Skip to content

PRIMERA GRAN MUESTRA DE GORDON MATTA-CLARK EN FRANCIA EN MÁS DE 20 AÑOS

Galerie Marian Goodman presenta la primera gran exposición del trabajo de Gordon Matta-Clark en Francia en más de dos décadas. Una selección excepcional de fotografías, collages fotográficos, dibujos y filmes testimonia la diversidad y riqueza de las obras de una leyenda de vanguardia de los años 70.

La formación de arquitecto de Gordon Matta-Clark (1943-1978) ejerció una influencia crucial en su obra: a finales de los años sesenta desafió las convenciones de su disciplina mientras examinaba su relación con la escultura. Comenzó a producir sus primeros performances arquitectónicos en espacios interiores, antes de ampliar su práctica y reflexión sobre la «estructura» y considerar cada lugar como un objeto. Los cortes de edificaciones de Matta-Clark le permitieron repensar la noción de espacio, la función del artista operando en la esfera pública y, en última instancia, crear obras efímeras sin construir ni añadir elementos.

«Siento mi trabajo íntimamente con el proceso como una forma de teatro en la cual la actividad de trabajo y los cambios estructurales en y dentro del edificio son performance. También incluyo una interpretación libre del movimiento como gesto, tanto metafórico como escultórico y social en mi sentido del teatro, con sólo la audiencia más incidental: un acto continuo para el transeúnte, así como el sitio de construcción proporcionan un escenario para peatones ocupados en tránsito» [1].

Vista de la exposición de Gordon Matta-Clark en Galerie Marian Goodman, París, 2016. Cortesía de la galería
Vista de la exposición de Gordon Matta-Clark en Galerie Marian Goodman, París, 2016. Cortesía de la galería
Vista de la exposición de Gordon Matta-Clark en Galerie Marian Goodman, París, 2016. Cortesía de la galería
Vista de la exposición de Gordon Matta-Clark en Galerie Marian Goodman, París, 2016. Cortesía de la galería
Vista de la exposición de Gordon Matta-Clark en Galerie Marian Goodman, París, 2016. Cortesía de la galería

La fotografía, las películas y los dibujos de Matta-Clark fueron infundidos e informados por su visión conceptual única. Sus dibujos cortados, como A W-Hole House (Four Corners) eran a menudo estudios para proyectos arquitectónicos. Menos conocida es la práctica regular del artista de dibujar,  que se mantuvo constante a lo largo de su corta pero prolífica carrera. Matta-Clark dejó numerosos cuadernos de bocetos, descubiertos después de su muerte. Cada uno está lleno de dibujos ejecutados rápidamente que persiguen un motivo específico -reminiscentes de la práctica surrealista del dibujo automático-, mientras que el movimiento sostenido de la mano trae a la mente el acto de bailar. Mostrados por primera vez en Francia, Arrows (cuaderno), Energy Forms (cuaderno) y Energy Rooms (cuaderno) registran direcciones, flujos de energía y circulaciones dentro de un espacio dado, respectivamente.

Vista de la exposición de Gordon Matta-Clark en Galerie Marian Goodman, París, 2016. Cortesía de la galería
Vista de la exposición de Gordon Matta-Clark en Galerie Marian Goodman, París, 2016. Cortesía de la galería

En París, una ciudad con la que tenía una conexión personal y donde residía periódicamente, Matta-Clark completó dos grandes proyectos que ocupan un lugar central en la exposición.

Una escultura negativa, Conical Intersect, concebida para la Bienal de París en septiembre de 1975, fue ejecutada en la rue Beaubourg en dos edificios adyacentes del siglo XVII destinados a la demolición justo cuando el Centro Pompidou estaba en construcción y el distrito de Les Halles estaba siendo modernizado. A lo largo de varias semanas, mientras los parisinos lo veían hipnotizados, Matta-Clark y su equipo recortaron un óculo de cuatro metros de diámetro en la cara norte del edificio, que luego se convirtió en la base de un cono hueco que desciende hacia el centro de la estructura. Una película epónima y muchas fotografías, montajes y collages fotográficos -de los que se exhibe una selección en la exposición- son los vestigios de esta intervención «son et lumière».

Filmada en 1977, Sous-sols de Paris testimonia un cambio en los intereses de Matta-Clark hacia fundaciones y espacios subterráneos que, según él, capturaron mejor la imaginación colectiva. Seis grabados fotográficos, raramente expuestos y reunidos para la exposición, tejen una narrativa visual de los diferentes estratos arqueológicos y arquitectónicos en varios lugares de la capital francesa. Una película en 16mm ofrece una visita guiada subterránea con el artista y cuenta las historias y leyendas de lugares enterrados y a menudo olvidados, como la cripta de Notre-Dame, las catacumbas de Denfert-Rochereau, los pasadizos de la Ópera Garnier y la cripta del convento carmelita de la rue Saint-Jacques.

 

Vista de la exposición de Gordon Matta-Clark en Galerie Marian Goodman, París, 2016. Cortesía de la galería

La ciudad natal de Matta-Clark, Nueva York, era el terreno primario del artista para la experimentación y una fuente de inspiración. Fue uno de los primeros artistas de su generación que se interesó por la cultura y el ambiente urbanos, y mientras exploraba el sur del Bronx fotografió secciones de pared que mostraban vestigios de decoración interior (Walls, 1972). El graffiti, en ese momento todavía emergente y sin embargo subversivo, fue también un tema recurrente capturado tanto por sus fotografías en blanco y negro como coloreadas a mano. Graffiti Photoglyph (1973) es un montaje fotográfico de casi nueve metros de longitud coloreado con pintura en aerosol.

Dos películas rodadas en Nueva York completan la exposición. Day’s End (1975) documenta la creación de un «templo de sol y agua», uno de los proyectos más ambiciosos y majestuosos de Matta-Clark. Es una intervención en los restos de la arquitectura industrial del siglo XIX construida sobre un muelle del río Hudson a lo largo del West Side de Manhattan. Este proyecto implicó cortar el exterior de metal corrugado y tallar el suelo para permitir que la luz del sol penetrara y fluyera dentro. City Slivers (1976), por otra parte, es una obra que destaca en su filmografía: es una película estética y experimental que muestra imágenes fragmentadas de una ciudad en movimiento vistas como si fuera a través de un ojo de cerradura.

En Estados Unidos, la primera retrospectiva de la obra de Gordon Matta-Clark se celebró en el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago, en 1985. En Europa, fue el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), en Valencia, España, el que acogió una segunda gran exhibición en 1992. La más reciente retrospectiva en Francia, celebrada en el Museo Cantini de Marsella, tuvo lugar en 1993, mientras que en los Estados Unidos, el Museo Whitney de Arte Americano organizó una en 2007. El Museo del Bronx, en Nueva York, está actualmente preparando una gran exposición para septiembre de 2017.


[1] Gordon Matta-Clark, “Gordon Matta-Clark’s Building Dissections, An Interview by Donald Wall”, publicado originalmente en Arts Magazine, Mayo de 1976, e incluido en Gloria Moure, ed., Gordon Matta-Clark, Works and Collected Writings (Barcelona: Ediciones Poligrafa, 2006).

Vista de la exposición de Gordon Matta-Clark en Galerie Marian Goodman, París, 2016. Cortesía de la galería

GORDON MATTA-CLARK

Galerie Marian Goodman, París

Hasta el 19 de enero de 2017

También te puede interesar

Le Corbusier en su oficina ©Fondation Le Corbusier

LE CORBUSIER Y EL SUR DE AMÉRICA

A cincuenta años de su muerte, el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) de Santiago celebra la trayectoria del arquitecto más influyente del siglo XX, al explorar doce proyectos que dan cuenta de su relación...