El trabajo de Catalina Valenzuela Reymond (Santiago, 1989) surge de la observación de la naturaleza y de la percepción de esta en un sentido casi metafísico, donde no son necesariamente los elementos que conforman un paisaje lo que más le atrae, sino más bien aquellos aspectos esenciales de lo natural, como la luz, el color, la temperatura, las texturas y el espacio. Así, sus imágenes apelan a la percepción de lo fenomenológico, aquello que se siente frente a la presencia sublime y trascendental de la naturaleza.

Su proceso de obra tiene una estrecha relación con la fotografía. Aunque muchas veces el resultado final no sea directamente una impresión fotográfica, esta está presente desde el comienzo como medio de aproximación a la naturaleza, en el momento en el que define un punto de vista. La fotografía participa después como referente o modelo para el desarrollo de sus dibujos en pastel seco, siempre cargados de una atmósfera y textura únicas.

 

Imagen destacada: Catalina Valenzuela Reymond, de la serie Materia, 2018, pastel seco sobre papel, 50 x 50 cm. Cortesía de la artista