Como resultado de su residencia en el Centro Cultural Izolyatsia, ubicado en Kiev, Ucrania, el artista chileno Javier Rodríguez (1981) ha creado un nuevo trabajo gráfico, titulado Inmortal, que se instalará de forma permanente en un mural de 15 metros lineales de una zona del centro de la ciudad, conocida como Izone.

Inmortal da continuidad a una serie de “películas gráficas” –como las denomina el artista-, cuya detallada visualidad se debate entre el cómic y la tradición de la gráfica política heredada tanto del grabado como del cartel. En esta ocasión, Rodríguez ha querido reunir estos elementos bajo el formato mural, tanto por el cambio radical de escala que éste supone en relación con sus trabajos anteriores, como por el sentido político que las imágenes en los muros han tenido en Latinoamérica.

Con la mezcla característica de imágenes de archivo con iconos de un pop oscuro y siniestro a la que recurre el artista, Inmortal desarrolla un relato de ciencia ficción y viajes en el tiempo que une la historia e iconos de la Unidad Popular de Salvador Allende con la difícil situación política de Ucrania en la actualidad, aún al medio entre Rusia y el capitalismo occidental. De esta manera, en el mural de Rodríguez se observan reiteradas referencias a figuras políticas de Chile y Ucrania, misteriosos dibujos sobre el desastre de Chernobyl o la acción separatista pro-rusa, alusiones permanentes a símbolos de la ciudad de Kiev, entre otras.

Inmortal pretende interpelar la compleja realidad histórica que supuso el proyecto socialista en el mundo, específicamente en Chile y en Ucrania, así como revalorizar formas gráficas que en el pasado chileno, previo y durante la dictadura de Pinochet, jugaron un rol fundamental en el cruce entre arte y política, tales como el cómic, el mural y el cartel.

Vista del mural "Inmortal", de Javier Rodríguez, instalado de forma permanente en la zona de Izone, Kiev, Ucrania, 2018. Foto cortesía del artista
Vista del mural "Inmortal", de Javier Rodríguez, instalado de forma permanente en la zona de Izone, Kiev, Ucrania, 2018. Foto cortesía del artista
Vista del mural "Inmortal", de Javier Rodríguez, instalado de forma permanente en la zona de Izone, Kiev, Ucrania, 2018. Foto cortesía del artista