Andrea Rosen Gallery e Instituto de Visión presentan la primera exposición individual en Estados Unidos del artista colombiano-holandés Miguel Ángel Cárdenas (1934-2015), cuyas esculturas son reconocibles en el contexto de los movimientos contemporáneos de la posguerra, como el Nouveau Réalisme en Francia, el Pop Art en Estados Unidos y el Nul Group en los Países Bajos, al tiempo que se inspiran en su herencia latinoamericana. Compartiendo con estos grupos un interés en utilizar bienes de consumo cotidiano como nuevo material artístico, la obra de Cárdenas se distingue sin embargo por sus lúdicas y provocadoras imágenes cargadas de sexualidad y erotismo.

La sexualidad, en su sentido más erotizado y explícito, es un tema central del trabajo del artista. Fluidos, orgasmos y gemidos que podrían entenderse como abyectos, desde la perspectiva de Cárdenas nunca fueron vulgares puesto que plantea el acto sexual como algo sagrado y bello. Palabras como fuck (follar), cunt (coño) o dick (verga) fueron parte de piezas en las que buscó destacar lo sublime de las relaciones sexuales entre hombres y mujeres, hombres con hombres, y mujeres con mujeres, según la curadora e investigadora colombiana María Wills, co-directora de Instituto de Visión, galería colaboradora en esta exhibición.

Rechazando las tradiciones culturales represivas (a partir de su educación católica en Colombia), el multifacético cuerpo de obra de Cárdenas surge de la apertura y la experimentación. Evocando las suaves esculturas de Claes Oldenburg y las Accumulations de Arman, los ensamblajes de Cárdenas organizan objetos cotidianos, como alimentos envasados y juguetes de plástico coloridos, en sugestivas composiciones evocadoras de órganos sexuales internos o genitales asomándose por pantalones desabrochados.

Nacido en Colombia, Cárdenas se trasladó a Amsterdam en 1962, donde adoptó el nombre de Michel Cardena. Si bien ha explorado ambiciosamente una variedad de medios, incluyendo pintura, ensamblaje, performance, video y fotografía, esta exposición se centra en un grupo de sus esculturas de pared, así como ejemplos de video y dibujo. El artista fue pionero en el video y la performance en los Países Bajos. Situó al cuerpo en el centro de su práctica, al igual que muchos de sus contemporáneos que trabajaban en estos medios, como Marina Abramović, Vito Acconci, Chris Burden y Carolee Schneemann.

Refutando las percepciones del cuerpo como tabú, abyecto o vulnerable, el trabajo de Cárdenas se posiciona de manera única como un sitio de sensación positiva y potencial conectivo. Poniendo en escena happenings y obras en video bajo su compañía de producción Warming up etc, etc, etc (representada por un logo de un órgano sexual/flor abstracto), Cárdenas exploró la noción de “calidez” en relación con las interacciones sociales y la excitación sexual. Como latinoamericano viviendo en un país “frío”,  infundía “calidez” en los ambientes y acciones cotidianas: elevando el termostato, facilitando la conversación, derritiendo un cubito de hielo, cocinando una comida. Las audaces obras de Cárdenas crearon una fricción que esperaba conduciría a una sociedad cada vez más liberada.

Miguel Angel Cárdenas, Blue lovers (Amantes Azules), 1965, panel, PVC, objetos, 72.1 x 115.3 x 13.3 cm. Cortesía del Patrimonio de Miguel Ángel Cárdenas e Instituto de Visión, Bogotá. Foto: Pierre Le Hors
Vista de la exposición de Miguel Angel Cárdenas en Andrea Rosen Gallery, Nueva York, 2017. Cortesía de la galería
Vista de la exposición de Miguel Angel Cárdenas en Andrea Rosen Gallery, Nueva York, 2017. Cortesía de la galería
Vista de la exposición de Miguel Angel Cárdenas en Andrea Rosen Gallery, Nueva York, 2017. Cortesía de la galería
Vista de la exposición de Miguel Angel Cárdenas en Andrea Rosen Gallery, Nueva York, 2017. Cortesía de la galería
Miguel Angel Cárdenas, Nog slechts enkele dagen (2) (Sólo unos días), 1963, vidrio, objetos, pintura, 151,8 x 101,6 x 14 cm. Cortesía del Patrimonio de Miguel Ángel Cárdenas e Instituto de Visión, Bogotá. Foto: Pierre Le Hors

MIGUEL ÁNGEL CÁRDENAS

Andrea Rosen Gallery, Nueva York

Del 6 de enero al 4 de febrero de 2017.