del arte...

León Ferrari. Retrato

EL QUERIDO, MI MUY QUERIDO LEÓN

León nos deja una obra desmesurada, exacerbadamente bella y la caricia de su mirada. La extraña mezcla entre la capacidad de pensar el mundo y el instante. Los que conocimos a León poseemos y...