Tras una pausa de varios meses por Santiago, mientras desplegaba su proyecto de galería transitoria y móvil en otros contextos como La Paz o la Ciudad de México, Galería Temporal regresa este 2018 a la capital de Chile con un nuevo ciclo expositivo, centrado –como apuntan en su comunicado de prensa- en el gesto colaborativo.

Desde sus inicios a finales de 2010, cuando fue puesto en marcha por los hermanos Ángela y Felipe Cura, este proyecto que usa vitrinas de locales comerciales como soporte de exhibición se posicionó rápidamente como una alternativa a los circuitos establecidos. Desde entonces ha aparecido en diferentes tiempos y lugares con propuestas tan diversas como los contextos que las han acogido, pero teniendo siempre como eje la relación del arte con el espacio público. Su objetivo es ampliar las posibilidades de relacionarse con el arte contemporáneo en la ciudad, a la vez que tensionar al campo artístico local, en el que cierta precariedad vuelve a lo temporal y transitorio condiciones generalizadas.

Bajo esta premisa, los hermanos Cura habían venido asumiendo el trabajo curatorial, invitando a artistas involucrados en diversas prácticas y de distintas generaciones a intervenir tres vitrinas comerciales ubicadas en diferentes pasajes comerciales del centro de Santiago.

Intervención de Daniela Véliz en vitrina comercial del centro de Santiago de Chile (2018), como parte de la curaduría "Contextos y Pretextos", de Mariairis Flores, para Galería Temporal. Foto: Marcela Henríquez
Intervención de Daniela Véliz en vitrina comercial del centro de Santiago de Chile (2018), como parte de la curaduría "Contextos y Pretextos", de Mariairis Flores, para Galería Temporal. Foto: Marcela Henríquez

Pero el modelo ha dado un giro. Para abrir –o retomar- su ciclo expositivo este 2018, Galería Temporal decide extender una invitación a cuatro curadores del medio local para que, a lo largo del año, desarrollen propuestas de intervención con artistas de su elección.

Dando continuidad a la metodología de Temporal que enfatiza la transversalidad y contaminación de prácticas, los curadores invitados este año provienen de campos diversos y cuentan con distintos grados de experiencia: Fernando Godoy es licenciado en Música; Mariairis Flores y Soledad Aguirre son historiadoras del arte; y Cristián Silva es artista visual y docente.

“Esto hace que sus propuestas aborden temáticas desde ópticas diferentes, pero siempre teniendo en consideración aspectos relevantes para Galería Temporal, como por ejemplo que los artistas convocados realicen intervenciones que actúen sobre problemas claves del campo artístico y cultural pero llevados al espacio público, que es donde hemos centrado nuestro trabajo; que aborden problemáticas globales para instalarse en un entorno cotidiano, cercano a comunidades específicas que cuentan con diferentes experiencias y visiones plurales e interculturales”, señalan Ángela y Felipe Cura.

Además, y como novedad, las muestras presentadas durante el transcurso de esta temporada se desarrollarán en paralelo a un plan de acción que coexiste entre la cultura institucional (museos y galerías de arte del centro de Santiago) y la cultura mercantilizada (galerías y pasajes comerciales de la zona). Este modelo busca ampliar las propuestas de los curadores y de los artistas convocados al invitar al público especializado, y no especializado, a desplazar la experiencia estética desde los espacios de exhibición tradicionales hacia los insertos en otros contextos.

La primera curaduría de este ciclo, Contextos y Pretextos, está cargo de Mariairis Flores, para la cual ha convocado a las artistas Paz Errázuriz, Daniela Véliz y Valentina Henríquez. Compartimos a continuación su texto curatorial, en el que detalla las ideas y motivaciones que motorizan esta primera activación del espacio público para 2018 al alero de Galería Temporal.

Intervención de Paz Errázuriz en vitrina comercial del centro de Santiago de Chile (2018), como parte de la curaduría "Contextos y Pretextos", de Mariairis Flores, para Galería Temporal. Foto: Marcela Henríquez
Intervención de Paz Errázuriz en vitrina comercial del centro de Santiago de Chile (2018), como parte de la curaduría "Contextos y Pretextos", de Mariairis Flores, para Galería Temporal. Foto: Marcela Henríquez

CONTEXTOS Y PRETEXTOS

Por Mariairis Flores

 

 

Toda obra artística despliega una técnica y un modo de producción precisos.
Desde esa técnica, la obra atrae sentidos, contenidos, fragmentos de realidad que actualizan e iluminan la técnica utilizada

Diamela Eltit

 

Esta exposición de Galería Temporal, dividida en tres vitrinas, está pensada desde el contexto tanto del espacio de exhibición, como desde la trama que cada artista y su obra contiene. Generar esta muestra trae consigo un pie forzado, puesto que las vitrinas comerciales nos sitúan en un espacio de exhibición que no es el artístico, cuestión que nos condiciona particularmente a ciertos flujos de recorridos y miradas. Nos obliga a transitar por el centro de Santiago, comuna nuclear de la ciudad homónima, que es la capital de este país reconcentrado. Este es el contexto de mi curaduría, que invita a tres artistas con el pretexto de generar una pausa en la jornada del trámite o del vitrineo. Cada obra desplegada propone una fuga al entorno inmediato: Paz Errázuriz, Valentina Henríquez y Daniela Véliz, todas ellas tienen recorridos distintos, pero comparten una mirada que busca desanclar lo observado.

Las fotografías de Paz Errázuriz se involucran en las ficciones que habitan cada uno de sus retratados. Los ciegos son una parte importante del comercio que abunda en las calles del centro; es común verlos transitando por estas calles, solos o acompañados, siempre con la seguridad de alguien que ha recorrido insistentemente las arterias del centro. Dos retratos de hombres, uno joven y otro mayor, se instalan para ser observados.

La obra de Valentina Henríquez se articula a partir de un vínculo con el contexto inmediato de la vitrina asignada. Involucrarse con Sandra e Isabel, las responsables del espacio de exhibición y de la fotocopiadora, hacerlas parte de la obra, le permite repensar las relaciones que se construyen en el espacio de la galería y lo que significa trabajar con ellas desde la perspectiva de dos mujeres.

Intervención de Valentina Henríquez en vitrina comercial del centro de Santiago de Chile (2018), como parte de la curaduría "Contextos y Pretextos", de Mariairis Flores, para Galería Temporal. Foto: Marcela Henríquez

Daniela Véliz propone una obra que indaga en los recuerdos de la infancia, esos que todos mantenemos de manera confusa y que nos traicionan y nos constituyen al no saber si son ficción o realidad. Dieciocho relatos son la estrategia para generar una reflexión que se articula desde lo íntimo y lo subjetivo.

Mientras que la fotografía de Paz Errázuriz nos muestra a un otro, el trabajo de Daniela Véliz indaga en la evocación más mínima de un grupo heterogéneo. El trabajo de Valentina Henríquez, en tanto, apela a la experiencia propia de habitar la galería, no como un transeúnte, sino que como parte de su cotidiano. Se trata entonces de tres acciones que son diferentes en su intención y urgencia, pero que comparten una temporalidad. Las fotos de Paz nos muestran el paso del tiempo en los rostros de sus protagonistas, los videos de Valentina nos cuentan de un pasado en la galería, y la instalación de Daniela nos retrotrae a la infancia en un gesto articulado a través de palabras, imágenes y colores.

Contextos y pretextos son dos nociones lo suficientemente amplias para invitar a las artistas a proponer obras desde sus determinadas materialidades y prácticas, siendo el arte un pretexto para configurar otros contextos. Esta muestra apela a la posibilidad de alterar el ambiente comercial y transitorio de las galerías y sus vitrinas, abriéndolo a diferentes asuntos que pueden resultar ajenos, pero que al amparo de Galería Temporal –que resignifica el estatuto exhibitivo de la vitrina– se vuelven pertinentes y sensibles.

Intervención de Valentina Henríquez en vitrina comercial del centro de Santiago de Chile (2018), como parte de la curaduría "Contextos y Pretextos", de Mariairis Flores, para Galería Temporal. Foto: Marcela Henríquez
Intervención de Valentina Henríquez en vitrina comercial del centro de Santiago de Chile (2018), como parte de la curaduría "Contextos y Pretextos", de Mariairis Flores, para Galería Temporal. Foto: Marcela Henríquez

CONTEXTOS Y PRETEXTOS

Curadora: Mariairis Flores

Artistas: Paz Errázuriz, Valentina Henríquez y Daniela Véliz

Galería San Antonio, Merced 820, vitrina local 10

Galería Presidente, Pasaje Phillips 437, local 9

Huérfanos 1373, vitrina local 25

Santiago de Chile

Del 4 al 29 de junio de 2018, de 9:00 a 18:00 horas