Históricamente, las bienales en Puerto Rico han sido boicoteadas, canceladas, retrasadas, convertidas en trienales y vueltas a posponer. Exitosas, desacertadas, pertinentes o controversiales, la constante ha sido su carácter interrumpido, dependiente del vaivén político, la militancia de los artistas y el presupuesto disponible.

Quizás no hubo entonces mejor momento que el décimo aniversario de la recesión económica en Puerto Rico para -a cinco años de su primera edición- realizar la 2da Gran Bienal Tropical, un evento lúdico pero pertinente en estos tiempos de mercados, financiado a través de la economía de la amistad. Una bienal desplegable y versátil, adaptable, sin presupuesto y sin cargos por envío de obras.

Entre palmeras, fritanga y salitre, este ejercicio colaborativo-artístico-tropical se llevó a cabo del 7 al 10 de diciembre en varias localidades de Puerto Rico, bajo la curaduría de Marina Reyes Franco, Radamés “Juni” Figueroa, Jesús “Bubu” Negrón (ganador de la Piña de Oro en la 1ra Gran Bienal Tropical), Stefan Benchoam y Pablo León de la Barra.

Después de una pausa de cinco años, la segunda edición de la Gran Bienal Tropical volvió a Puerto Rico para revivir la experiencia del libre hacer y retomar lo que como proyecto único en su tipo había dejado inconcluso. “Es una especie de ejercicio de trabajo colectivo e investigación donde la estrategia principal es crear una bienal seria y avanzada, basada en la economía de la amistad y la autogestión. Busca también desarrollar proyectos fuera del cubo blanco e insertarse en la selva y paisajes tropicales de cualquier parte del mundo”, dice Ramadés “Juni” Figueroa.

La exhibición principal de la 2da Gran Bienal Tropical duró sólo un día, el sábado 10 de diciembre, en las inmediaciones del Kiosko La Comay (Carr. 187, Km. 13), en Piñones, y contó con la participación de artistas de latitudes caribeñas, tropicales y del más allá, unos invitados, otros seleccionados a partir de una convocatoria abierta (algunas obras se realizaron por instrucciones, en el caso de los artistas que no estuvieron físicamente presentes).

Esta edición también rindió homenaje a dos secretos a voces de la escena artística local: Zilia Sánchez (La Habana, 1928) y Esteban Valdés (Ciudad de México, 1947). Contó, además, con una presentación de trabajos de maestros artesanos y una gran fiesta de cierre con música que incluyó la ceremonia de premiación con la Piña de Oro al mejor artista de la bienal, que esta vez recayó en cuatro: Vivian Suter, Jorge González, Alice Chéveres, y Daniel Lind-Ramos. Los Cocos de Oro (menciones de honor) fueron para Jessica Kairé, Nicolás Robbio y Engel Leonardo.

“Es evidente y placentero ver cómo la Bienal Tropical no sólo une a la comunidad artística local e internacional, sino que también une a la comunidad de Loiza. Fuimos recibidos por el Kiosco La Comay, que siempre nos brinda un menú delicioso y un ambiente de unidad y reflexión. Hubo una gran participación de artistas de diferentes generaciones, otro elemento que vemos como un gran logro de esta edición de la bienal, y para nuestra sorpresa uno de los ganadores de la Piña de Oro fue Daniel Lind-Ramos, un artista local, nacido en 1953 en Loiza”, agregó Figueroa.

Eventos colaterales

Para que la bienal no fuera un evento efímero -una exhibición de un solo día-, en esta oportunidad se organizaron varias actividades conexas. El evento inaugural, Noche de Videos, se llevó a cabo el 7 de diciembre en Beta-Local, un espacio sin fines de lucro ubicado en San Juan dedicado a apoyar y promover la práctica y el pensamiento estético a través de varios programas. Entre los videos proyectados se encontraban The Great Silence (2014), de Allora y Calzadilla; Patrón De Abuso (2015), de Quisqueya Henríquez; The Real. Retrato de Norman Mejía (2004-2013), de María Isabel Rueda; y Reina del Enin (2014), de Elkin Calderón.

Otros de los proyectos especiales fueron un taller de cerámica prehistórica antillana ofrecido por la maestra artesana Alice Chéveres; Jaimito y sus Ostiones, un proyecto culinario de Jaime Crespo que consistió en la venta de ostiones durante todo un día; el Museo de Arte Singular, de Jesús “Bubu” Negrón, una serie de visitas durante un día a los artistas singulares del pueblo de Loiza (esta fue la primera actividad en Puerto Rico del proyecto Museo de Arte Singular / El MAS, que se dedica a destacar lo que se conoce como Outsider Art puertorriqueño); una lectura performática de Son Cimarrón para Adolfina Villanueva de Edwin Reyes, por Gache Franco en colaboración con Awilda Sterling-Duprey (performera) y Luis Alonso (grabador); lecturas en voz alta de textos del Archivo Antillas para los Antillanos de Mónica Rodríguez y colaboradores; una proyección de películas en 16mm de Beatriz Santiago Muñoz; y un Comedor Navideño en La Esquina, que contó con la famosa receta del tradicional pernil en malta del artista Michael Linares, acompañado de arroz con gandules, coquito, morcilla, y mucho espíritu de fiesta. Cocinó el equipo de Beta-Local junto a buenos amigos.

Artistas participantes en la exhibición de la 2da Gran Bienal Tropical

Adriana Lara, Adriana Martínez, Andrés Pereira Paz, Beatriz Santiago Muñoz, Bhakti Baxter, Blue Curry, Brandon Cannon, Caribbean Backbone Research Institute, Carolina Caycedo, Chaveli Sifre, Cecilia Jurado, CoCa, Cristina Tufiño, Dalton Gata, Daniel Lind-Ramos, Daniel Steegmann Mangrané, Donna Conlon & Jonathan Harker, Edgardo Larregui, Eduardo Navarro, Engel Leonardo, Esteban Valdés, Felipe Mujica, Flurina Badel & Jeremie Sarbach, Gabriel Maldonado Andreu, Gache Franco en colaboración con Awilda Sterling-Duprey y Luis Alonso, Gala Berger, Gregory Thielker, Irene de Andrés Vega, Iván Sikic, Javier Barrios, Jessica Kairé, Joao Mode, Jorge González, Juan Alberto Negroni, Juan Sebastián Peláez, Jun Martínez, Karlo Andrei Ibarra, Kcirred Reswob, Kent Chan, Laura Castro con Máximo Del Castillo y Quisqueya Henríquez, Lino Divas, Lionel Cruet, Luis Santiago Rivera, Manuel Mendoza Sánchez, Manuela Viera-Gallo, Marcelo Cidade, Melissa Raymond & René Sandín, Mónica Rodríguez, Opavivará, Nicolás Robbio, Ricardo Morales-Hernández, Rita Indiana y Raul Recio, Roberto Yiyo Tirado, Vivian Suter, Zilia Sánchez.

The following two tabs change content below.

Alejandra Villasmil

Nace en Maracaibo (Venezuela) en 1972. Es Directora y Fundadora de Artishock. Licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual, por la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas, Venezuela, 1994), con formación libre en arte contemporáneo (teoría y práctica) en escuelas de Nueva York (1997-2007). En Nueva York trabajó como corresponsal sénior para la revista Arte al Día International (2004-2007) y como corresponsal de Cultura de la agencia española de noticias EFE (2002-2007). En Chile fue encargada de prensa y difusión para el Museo de Artes Visuales (MAVI), Galería Gabriela Mistral, Galería Moro y la Bienal de Video y Artes Mediales.
UA-20141746-1 Cartelera