Skip to content

Xul Solar y Jorge Luis Borges:el Arte de la Amistad

Xul Solar preparando una carta astrológica con el periodista Carlos Marín, 1950, fotografía. Coección Museo Xul Solar

*

 

La galería de Americas Society, en Nueva York, presenta Xul Solar y Jorge Luis Borges: El Arte de la Amistad, una exposición que explora la amistad como una noción cosmopolita que influyó el arte y la cultura argentinas a través del intercambio intelectual entre el artista y místico Xul Solar (1887-1963) y el escritor Jorge Luis Borges (1899-1985).

El Arte de la Amistad se centra en el diálogo fraternal y las colaboraciones entre Solar y Borges, las figuras culturales más singulares del siglo XX en Buenos Aires, quienes contribuyeron a la renovación filosófica y estética de Argentina en la década de 1920, cultivando una especie de “nacionalismo fluido”. La exposición está curada por Gabriela Rangel, Directora y Curadora Jefe del Departamento de Artes Visuales de Nueva York, en colaboración con la poeta Lila Zemborain y la asistencia de Christina de León y Anya Pantuyeva. Para Gabriela Rangel, “Xul Solar y Jorge Luis Borges fueron centrales en el proceso de invención de una identidad universal local, que parece paradójico, pero es más bien extraordinario y único”.

 

J.L. Borges y Xul Solar comiendo en Quilmes con dos amigas, 1938. Colección Museo Xul Solar. Todas las imágenes son cortesía de Americas Society

Xul Solar, Valle hondo, 1944, tempera sobre papel montado en cartón, 44,9 x 34,9 cm. Colección privada

 

La exposición cubre más de cuarenta años de amistad entre Solar y Borges, cuyo encuentro se produjo tras sus respectivos retornos de Europa en 1924, en los círculos artísticos y literarios del periódico/revista Martín Fierro, y colaboraron en diferentes proyectos hasta la muerte de Solar en 1963. En la búsqueda de nuevos horizontes de la vanguardia argentina, Borges y Solar, junto con otros martinfierristas, desarrollaron una identidad neocriolla que fusionó las tácticas de los modernistas europeos con ideas nacionalistas y la cultura vernácula del gaucho argentino. No obstante, ambos tuvieron roles singulares en su aportación al discurso del grupo: Borges reinventó las barriadas y la arquitectura semi rural de los suburbios de Buenos Aires, Xul Solar creó el idioma Neocriollo y la Panlingua, así como paisajes fantásticos llenos de figuras monstruosas que combinaban referencias místicas y ocultistas con un simbolismo panamericano.

 

Xul Solar, B.A., 1929, gouache y acuarela sobre papel, 29,9 x 44,9 cm. Colección privada

 

Como sugiere Sylvia Molloy, novelista y crítica argentina, Borges y Solar buscan la diferencia más que la asimilación, actuando como auto-exiliados en el ambiente de vivos debates en torno a la vanguardia y el nacionalismo. Ambos construyeron una metáfora visual que constituyó el núcleo de esta nueva concepción de la identidad local como una proyección cosmopolita. Durante sus innumerables paseos por la ciudad, sus partidas de ajedrez y mientras escuchaban música, ambos discutían sobre la poesía y el arte de William Blake, el misticismo de Emanuel Swedenborg, la teología de los ángeles, el Idealismo alemán, las religiones no occidentales y los idiomas. Solar y Borges forjaron una amistad que duró toda la vida, al tiempo que descubrieron y aportaron una identidad singular para Buenos Aires en el proceso de invención de sí mismos.

 

Jorge Luis Borges, El Idioma de los argentinos (The Language of the Argentines). Buenos Aires: Gleizer, 1928. Intervenido por Xul Solar. Colección Museo Xul Solar

Jorge Luis Borges, El Idioma de los argentinos (The Language of the Argentines). Buenos Aires: Gleizer, 1928. Intervenido por Xul Solar. Colección Museo Xul Solar

El Arte de la Amistad se nutre del linaje especulativo sobre la amistad construido en occidente por pensadores como Aristóteles, Cicerón, Michel de Montaigne, Friedrich Nietzsche, Ralph Waldo Emerson, Richard Rorty, Hans-Georg Gadamer, y Jacques Derrida, quienes han examinado el intercambio fraternal como un ejemplo de entidad cívica. La amistad es también considerada como un espacio de interacción social y política que permite la construcción de mapas genealógicos que identifican amplias redes de solidaridad y comunidades.

La exposición reúne un importante número de pinturas, primeras ediciones y manuscritos -algunos de los cuales salen de Argentina por primera vez – como un medio para explorar la naturaleza intelectual de la relación entre Solar y Borges y la definición de amistad como un asunto privado con repercusión pública.

Xul Solar, Panajedrez, ca. 1945, 40,6 x 40,6 x 2,5 cm. Colección Museo Xul Solar

Xul Solar y Jorge Luis Borges: El Arte de la Amistad, está organizada por Americas Society en colaboración con el Museo Xul Solar en Buenos Aires, y cuenta con un catálogo de tapa dura ilustrado con ensayos de Patricia Artundo, Sergio Baur, Maria Kodama, Gabriela Rangel y Sylvia Molloy, y por una plaquette con poemas originales de Mónica de La Torre, Cecilia Vicuña y Lila Zemborain inspirados en los viajes astrales de Xul Solar, también conocidos como San Signos.

El Arte de la Amistad estará abierta al público hasta el 20 de julio de 2013, y viajará al Museo de Arte de Phoenix en el otoño.

Carta astral de Jorge Luis Borges, lápiz sobre papel, 11,4 x 14,4 cm. Colección Museo Xul Solar

Xul Solar, Pan Arbol, 1954, acuarela y tinta sobre papel montado en cartón, 35,5 x 23,6 cm. Colección Museo Xul Solar

También te puede interesar

Colectivo Acciones de Arte (c.a.d.a.), 1979-1985

En 1973, el golpe de Estado encabezado por el general Augusto Pinochet quebró el proyecto de Salvador Allende, con el que se habían propuesto nuevas condiciones de existencia colectiva en las que la cultura…