Por Daniela Lieja Quintanar, curadora

Un Quipu o Khipu es un dispositivo hecho de hilos teñidos y anudados: un lenguaje multisensorial extinto de la cultura Inca. Los quipus son las narrativas desaparecidas en resistencia que sirven de inspiración para la exposición Desenredar las formas colectivas y su programación.

Desenredar las formas colectivas anuda reflexiones artísticas que integran la colectividad, la autonomía y las manifestaciones grupales que desquebrajan sistemas hegemónicos. La artista Cecilia Vicuña define al quipu como “un poema en el espacio, una manera de recordar, que involucra al cuerpo y al cosmos al mismo tiempo”.

Los artistas presentados en esta exposición trazan, desde su propio contexto y geografías, caminos discursivos que conectan con formas colectivas de resistencia. La mirada (the gaze) está dirigida hacia los grupos indígenas, hacia sus conocimientos ancestrales y presentes sobre la comprensión de sus mundos. El espíritu que acompaña esta exposición son sus luchas vivas y sus formas de organización grupal, que confrontan la maquinaria capitalista.

Chanccani Quipu, de Cecilia Vicuña, es un punto de partida donde el universo andino y el mundo occidental se enfrentan. Mercedes Dorame vincula esta tierra (California), la habitada desde la antigüedad por grupos indígenas, con proyecciones espaciales reimaginadas de la herencia ceremonial de la cultura Tongva.

Vista de la exposición "Desenredar las formas colectivas", en LACE, Los Ángeles, California (EEUU), 2019. Foto: Chris Wormald
Vista de la exposición "Desenredar las formas colectivas", en LACE, Los Ángeles, California (EEUU), 2019. Foto: Chris Wormald

En el otro extremo de la galería, Pulso (2016), de Tania Candiani, resuena con tambores prehispánicos desde las entrañas de la Ciudad de México en el sistema de transporte colectivo. Carolina Caycedo comparte Mi linaje femenino de resistencia ambiental (2018-2019), una colección de 100 retratos de mujeres eco-activistas que visibilizan su atrevido y peligroso trabajo a través de los dibujos.

Sky Hopinka nos sitúa en la tierra Seminole en Florida, en el momento histórico de la asimilación cultural forzada y la fuga del Jefe Coacoochee de la prisión. El gobelino, Punks en contra del Sistema (2016), retrata una escena subterránea hiper-local en la década de 1990 en Guadalajara, revelando una organización feroz que trascendió en proyectos anarquistas y feministas.

La revolución haitiana y los movimientos sociales de los Panteras Negras son referencias que Jeannette Ehrles hila y eleva por medio de formas visuales. The 6th Expanse (2016), una fotografía de Harry Gamboa Jr., presenta un momento de resistencia: un grupo de gente literalmente sosteniendo el ya demolido puente de la calle sexta en Boyle Heights, zona cero de la anti-gentrificación.

Mónica Rodríguez y Jorge González crearon un espacio de colaboración para experimentar con procesos de aprendizaje e intercambio de conocimientos a través de las tradiciones de tejidos populares de Puerto Rico y las lecturas en voz alta de la anarco-feminista Luisa Capetillo.

Vista de la exposición "Desenredar las formas colectivas", en LACE, Los Ángeles, California (EEUU), 2019. Foto: Chris Wormald
Vista de la exposición "Desenredar las formas colectivas", en LACE, Los Ángeles, California (EEUU), 2019. Foto: Chris Wormald

Demian DinéYazhi vincula el conocimiento indígena intergeneracional con su identidad feminista queer radical. Kim Zumpfe construyó un espacio de pausa que nos permite desconectarnos de los ritmos externos del mundo en ruinas.

En una primera reunión en LACE, Tanya Aguiñiga invitó a un grupo de mujeres a explorar transmisiones táctiles, mientras anudaban y sumergían cordones en colorante negro, lo que dio como resultado un trabajo en proceso que culminó en un evento de celebración.

Los artefactos del performance Ajnabi Milan (Unión/Sindicato de Extraños), organizado por Arshia Fatima Haq, fue una procesión de la diáspora SWANA (sudoeste asiático y norte de África), liderada por Fanaa en Hollywood Blvd. Los objetos brillan en la galería con un mensaje de alienación e inclusividad.

Desenredar las formas colectivas y su programación Open quipu/quipu abierto buscan crear un espacio para reunir, recordar, aprender y conectar con la audiencia en un hilo común. Es una invitación a entrelazar nuestras propias narrativas en un khipu, a convertirnos en nudos parlantes. Es una forma de hilar y desenredar posibilidades para volver a imaginarnos.

Vista de la exposición "Desenredar las formas colectivas", en LACE, Los Ángeles, California (EEUU), 2019. Foto: Chris Wormald

DESENREDAR LAS FORMAS COLECTIVAS

Tanya Aguiñiga, Holland Andrews, Julia Bogany, Carolina Caycedo, Tania Candiani, Patrisse Cullors, Demian DinéYazhi’, East Yard Communities for Environmental Justice, Mercedes Dorame, Jorge González y Mónica Rodríguez, Harry Gamboa Jr., Jeannette Ehlers, Arshia Fatima Haq, Sky Hopinka, Israel Martínez, Sayak Valencia, Kim Zumpfe.

LACE – Los Angeles Contemporary Exhibitions, 6522 Hollywood Blvd., Los Angeles, California, EEUU

Hasta el 26 de mayo de 2019

Imagen destacada: Tania Candiani, Pulso, 2016, video. Vista de la exposición Desenredar las formas colectivas, en LACE, Los Ángeles, California (EEUU), 2019. Foto: Chris Wormald