Skip to content

Retrospectiva de Graciela Sacco en Colombia

La obra de Graciela Sacco es poética y universal. Habla de tránsitos, migraciones, exilios y conflictos sociales, de las batallas cotidianas que libran los hombres del común por encontrar su lugar en el mundo. Sacco, heredera de los movimientos conceptualistas del arte argentino, ha hecho de la luz y la sombra su materia prima, al desarrollar diversas técnicas de impresión fotosensible que le permiten grabar imágenes en soportes inusitados, desde muros y maderas hasta cometas y chucharas.

Entre el 9 de julio y el 5 de octubre de 2015, el Museo de Arte del Banco de la República presenta Nada está dónde se cree…, una muestra retrospectiva de Graciela Sacco curada por la investigadora Diana B. Wechsler que revisa la carrera de esta artista, al tiempo que redefine las obras y propone nuevas lecturas desde el montaje que se preparó especialmente para Bogotá.

4

Graciela Sacco, Retrato, de la serie Tensión admisible, 2010 / 2014, impresión digital en cuchillo y fuente de luz. Foto: Norberto Puzzolo – Marius Estudio, Buenos Aires. © Graciela Sacco. Cortesía: MUNTREF

Nada está dónde se cree… se presentó originalmente en el Hotel de Inmigrantes de Buenos Aires, sitio donde actualmente funciona el Museo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero —MUNTREF—. Este espacio histórico, cargado de presencias fantasmales, se concibió como un elemento clave de la exposición, como un detonante de nuevos sentidos que propiciaron en los espectadores lecturas nuevas y diversas.

10 (1)

Graciela Sacco, Sombras del sur y del norte, 2002, placas de acrílico impresas con fotoserigrafía. Colección Banco de la República, Colombia. © Graciela Sacco. Cortesía: MUNTREF

El reto en Bogotá es menor. Curatorialmente, esta reposición de la muestra busca apropiarse del espacio arquitectónico del Museo de Arte del Banco de la República y de algunas zonas aledañas a él para crear un relato igualmente potente a partir de las obras de Graciela Sacco.

“Elegir este espacio implica, de algún modo, redefinir su trabajo desde el sitio y, viceversa, señalar el sitio con la obra de Sacco. Esta exposición ‘antológica/sitio específico’ —quizás un nuevo formato curatorial— emerge de una selección de obras llevada a cabo para esta muestra y, a su vez, del rediseño de unas y la emergencia de otras que sorprenderán al público por primera vez”, explica Diana B. Wechsler.

2 (1)

Graciela Sacco, Migrantes de la serie M2, 2009 / 2014, fotografía en cajas backlight, 100 x 100 x 15 c/u. Foto: Norberto Puzzolo – Marius Estudio, Buenos Aires. © Graciela Sacco. Cortesía: MUNTREF

3 (1)

Graciela Sacco, El otro lado, de la serie Tensión admisible, 2011/2013, fotografía en cajas backlight con persianas. Foto: Norberto Puzzolo – Marius Estudio, Buenos Aires. © Graciela Sacco. Cortesía: MUNTREF

Reconocida como una de las artistas contemporáneas más importantes de Argentina, Graciela Sacco (Rosario, 1956) ganó reconocimiento internacional con participaciones recurrentes en bienales como las de São Paulo (1996), Mercosur (1997), La Habana (1997/2000), México (2000), Venecia (2001) y Shanghái (2004).

Su obra se fundamenta en profundas investigaciones teóricas y prácticas, especialmente sobre los movimientos artísticos conceptualistas y las producciones de arte múltiple de su país, de donde “hereda” dos preocupaciones predominantes: el interés por vincular el arte y la vida, y una continua reflexión sobre el lugar del arte frente a la sociedad contemporánea.

En sus instalaciones, Graciela Sacco utiliza imágenes que extrae de los medios de comunicación: protestas, gritos y hombres en pie de lucha, que no toma como eventos aislados, sino como arquetipos universales. En este sentido no se trata de imágenes documentales, sino de acciones simbólicas que junto a la luz, el tiempo y el espacio -los otros elementos clave de su obra-, se tornan en experimentos ópticos que conmemoran, desde el arte, el sufrimiento de su tiempo.

9 (1)

Graciela Sacco, Matorral, de la serie Cuerpo a cuerpo,1996 / 2014, incrustación fotográfica en madera, 200 x 700 cm. Foto: Norberto Puzzolo – Marius Estudio, Buenos Aires. © Graciela Sacco. Cortesía: MUNTREF

En palabras de la curadora, “la obra de Graciela Sacco ha rondado los tránsitos, las migraciones, los exilios y la conflictividad social; en suma, las distintas batallas cotidianas por encontrar un lugar en el mundo”. Su trabajo se nutre de gestos y fragmentos del cuerpo que, instalados en lugares públicos y espacios de tránsito, cuestionan la condición del hombre en las ciudades contemporáneas.

Así, en Bocanada presenta bocas impresas en carteles que instala en las calles, aludiendo simultáneamente a los problemas de hambre y subalimentación de los sectores sociales marginados, como también al grito como reclamación colectiva. En Entre nosotros instala imágenes de ojos entre espacios arquitectónicos, formulando encuentros desconcertantes que sugieren los mecanismos de vigilancia. Los hombres que corren para alcanzar el tren en la obra cinética Fueron al norte para llegar al sur expresan su deseo de escape para transformar sus vidas. En las obras de la serie M2 construye espacios en los que el espectador puede sentir experiencias de encierro o desplazamiento. En sus instalaciones con sombras o impresiones sobre tablones de madera involucra al visitante entre manifestaciones populares de alguna ciudad o filas de personas esperando algún trámite. Mediante la fragmentación de la imagen la artista reflexiona sobre la pérdida de individualidad y el modo como las utopías, deseos y luchas se excluyen de la historia.

7 (1)

Graciela Sacco, Bocanada,1993, instalación de mesa con incrustación fotográfica, estampillas y tenedor. Foto: Norberto Puzzolo – Marius Estudio, Buenos Aires. © Graciela Sacco. Cortesía: MUNTREF

1 (1)

Graciela Sacco, Esperando a los bárbaros (detalle), 1995/2015, instalación de video y maderas encontradas. Foto: Norberto Puzzolo – Marius Estudio, Buenos Aires. © Graciela Sacco. Cortesía: MUNTREF

También te puede interesar

Acción de los días, de Verónica Meloni. Vista de la acción en la Avenida San Juan, frente al Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, 2020. Fotos: Julián Bongiovanni y Jorge Vidal

VERÓNICA MELONI: ACCIÓN DE LOS DÍAS

Invitada por el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires para elaborar una performance específica durante el contexto de la reapertura, Verónica Meloni (Córdoba, 1974) propone señalar en el espacio público el valor de...

GABRIELA GOLDER: ESCENAS DE TRABAJO

Hasta el 30 de diciembre de 2020, la artista argentina Gabriela Golder presenta en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago una videoinstalación en 12 pantallas que resignifica la obra de Guillermo Facio...