Por más de 30 años, Tania Bruguera (La Habana, 1968) ha trabajado en la intersección del activismo y el performance para analizar y desafiar las estructuras de poder y concebir nuevos modelos utópicos de autoridad con la finalidad de crear estructuras e instituciones alternativas que intenten transformar y redistribuir el poder. Esto ha resultado en proyectos de arte que toman la forma de movimientos sociales, periódicos y escuelas, e incluso en su provocadora auto-nominación como candidata a las elecciones presidenciales de Cuba en 2018.

El Yerba Buena Center for the Arts (YBCA), en San Francisco, California, presenta hasta el 29 de octubre de 2017 la exhibición itinerante Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder,una revisión retrospectiva de los proyectos a corto y largo plazo de esta renombrada artista política.

Organizada por el YBCA, y curada por Lucía Sanromán, directora de Artes Visuales, y Susie Kantor, curadora asistente de esta institución, Tania Bruguera: Hablándole al Poder presenta por primera vez los proyectos en curso de esta “artivista”, realizados entre 1985 y 2017, en los que busca transformar el efecto emocional y simbólico del arte hacia la eficacia política.

Con frecuencia, los proyectos de Tania empujan a la institución del arte a desempeñar su papel cívico, pidiendo volcar sus recursos hacia problemas sociales omnipresentes y, a través de esto, crear vías para entenderlos mejor, buscando maneras de inferir en ellos y eventualmente redefinir sus propios hábitos políticos”, dice Sanromán.

Tania Bruguera, Referendum, 2015–2016. Vista de instalación de Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder, Yerba Buena Center for the Arts, San Francisco, 2017. Cortesía: Yerba Buena Center for the Arts. Foto: Charlie Villyard.
Tania Bruguera, Referendum, 2015–2016. Vista de instalación de Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder, Yerba Buena Center for the Arts, San Francisco, 2017. Cortesía: Yerba Buena Center for the Arts. Foto: Charlie Villyard.

El trabajo de Bruguera está dividido en acciones de corto plazo-eventos aislados y gestos políticos- y proyectos de largo plazo. Los proyectos a corto plazo se caracterizan por la apropiación incisiva de imágenes, eventos icónicos y propaganda de poder que Bruguera reestructura posteriormente como gestos disruptivos que tienen la finalidad de impactar y movilizar a las personas a la acción.

Los proyectos a largo plazo van más allá de la representación y buscan crear instituciones y plataformas democráticas, proponiendo un futuro político más incluyente, como por ejemplo, una escuela de arte disidente, una organización de inmigrantes alternativa o un partido político para migrantes.

En estrecha colaboración con el YBCA, Bruguera “actualizará” estos proyectos en relación con el panorama político actual y desarrollará los conceptos centrales que permean su obra, como son el “artivismo”, un término que fusiona “arte” y “activismo” para sugerir que el arte puede cambiar nuestros hábitos políticos, y el “arte de conducta”, o arte que cambia comportamientos.

“El arte político hoy es más relevante y urgente que nunca, ya que la presidencia de Trump pone en riesgo las suposiciones básicas y fundamentales relacionadas con la identidad de Estados Unidos. La exhibición en el YBCA ofrece un espacio en donde se ejercerá el papel de arte como testigo y agente de provocación, ya que el arte nos permite decir y hacer lo que no puede ser mencionado bajo sistemas de represión y violencia”, señala Bruguera.

Tania Bruguera, #YoMePropongo, 2016–presente. Vista de la instalación en Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder, Yerba Buena Center for the Arts, San Francisco, 2017. Cortesía: Yerba Buena Center for the Arts. Foto: Charlie Villyard.
Tania Bruguera, The Francis Effect, 2014–presente. Vista de la instalación en Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder, Yerba Buena Center for the Arts, San Francisco, 2017. Cortesía: Yerba Buena Center for the Arts. Foto: Charlie Villyard.

La exhibición rastrea la evolución y práctica de estos conceptos, empezando con Homenaje a Ana Mendieta (1985-1996), donde Bruguera recrea obras de su compatriota para situarlas en el contexto cultural e imaginario artístico cubano de los años ochenta, y continúa con Memoria de la Posguerra I, II, y III (1993/1994/2003), en donde crea un periódico independiente como obra de arte en colaboración con artistas y críticos contemporáneos viviendo en Cuba y en el extranjero.

También se presentan sus proyectos, aún en curso, Immigrant Movement International (Movimiento Inmigrante Internacional) [2010-presente] un movimiento sociopolítico iniciado por la artista que ha creado un centro de comunidad por inmigrantes, The Francis Effect (2014-presente)​, una campaña política en la que se pide al Papa Francisco que extienda la ciudadanía del Vaticano a todas las personas indocumentadas en el mundo.

En el YBCA, Bruguera actualiza el Immigrant Movement Internationalcon el estreno de The Party of Migrant People’s ​​Assembly ​​(Asamblea del Partido del Pueblo Migrante), una serie de conversaciones con las organizaciones de los derechos de los inmigrantes de la bahía de San Francisco y el extranjero, con el fin de encontrar soluciones concretas a la falta de derechos de los inmigrantes en estos tiempos de extrema polarización. Otro proyecto incluido en la muestra es #YoTambienExijo(2014-presente), una plataforma civil que promueve los derechos civiles, políticos, económicos y culturales en Cuba.

Tania Bruguera, Tatlin’s Whisper #6 (Havana Version), 2009. Vista de la instalación en Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder, Yerba Buena Center for the Arts, San Francisco, 2017. Cortesía: Yerba Buena Center for the Arts. Foto: Charlie Villyard.
Tania Bruguera, Instituto de Artivismo Hannah Arendt (INSTAR), 2016–presente. Vista de la instalación en Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder, Yerba Buena Center for the Arts, San Francisco, 2017. Cortesía: Yerba Buena Center for the Arts. Foto: Charlie Villyard.

Uno de los fundamentos centrales de la obra de Bruguera es la pregunta de cómo presentar procesos sociales y participativos en el contexto de exhibición en una galería de arte. En el YBCA se lleva a cabo la “actualización” de sus obras de performance socialmente comprometidos a largo plazo, al organizar el nuevo proyecto comisionado Escuela de Arte Útil (School of Useful Art) [2017] que, como su nombre lo indica, es una escuela totalmente funcional localizada dentro de las galerías de la institución. Basado en el modelo de su proyecto anterior, Cátedra Arte de Conducta, llevado a cabo en su casa en La Habana desde 2003 hasta 2009, Bruguera ha diseñado un nuevo currículo para el YBCA que utiliza el concepto de “arte útil” (o arte como herramienta) para enfrentar los retos de los artistas hoy, y para explorar la forma en la que el arte puede ser un instrumento para cambios sociales y políticos.

Durante dos meses, estudiantes se reunirán tres veces por semana para aprender sobre el concepto de arte útil por parte de artistas y teóricos invitados, como Jeanne van Heeswijk,Alistair Hudson, Rick Lowe,Ted Purves, Strike Debt Collective, Wochen Klausur​, y ​la misma Bruguera, quien estará en residencia en el YBCA por el periodo de duración de la escuela. Este ambicioso proyecto de arte público se dividirá entre lecturas y talleres, y terminará con una exhibición de los proyectos de arte útil generado por los estudiantes.

Tania Bruguera, vista de la instalación Escuela de Arte Útil, proyecto comisionado para la exhibición Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder, Yerba Buena Center for the Arts, San Francisco, 2017. Cortesía; Yerba Buena Center for the Arts. Foto: Charlie Villyard.
Tania Bruguera, vista de la instalación Escuela de Arte Útil, proyecto comisionado para la exhibición Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder, Yerba Buena Center for the Arts, San Francisco, 2017. Cortesía; Yerba Buena Center for the Arts. Foto: Charlie Villyard.

Escuela de Arte Útil es organizada por el Yerba Buena Center for the Arts, en colaboración con California College of the Arts, San Francisco Art Institute, University of California at Berkeley, San Francisco State University, Asociación de Arte Útil (Alessandra Saviotti y Gemma Medina Estupinan) y YBCA Fellows Program. Las clases tendrán lugar en las galerías y están abiertas al público durante el horario de apertura del museo.

Marcando el debut curatorial de Sanromán​ en el YBCA, esta presentación emblemática es una de las cinco exposiciones que la institución presentará entre 2017 y 2019 como parte de su iniciativa Changing the Ratio. En 2014, se estimó que menos de 15 por ciento de las exposiciones en museos y galerías de Estados Unidos se dedicaban a las mujeres artistas. YBCA aspira a cambiar esta narrativa al dedicar sus galerías principales a exposiciones retrospectivas de algunas de las mujeres artistas más significativas de nuestros tiempos. Bruguera se une a un grupo notable, que incluye a la artista feminista pionera Lynn Hershman Leeson, cuya retrospectiva Civic Radar inauguró en febrero aclamada por la crítica, y que se mostrará hasta el 21 de mayo de 2017. Después de la exhibición de Bruguera, el YBCA presentará una retrospectiva del colectivo de San Francisco Futurefarmers, con presentaciones adicionales pendientes de confirmación.

Tania Bruguera, Self-sabotage, 2009. Vista de la instalación en Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder, Yerba Buena Center for the Arts, San Francisco, 2017.Cortesía: Yerba Buena Center for the Arts. Foto: Charlie Villyard.
Tania Bruguera, Self-sabotage, 2009. Vista de la instalación en Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder, Yerba Buena Center for the Arts, San Francisco, 2017.Cortesía: Yerba Buena Center for the Arts. Foto: Charlie Villyard.

TANIA BRUGUERA: TALKING TO POWER / HABLÁNDOLE AL PODER

Yerba Buena Center for the Arts (YBCA), San Francisco, California, EEUU

Hasta el 29 de octubre de 2017

*Imagen destacada: Tania Bruguera, Immigrant Movement International, 2010–presente. Vista de la instalación en Tania Bruguera: Talking to Power / Hablándole al Poder, Yerba Buena Center for the Arts, San Francisco, 2017. Cortesía: Yerba Buena Center for the Arts. Foto: Charlie Villyard.