Galería Die Ecke, en Santiago, presenta Escrituras Visuales, una exposición en la que los artistas Sybil Brintrup, Carlos Montes de Oca, Francisca Benítez, Anamaría Briede y Martín Gubbins nos aproximan al ejercicio y prueba del lenguaje en diferentes soportes, a través de obras donde palabra e imagen son una constante. Reunir en esta muestra a dos generaciones de artistas chilenos permite conformar una breve antología y ensayar una primera mirada sobre este campo en el que las artes visuales y la palabra se cruzan.

“Si revisamos nuestro propio historial encontramos a Huidobro ya en 1919 con sus Caligramas, posteriormente el Quebrantahuesos de Nicanor Parra, y a Lihn y Jodorowsky en los años 50. Luego, en los años 60, a Deisler, Bertoni y Cecilia Vicuña, continuando Juan Luis Martínez y Gonzalo Millán en los 70, lo que va a permitir ampliar el radio hacia el objeto en los 90 y a los nuevos medios en las últimas décadas”, señala Montes de Oca, también curador de esta exposición.

En su video América (LSCh/ASL), parte de su proyecto Moebius Path (2016), Francisca Benítez (Santiago, 1974), que viene desarrollando desde hace varios años un trabajo consistente con lenguaje de señas, registra parte de su trabajo con la comunidad sorda de Santa Fe, en Nuevo México (Estados Unidos), en el marco de la Bienal Site Santa Fe. En esta actividad, Benítez comunica mediante el lenguaje de señas estadounidense la idea de una América unida, donde las puertas se abren y los muros caen.

Carlos Monte de Oca (Concepción, 1960), artista que desde finales de los años 90 cuestiona el lenguaje visual y trabaja con el texto poético, presenta varios trabajos donde significante y significado son un solo, como en Pintura Roja y Pintura Azul, o Arte (2012), donde la letra T es reemplaza por un Cristo crucificado, abriendo así una serie de connotaciones simbólicas.

En tanto, la artista visual y poeta originaria de Valparaíso Anamaría Briede (1971) se vale del hilo y la máquina de escribir para tejer varias propuestas de poesía visual, a primera vista, indescifrables. Parte de su serie Escritura Clarividente (2002-2004), estos trabajos contienen una fuerza poética que se hace evidente en la impronta de una máquina de escribir sin tinta que deja grabado sobre el papel de algodón palabras como “no”, la letra “o” sirviendo de ojal por el que ensartar las costuras que van tejiendo un patrón aleatorio y táctil.

Sybil Brintrup (Puerto Montt, 1954), artista que trabaja en diferentes medios -objetos, textos poéticos, video, instalaciones y performances- combina imágenes y palabras, estableciendo un estrecho vínculo entre las artes visuales y las artes literarias. El trabajo de Bintrup se caracteriza por la invención de juegos, objetos, ediciones y envíos postales, lo que la convierten, según sus propias palabras, en una “artista de la correspondencia”. En Die Ecke presenta su obra Minichile, siete juegos de mininaipes que abordan a través de la imagen conceptos sobre la identidad chilena.

Martín Gubbins (Santiago, 1971), que practica la poesía como exploración textual, desde el letrismo y la grafía hasta la música y la percusión, presenta en esta exposición su serie Vocales, impresiones digitales sobre papel en las que la repetición obsesiva y sistematizada de estas cinco letras –cada una en su propio soporte- va conformando un entramado, un patrón visual que, visto a lo lejos, pierde toda posibilidad de referencia.

Carlos Montes de Oca, Arte I y II (2012) y Pintrura Roja y Pintura Azul. Cortesía: Die Ecke
Carlos Montes de Oca, Arte I y II (2012) y Pintrura Roja y Pintura Azul. Cortesía: Die Ecke
Carlos Montes de Oca, Arte I y II (2012) y Pintrura Roja y Pintura Azul. Cortesía: Die Ecke
Carlos Montes de Oca, Arte I y II (2012) y Pintrura Roja y Pintura Azul. Cortesía: Die Ecke

ESCRITURAS VISUALES

Die Ecke Arte Contemporáneo, Santiago de Chile

Hasta el 28 de abril de 2018