Skip to content

Beleza?

Beleza? -con signo de interrogación- es una expresión brasileña que pregunta si acaso todo está bien. Así, parece relanzar la belleza –concepto extinto en el discurso del arte– hacia otro lado, hacia la preocupación de los artistas por el estado del mundo contemporáneo, de la globalización y la crisis del modelo económico imperante. Beleza?, muestra curada por Pamela Prado para el Centro Cultural São Paulo, reúne obras que parecen formular esta misma pregunta: ¿está todo bien?. En distintos formatos y estrategias, dan visibilidad y reaccionan a las transformaciones y contradicciones propias del desgaste de los sistemas políticos y económicos que chocan con las personas (y sus relaciones sociales), los paisajes (y las definiciones territoriales), y los países (y sus demarcaciones geopolíticas). Beleza? no se propone vincular estas obras en torno a la fantasía tranquilizadora de un concepto unificador que las conecte. Pretende, por el contrario, presentar lo opuesto a esta unificación totalizante: una diáspora de reacciones –o resistencias- a los procesos de transformación propios del capitalismo tardío y la política transnacional, y sus efectos en la vida. Considerados, en su conjunto, como versiones disimiles de una misma pregunta, Beleza? está a medio camino entre el futuro incierto de estas transformaciones, y el pasado que las hizo posibles. Beleza? en este sentido, como expresión verbal y como exposición, sabe de la imposibilidad de lo bello, y en su escepticismo, lo reconsidera al formular la belleza en forma de pregunta.

Vista de la exposición «Beleza?», en el Centro Cultural São Paulo, 2015. Cortesía: Pamela Prado

Vista de la exposición «Beleza?», en el Centro Cultural São Paulo, 2015. Cortesía: Pamela Prado

Albano Afonso adelanta esta pregunta desde la representación de una selva idílica, propuesta quizás como denuncia de aquel punto de origen, al cual no hay retorno, o una naturaleza re-creada, artificial e intervenida por el hombre en el trabajo de Alberto Baraya, hasta llegar a la intervención directa en la trasformación tangible del territorio en Cuando la fe mueve montañas, de Francis Alÿs. La devastación de ese territorio, y su definición geopolítica toma en Santiago Sierra la forma de cerdos devorando la península Helénica, mostrando la alienación y la explotación, la desigualdad en el reparto de la riqueza, manifestando la naturaleza perversa del dinero, y la discriminación racial en un mundo cambiante dominado por los flujos migratorios unidireccionales.

Así como los cerdos devoran la cartografía, Kader Attia ofrece una imagen distinta a la desintegración contemporánea en el colapso de la abstracción del cubo en Oil and Sugar, donde el azúcar es corroído por el combustible fósil, responsable directo de guerras e invasiones. En este escenario la pregunta persiste: ¿está todo bien?.

Albano Afonso, Cristalização da Paisagem, 2012-2015, instalación site-specific con vinilo adhesivo, 2,50 x 30m. Cortesía: Casa Triangulo

Alberto Baraya, Expedición Machu Picchu: Antropometrías aproximadas (centro ciudad 6), 2013, fotografía P&B sobre papel fibra, 30 x 42 cm c/u. Cortesía: Galería Nara Roesler, Sao Paulo

Alberto Baraya, Expedición Machu Picchu: Antropometrías aproximadas (centro ciudad 6), 2013, fotografía P&B sobre papel fibra, 30 x 42 cm c/u. Cortesía: Galería Nara Roesler, Sao Paulo

Francis Alÿs, Cuando la fe mueve montañas, Lima, 2002, (en colaboración con Rafael Ortega y Cuauhtémoc Medina), video documentación de la acción. Cortesía: Francis Alÿs Studio.

Santiago Sierra, Cerdos devorando la Península Ibérica, 2013, video de la acción, 10 min. 43 seg. / Cerdos devorando la Península Itálica, 2012, video de la acción, Lucca, Italia. 10 min. 43 seg. / Cerdos devorando la Península Helénica, 2012, video de la acción, Hamburgo, Alemania. 10 min. 43 seg. Cortesía: Galería Prometeo, Milán

Kader Attia, Oil and Sugar #2, 2007, video, 4 min. 30 seg. Cortesía del artista, Colección ICA Boston, Colección Tate Modern y Galerie Nagel Draxler, Berlín/Colonia

Matías Duville reacciona proponiendo el arte como una fuerza generadora, capaz crear un planeta similar a éste, tal vez ante la evidencia de la desaparición del propio. El trabajo de Moris también reconoce el estado cambiante de los territorios y los paisajes, sobre todo el nuevo paisaje urbano producto de las dinámicas obsolescencia y desecho impulsadas por un sistema económico basado en la permanente productividad. Para ello representa las culturas marginales dentro de un  contexto de relaciones desiguales de poder y acceso, las mismas -en el caso cubano- expuestas por Carlos Garaicoa, que incorporan la ciudad y la decadencia, sus contradicciones, la memoria y la calle como representación última de la memoria individual y colectiva.

Matías Duville, Anzuelo, 2012, hierro forjado, corriente y chaqueta, dimensiones variables. Cortesía: Galería Luisa Strina, Sao Paulo

Matías Duville, Anzuelo, 2012, hierro forjado, corriente y chaqueta, dimensiones variables. Cortesía: Galería Luisa Strina, Sao Paulo

Matías Duville, Paisaje de techo, 2011, pastel al óleo y pastel sobre papel, 56 x 76 cm. Cortesía: Galería Luisa Strina, Sao Paulo

Obras de Moris (Israel Moreno). Cortesía: Galería Baró, Sao Paulo

Obras de Carlos Garaicoa. Cortesía: Galería Luisa Strina, Sao Paulo

En la medida que no todo esta bien, Cinthia Marcelle elabora la protesta como reacción a estos procesos, transformándola también en un tipo de paisaje desde la necesidad de imaginar nuevas estrategias políticas para romper el punto muerto de la democracia actual. En Caja de Silencio, de Sandra Cinto, se plantea por otra parte la necesidad del silencio y la pausa en una sociedad llena de ruidos e información. Lo que está en juego en definitiva es el tipo de objetos que definen el estado actual de las cosas, qué tipo de objetos son los nuevos componentes del paisaje, del territorio, de las ciudades, de la cultura.

Vista de la exposición «Beleza?», en el Centro Cultural São Paulo, 2015. Cortesía: Pamela Prado

Cinthia Marcelle e Tiago Mata Machado, O Século, 2011, video, 9 min. 37 seg (loop). Producido por Katásia Filmes + 88. Apoyo: Pinchuk Art Foundation. Cortesía: Galería Vermelho

Sandra Cinto , Caixa de Silêncio, 2013, madera, vidrio, cuaderno y caracol de mar, 9 m2. Cortesía: Casa Triangulo

En el trabajo de Darío Escobar estos objetos son los nuevos símbolos de la historia y religión de Guatemala, aquellos que verdaderamente dominan la cultura visual hoy en día, objetos producidos en masa como skates, pelotas de fútbol, bates de baseball, símbolos que convierte en algo sagrado, o desacraliza. Estos nuevos territorios son el resultado de conflictos y de historias, y de la transformación de narrativas en objetos que encarnan procesos traumáticos en las personas, los paisajes y los países, que en el trabajo de Alonso y Palmarola se resumen en sistemas de prefabricación cuyas trayectorias son parte integral del paisaje político del siglo XX, y que en la obra de Patrick Hamilton materializan en un cigüeñal de tractor, el horror de las disputas políticas e ideológicas que una y otra vez nos fuerzan a ensayar la pregunta: Beleza?

Vista de la exposición «Beleza?», en el Centro Cultural São Paulo, 2015. Cortesía: Pamela Prado

Darío Escobar, Turbulence III, 2008, madera y pintura de poliuretano, 84 x 220 x 6,5 cm. Cortesía del artista

Pedro Alonso & Hugo Palmarola, Edificio Matryoshka, 2015, madera OSB 3mm, pintado Rosado París, 1.170 x 350 x 335 mm. Cortesía de los artistas

Pedro Alonso & Hugo Palmarola, Edificio Matryoshka, 2015, madera OSB 3mm, pintado Rosado París, 1.170 x 350 x 335 mm. Cortesía de los artistas

Pedro Alonso y Hugo Palmarola, Distrito José Martí en Santiago de Cuba (del film “No Tenemos Derecho a Esperar”, Cuba, 1972). Director: Rogelio París. Formato original 35mm, color. Duración: 1:23:51. Cortesía del Instituto Cubano del Arte e Industrias Cinematográficos (ICAIC)(Selección y loop de Pedro Alonso y Hugo Palmarola)

Patrick Hamilton, Lanz 45, 2009, collage, fotografía blanco y negro, papel contacto dorado, 160 x 110 cm. Cortesía: Galería Baró, Sao Paulo

Patrick Hamilton, Proyecto Lanz (dibujos), 2008-2014. 24 dibujos, grafito, grasa de tractor, esmalte dorado, 50 x 70 cm c/u. Cortesía: Galería Baró, Sao Paulo

Patrick Hamilton, Cigüeñal, 2009, cigüeñal de tractor bañado en oro de 24 quilates, 18 x 56 x 17 cm. Cortesía: Galería Baró, Sao Paulo

Sobre la curadora

Pamela Prado es curadora de arte contemporáneo. Licenciada en Filosofía por la Universidad de Chile (2000) y Magíster en Curaduría por el Royal College of Art (Londres, 2009). Entre las exposiciones que ha curado se incluyen Beleza? (Centro Cultural São Paulo, enero 2015); Ocupa, 25 artistas y 1 curadora (Departamento José Miguel de la Barra, Santiago, diciembre 2011); TRAFFIC JAM #1 São Paulo (Groupe Intervention Vidéo – GIV – Montreal, Canadá, abril 2011); Micro-Utopias: Nicolás Sánchez y Jaime Vargas (Galería Gabriela Mistral, Santiago, abril 2011); Wonderland: Actions and Paradoxes (Centro Cultural São Paulo, febrero 2010); Office of Real Time Activity (Royal College of Art, Londres, marzo 2009), entre otras.

Pamela Prado además organizó el seminario El Nuevo Archivo. Documentando las artes visuales de Latinoamérica (Royal College of Art, Londres, mayo 2009).

Entre sus publicaciones destacan el catálogo para la exposición Friends of the Divided Mind (Royal College of Art, Londres, 2009); entrevista al curador Moacir Dos Anjos (Exit Express, No. 47, Madrid, 2009); y la edición del libro Alfredo Jaar. Los ojos de Gutete Emerita (Santiago, Septiembre 2010).

Además fue co-fundadora de Curating Contexts, una plataforma de investigación y discusión acerca de arte contemporáneo en Chile.

Ha sido curadora en residencia en Forum Permanente (2010), siendo parte del equipo organizador del Encuentro Internacional de Curaduría en paralelo a la 29va Bienal de São Paulo, y curadora en residencia en Atelié Fidalga (2015), organizando la exposición Beleza?.

También te puede interesar

EL FUTURO FUE AQUÍ

[…] La exposición "El Ladrillo", de Patrick Hamilton, trata precisamente de ese futuro que ya fue, de ese pasado que no deja de ocurrir, puesto que, en rigor, capturó para sí las energías del...

CARLOS GARAICOA: REVOLTA, BATALHA, MUDANÇA

Galeria Luisa Strina acaba de presentar la tercera individual de Carlos Garaicoa, Revolta, Batalha, Mudança, que mostró la más reciente producción de tapices como parte de la serie End of Silence. Todas estas piezas…