Skip to content

Pedro Reyes:disarm

Disarm (Desarme), en Lisson Gallery (Londres), es la primera muestra individual en el Reino Unido del artista mexicano Pedro Reyes, en la que presenta una serie de instrumentos musicales construidos a partir de armas de fuego ilegales y confiscadas. Ametralladoras, rifles de caza, lanza granadas, revólveres, escopetas y rifles de asalto han cambiado su forma y el estruendo de su sonido por la musicalidad de marimbas, bajos, guitarras, flautas y panderetas.

La obra de Pedro Reyes (Ciudad de México, 1972) se alza como una crítica socio-política a la sociedad contemporánea, un catalizador de transformaciones comunales y psicológicas. Esta muestra tiene como antecedente su proyecto Palas Por Pistolas (2007), en el cual el artista fundió 1.527 armas en posesión de residentes de la ciudad de Culiacán -capital del estado mexicano de Sinaloa- para convertirlas en el mismo número de palas para sembrar la misma cantidad de árboles alrededor del mundo. Para crear las obras que acaba de presentar en Lisson Gallery, Reyes utilizó 6.700 armas confiscadas por el gobierno mexicano, que posteriormente fueron destruidas en Ciudad Juárez.

A partir de este material, el artista -ayudado por herreros y músicos- creó dos series de obras: Imagine, que consiste en una orquesta de 50 instrumentos de viento, cuerda y percusión, para ser tocados en vivo. Bajo la guía del productor y músico John Coxon (Spring Heel Jack, Spiritualized, About Group, Treader), los músicos Eden Bull, Rupert Clervaux, Beatrice Dillon, Charles Hayward y Ashley Wales interpretaron Imagine, de John Lennon, para enviar el mensaje de que la cultura es la mejor arma contra la violencia. Reyes colaboró con Coxon para componer la música y producir un vinilo de edición limitada utilizando los instrumentos de esta serie.

Pedro Reyes, Disarm, instalación de nueve instrumentos mecanizados, 2012, metal reciclado, medidas variables. Cortesía: Lisson Gallery

Pedro Reyes, Disarm, instalación de nueve instrumentos mecanizados, 2012, metal reciclado, medidas variables. Cortesía: Lisson Gallery

Pedro Reyes, vista de instalación en Lisson Gallery, Londres, 2013. Cortesía: Lisson Gallery

Pedro Reyes, vista de instalación en Lisson Gallery, Londres, 2013. Cortesía: Lisson Gallery

Pedro Reyes, Imagine (Doble Salterio), 2012, metal reciclado, 20 x 50 x 50 cm. Pieza única. Cortesía del artista y Lisson Gallery

Pedro Reyes, Imagine (Doble Salterio), 2012, metal reciclado, 20 x 50 x 50 cm. Pieza única. Cortesía del artista y Lisson Gallery

Pedro Reyes, Imagine (Guitarra bajo), 2012, metal reciclado, 113 x 36 x 10 cm. Pieza única. Cortesía del artista y Lisson Gallery

Pedro Reyes, Imagine (Guitarra bajo), 2012, metal reciclado, 113 x 36 x 10 cm. Pieza única. Cortesía del artista y Lisson Gallery

Pedro Reyes, Machine Music (Tanque 5), 2013, impresión fotográfica sobre tela y collage, 100 x 100 cm. Cortesía del artista y Lisson Gallery

Pedro Reyes, Machine Music (Tanque 5), 2013, impresión fotográfica sobre tela y collage, 100 x 100 cm. Cortesía del artista y Lisson Gallery

La otra serie de trabajos, Disarm, está conformada por instrumentos musicales mecánicos exhibidos aquí por primera vez, y que suenan de forma autónoma o pueden ser tocados en vivo utilizando una laptop o un teclado midi. Los nueve instrumentos fueron creados por Reyes en colaboración con Alejandro Machorro, fundador del estudio COCOLAB, en México, y los músicos Edi Kistler y Julián Plascencia.

La muestra incluye además una serie de pinturas/collage, Machine Music, que presentan una visión surreal, utópica y -casi- de ciencia ficción- de un mundo en el cual la artillería pesada se ha convertido en «instrumentos de guerra sonora».

Para Reyes, el proceso de transformar armas en objetos de uso positivo fue «más que físico». «Es importante considerar que muchas vidas se perdieron con estas armas; como en una suerte de exorcismo, la música expulsó a los demonios que poseían, además de ser un réquiem por las vidas perdidas», dice el artista.

Disarm demanda a los pueblos y ciudades de todo el mundo a abandonar sus armas y transformarlas de agentes de muerte a agentes de vida. Es un intento por poner de relieve la violencia invisible que sostiene la industria internacional de la muerte y el sufrimiento: la complicidad comercial y gubernamental que permite la fabricación y venta de armas por empresas públicas para beneficio de sus accionistas; las leyes que prohíben los rifles de asalto y que no se cumplen; y las películas y videojuegos que presentan héroes de gatillo fácil. Para Reyes, un mundo libre de armas es un derecho humano, y un ideal utópico al que todos deberíamos aspirar.

Pedro Reyes, vista de instalación en Lisson Gallery, Londres, 2013. Cortesía: Lisson Gallery

Pedro Reyes, vista de instalación en Lisson Gallery, Londres, 2013. Cortesía: Lisson Gallery

También te puede interesar

CARTA ABIERTA A MARIO GARCÍA TORRES, S.F.

Querido Mario, Hoy me levanté a las 8:35 am y emprendí un viaje al Hotel Montecarlo. Me pregunto qué estoy haciendo aquí en la habitación 120 escribiéndote esta carta. Podría argumentar que estoy haciendo...

Gabriel Rico, Merde, 2012, cerámica, pintura dorada y plateada. Cortesía de la galería

CHINGADERAS SOFISTICADAS. ARTISTAS DE GUADALAJARA EN LOS ÁNGELES

Kohn Gallery, en Los Ángeles, presenta "Chingaderas Sofisticadas", una inédita exhibición que reúne a nueve destacados artistas que viven en Guadalajara, cuyas variadas prácticas contribuyen al creciente ascenso cultural y reconocimiento internacional de esa...