Skip to content

Mario Pfeifer y su Acercamiento al Sur y Norte Chilenos

Para su proyecto Aproximación en la era digital a una humanidad por desaparecer, el artista alemán Mario Pfeifer viajó varias veces por aire y mar por el Archipiélago de Magallanes y por Tierra del Fuego a la Isla Navarino, donde residió por cuatro meses en Puerto Williams, el asentamiento urbano en el extremo sur del planeta. En Katushawaia vivió junto a descendientes de los Yaganes, que habitan Tierra del Fuego desde hace más que 6.500 años. Hoy en día, los últimos Yaganes viven en Villa Ukika, donde fueron reasentados en los años 50.

Antes de su llegada había fotografiado en Alemania todo tipo de documentos en el Instituto Anthropos del monasterio San Augustín, que administra el legado del antropólogo y misionero Martin Gusinde. Su portentosa obra, rica de testimonios fotográficos, de grabaciones de sonido y sus estudios lingüísticos, documenta la vida de los Selk’nam, Kawéskar, Haus y Yaganes entre 1919 y 1924.

La instalación de video 4K que ha hecho para el Museo sin Muros del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), en Santiago, revela las experiencias diversas de la realidad cultural, urbana y social en la zona del extremo sur de Chile. La muestra de videos, fotos y objetos, intenta sacar a luz la compleja cohabitación entre la población local y los antiguos pobladores.

1-0

Cortesía: ©Mario Pfeifer

©Mario-Pfeifer

Cortesía: ©Mario Pfeifer

1-11

Cortesía: ©Mario Pfeifer

1-18

Cortesía: ©Mario Pfeifer

1-211

Cortesía: ©Mario Pfeifer

1-2

Cortesía: ©Mario Pfeifer

Mario Pfeifer también realizó un trabajo en la región de Tarapacá, en el extremo norte de Chile, que se exhibe en la Galería Macchina de la Universidad Católica de Chile, bajo el título Trabajos Textiles. A través de investigaciones en terreno de la localidad de Camiña, Provincia del Tamarugal, tomó la producción textil aymara como punto de partida para una conversación sobre aspectos estéticos, económicos, sociales y religiosos presentes en la vida de los aymaras.

En la cultura e identidad aymara, ligada especialmente a la tradición oral, la confección textil sigue siendo fundamental en la producción de objetos visuales. Hechos de lana de llama, teñidos tanto de forma natural y química, los diseños hechos a mano por las tejedoras aymaras responden a la propia construcción visual de su pueblo, más que al registro de información concreta.

En conversaciones con el curador, escritor e investigador Rodolfo Andaur, el artista recolectó material estadístico de diferentes archivos e instituciones públicas que se relacionan con la productividad de Camiña y que determinan la diversidad étnica, la transmigración o la destrucción del terreno causado por los deslizamientos de tierra. Esta información se visualiza a través de la rasterización digital, para luego relacionar esas imágenes con la técnica textil utilizada por las tejedoras aymaras. Esta información es interpretada, adaptada y modificada a través de conversaciones, para convertirse luego en diseños que son encargados a las productoras de textiles.

A diferencia del diseño o tejido tradicional, se tejen imágenes (basada en infografía) que relatan aspectos de la situación actual o contemporánea de la región. Este proyecto considera la diferencia o distancia entre la recepción de estos trabajos textiles por parte del artista y la recepción del trabajo realizado por las mismas tejedoras. De esta manera, el producto final genera una aproximación en torno al diálogo del artista y el curador como mediador con las tejedoras y el público que asiste a la exhibición. Cecilia Challapa, Clotilde Challapa y María Chamaca son las tejedoras de Camiña que trabajaron en el proyecto.

En el segundo piso de la galería, Pfeifer presenta una obra de conversación en forma de instalación sonora. Varios interlocutores dialogan con diferentes productores textiles sobre temas sociales y estéticas pertinentes con el tiempo y lugar de Camiña.

La presentación de los textiles, imágenes, textos y sonido de las conversaciones en la lengua aymara conducidos por Rodolfo Andaur, más una proyección en video HD, constituyen la base de la exposición en Macchina.

©MarioPfeifer_2014_46

Cortesía: ©Mario Pfeifer

Mario Pfeifer nació en 1981 en Dresden, Alemania. Vive y trabaja en Berlín. Su trabajo explora el andamiaje y convenciones de la representación provenientes de la cinematografía y el video, a través de investigaciones en lugares que van desde Mumbai a California, o de Chile al Sahara Occidental. Desarrollando cada proyecto desde la situación cultural específica donde se emplaza y examinando la historia sociopolítica del lugar, el artista realiza cruces con la cultura artística y fílmica, para elaborar una práctica rica en capas de sentido. Sus trabajos exploran el cine, la video instalación, la fotografía y el montaje de textos en muro.

Usando la sociología y la antropología del arte como modo de acercamiento, activa las memorias culturales de distintas comunidades, invitando a sus miembros a un debate sociopolítico en base a la construcción de una sociedad más igualitaria y tolerante. Frecuentemente, el artista colabora en publicaciones que ayudan a repensar los mismos proyectos, ofreciendo material de investigación crítico realizado por escritores y pensadores de las áreas relacionadas, con el objetivo de expandir el desarrollo de los temas planteados en la obra.

Monografías del artista han sido publicadas por Sternberg Press, Spector Press y Fotohof. Una nueva monografía, Friendly Approach, será lanzada internacionalmente por Sternberg Press en 2015.

Después de perfeccionar sus conocimientos en fotografía, arte conceptual, nuevos medios y video en Leipzig (AVA) y Berlín (UDK), Pfeifer terminó la licenciatura con el profesor Willem de Rooij en la Städtelschule de Frankfurt en Main, en 2008. En 2012 participó en el International Studio y Curatorial Program (ISCP) en Nueva York. Fue becario Fulbright en el California Institute of the Arts de Los Angeles – Calarts (2008-2009) y ha trabajado en Bangkok, Mumbai, Marrakesh, New Delhi, Beirut y Nueva York gracias a becas y subvenciones del DAAD (2010 y 2013) y el Goethe-Institut (2012, 2013 y 2014), los cuales son parte de un extenso repertorio de proyectos artísticos.

MARIO PFEIFER

Aproximación en la era digital a una humanidad por desaparecer

Museo sin Muros, Museo Nacional de Bellas Artes, Santiago de Chile

Hasta el 14 de diciembre de 2014

Trabajos Textiles

Galería Macchina, Santiago de Chile

Hasta el 30 de diciembre de 2014

También te puede interesar

La Garra del Mono

The world is a rewriting program   Peter Weibel Antes de comenzar este texto, quisiera aclarar que no se trata más que de una sucesión de observaciones sueltas –abundantes en barroquismos– en torno a…

TROIKA: LÍMITES DE UN TERRITORIO CONOCIDO

Límites de un territorio conocido, del colectivo Troika, es una instalación de sitio específico presentada por primera vez en NC-arte, Bogotá, donde el espacio se transmuta en un ambiente crepuscular, aparentemente abandonado, inundado de…