A través de una selección de doce piezas escultóricas de Nicanor Aráoz —realizadas entre 2006 y 2016—, Antología genética recorre los últimos diez años de producción del artista argentino. De esta manera, la muestra en la Universidad Torcuato Di Tella (Buenos Aires) rastrea un conjunto de temas que abarcan el espiritismo, la monstruosidad, las particularidades que definieron a la escultura argentina durante la última dictadura militar, los materiales de consumo cultural industrial y los sentimientos negativos como espacios de enunciación política.

El proyecto curatorial —concebido por Lucrecia Palacios, Alejo Ponce de León e Inés Katzenstein— se inspira, en su formato, en los antiguos teatros anatómicos: arquitecturas de disección que navegan entre el espectáculo truculento y la pedagogía científica. Por eso, esta Antología genética se propone a sí misma como una fusión entre exposición y aula, es decir, un medio de cultivo para la especulación discursiva o un bisturí que facilite la emergencia de operadores subatómicos contenidos bajo la superficie de la obra.

Articulando la observación de las piezas con una serie de charlas e intervenciones, Antología genética dispone un grupo de saberes encadenados, con el objeto de resocializar el trabajo de Nicanor Aráoz, expandir los ejes con los que ha sido vinculado, y activar zonas de contacto entre sus imágenes y las diversas herencias culturales que actúan sobre ellas.

NICANOR ARÁOZ: ANTOLOGÍA GENÉTICA.

Universidad Torcuato Di Tella, Buenos Aires

Hasta el 4 de noviembre de 2016