Skip to content

CEREMONIA DEL PAN Y LAS CENIZAS. EN HOMENAJE A VÍCTOR GRIPPO

Este doble ritual, en homenaje a la vida y obra del artista argentino Víctor Grippo, culmina un periodo de celebración de tres grandes muestras retrospectivas que, bajo el título Transformación, fueron dedicadas al artista entre 2013 y 2015, en CGAC, Santiago de Compostela, España;  MUAC, México DF, y Biblioteca Luis Ángel Arango en Bogotá, Colombia.

Los restos del artista descansan en La Habana desde 2004, según su voluntad. Nidia Olmos de Grippo afirma que quiso que sus cenizas quedaran para siempre en Cuba, como acto último integrador de su experiencia humana, fundiéndose simbólicamente con el pueblo cubano en un gesto coherente de admiración y amor. Así, este 17 de junio se procederá a situar una placa con su nombre para marcar este lugar en la Necrópolis Colón, en el Panteón de los Trabajadores de la Cultura.

Victor-Grippo-Horno-de-pan2

Víctor Grippo, Construcción de un horno popular para hacer pan, 1972, registro de acción. Colección Castagnino+macro, Argentina

En 1972, Víctor Grippo participa en Buenos Aires en la muestra Arte e Ideología, CAYC al aire libre, que tiene lugar en la céntrica Plaza Roberto Arlt, donde presenta la obra Construcción de un horno popular para hacer pan, llevada a cabo en colaboración con el artista Jorge Gamarra y el artesano Rossi. Grippo se sitúa en una clave antiretórica, silenciosa y simbólica, en la que invoca la idea de Comunidad, al repartir el pan entre los transeúntes, como un regalo. El pan y la rosa cobran un nivel de equivalencia similar en el delicado sistema de analogías y oposiciones que conforma la obra, ambos poseen un valor vital de permanencia y transformación, que se opone e interáctua con el valor de lo inerte en el plomo, que simboliza la muerte.

Pan, cenizas, muerte… y vida. ¿Cual de los dos conseguirá transformar al otro?,“rosificar el plomo o plomificar la rosa” se pregunta el autor.

El Horno dura tan sólo un día; en su momento fue censurado y destruido. El documento fotográfico de su autoría es el único testimonio que perdura.  Grippo la describe así:

Intención: Trasladar un objeto conocido en un determinado entorno y por determinada gente, a otro entorno transitado por otro tipo de personas. Objeto: revalorizar un elemento de uso cotidiano, lo que implica, además del aspecto constructivo escultórico, una actitud. Acción: a) construcción del Horno; b) fabricación del Pan; c) partición del Pan. – Resultante pedagógica: describir el proceso de construcción del Horno y de la fabricación del Pan. (…) Será posible la participación del público mediante un intercambio de información.

Hoy la XII Bienal de la Habana, a través de estas dos acciones, reactiva el trabajo de Víctor Grippo y reivindica la vigencia de su escultura como herramienta artística, social y política, capaz de ampliar nuestra conciencia, de contribuir a esclarecer la realidad global que habitamos.

Alicia Chillida

Curadora

Invitación Víctor Grippo

También te puede interesar

Federico Kenis

Federico Kenis (Córdoba, Argentina, 1990) aprendió los principios de la fotografía con su padre. Autodidacta, se apoyó en varios libros, Internet y, por supuesto, la práctica para crear un repertorio de imágenes absurdas, afines…