Luego de su debut en la Hayward Gallery de Londres, en el 2013, y una exitosa gira internacional por reconocidos espacios artísticos, como Auckland Art Gallery (Nueva Zelandia), Museum of Contemporary Art (Australia) y Sharjah Art Foundation (Emiratos Árabes), la muestra Light Show llega a Chile, el único país en América que la exhibirá, para finalizar su itinerancia mundial. La exhibición se presenta en el Centro de las Artes 660 / CA660 a partir del 17 de mayo, bajo la curaduría de Cliff Lauson y la organización de Hayward Gallery en asociación con la Fundación CorpArtes.

Conformada por los trabajos de 15 artistas de gran trayectoria internacional, Light Show incluye las pioneras esculturas minimalistas fluorescentes de Dan Flavin, y el uso de brillantes colores producidos industrialmente por David Batchelor. También las instalaciones inmersivas de Carlos Cruz-Diez, James Turrell, Anthony McCall, Brigitte Kowanz, Ann Veronica Janssens, Jim Campell, Bill Culbert, Ceal Floyer, François Morellet, Iván Navarro y Conrad Shawcross. Se suma uno de los últimos trabajos de Olafur Eliasson -una instalación de 27 fuentes de agua iluminadas por luces estroboscópicas- y la obra de Leo Villareal, un ancho cilindro de luz compuesta por 19.600 LEDs controladas por un computador.

Carlos Cruz-Diez, Chromosaturation, 1965/2013, vista de la exposición "Light Show", Hayward Gallery, Londres © Foto: Linda Nylind. Cortesía del artista
Iván Navarro, Burden (Lotte World Tower), 2011. Vista de la instalación en "Light Show", Hayward Gallery, 2013. Foto: Marcus J Leith. © Iván Navarro

Compuesta por 17 obras visualmente estimulantes, algunas de las cuales no se habían visto por décadas y que fueron recreadas especialmente para la muestra en Londres, la exhibición toma como punto de partida el uso de la luz para alterar la percepción de los espacios, explorando temáticas como el color, el tiempo, la sombra, la luz artificial, la proyección, la tecnología y ciertos planteamientos sociales y políticos, en ambientes inmersivos y experimentales.

Desde los años 60 un número creciente de artistas ha incorporado la luz artificial a su trabajo exhibiendo la luz misma y sus efectos perceptivos como la obra de arte. Estos artistas han abordado la luz como una experiencia ambiental y espacial, como un factor de influencia psicológica y como un medio escultórico intangible.

«Light Show es una experiencia visual y corporal de cinco décadas de arte que explora la luz como medio escultórico y que, en última instancia, transforma la forma en que vemos el mundo que nos rodea. Desde instalaciones atmosféricas hasta esculturas intangibles que se pueden recorrer alrededor e incluso a través de ellas mismas, los visitantes experimentarán la luz en todas sus formas espaciales y sensoriales. Estamos encantados de presentar en conjunto con CorpArtes esta exposición que fue un éxito en Londres y en las instituciones culturales internacionales antes mencionadas”, comentó Lauson.

David Batchelor, Magic Hour, 2004 2007. Vista de la instalación en "Light Show", Hayward Gallery, 2013. Foto: Marcus J Leith © El artista, 2016

Sobre los artistas de la luz

Dan Flavin (1933 – 1996) es uno de los artistas más influyentes y pionero por su uso de la luz. A lo largo de tres décadas -desde los años 60-, y utilizando sólo tubos fluorescentes estándares que se podían adquirir en locales comerciales, logró una notable diversidad de mezclas de colores y configuraciones espaciales, a menudo en relación con la arquitectura. Durante la misma década en la que Flavin trabajaba con neón, el artista francés François Morellet (1926) y el venezolano Carlos Cruz-Diez (1923) comenzaban a explorar el potencial de la iluminación con luces de neón y ambientes de colores, respectivamente.

En los alrededores de Los Ángeles en los años ’70 y como parte del movimiento Luz y Espacio, el estadounidense James Turrell (1943) refinó la relación entre la luz y la arquitectura, desarrollando espacios que aislaban las cualidades atmosféricas de la luz.

A partir de estos precursores, los artistas han seguido desplegando la luz de muchas maneras. El británico-neozelandés Bill Culbert (1935) toma la luz como un tema en su práctica multidisciplinaria, a veces creando juegos auto-reflexivos de palabras a lo largo del camino.

El británico Anthony McCall (1946) y la belga Ann Veronica Janssens (1956) usan humo artificial para visibilizar los rayos de luz, utilizando fuentes de luz cinematográficas y teatrales, respectivamente. Sus esculturas son visibles, aunque realmente efímeras, flotan en el aire y permiten que los espectadores interactúen con ellas.

El estudio de la percepción es el centro de la práctica del artista danés-islandés Olafur Eliasson (1967). Sus instalaciones inmersivas profundizan en la relación entre el espectador y los fenómenos sensoriales, y a menudo incorporan elementos naturales.

El trabajo basado en luz del británico David Batchelor (1955) generalmente está relacionado con objetos recuperados del medio urbano, proveniente de su amplio interés por el color producido comercialmente. El chileno Iván Navarro (1972) utiliza el neón y los espejos unidireccionales para alterar la perspectiva y crear la ilusión de espacio infinito.

Ceal Floyer (1986) juega con las convenciones de la luz como medio artístico, alterando nuestras expectativas de cómo la luz habita nuestra vida cotidiana. Leo Villareal (1967), en tanto, diseña y crea sus propias esculturas volumétricas de LED operando variadas fuentes de luz a través de una sofisticada tecnología. También tomando el enfoque de la programación de LED, el artista estadounidense Jim Campbell (1956) explora la relación entre la percepción y la imagen en movimiento, mientras que el artista británico Conrad Shawcross (1977) se enfoca a la luz celestial y a las ciencias afines a esta.

Hayward Gallery – Light Show – Olafur Eliasson – Model for a Timeless Garden from Southbank Centre on Vimeo.

Light Show

Curada por Cliff Lauson y organizada por Hayward Gallery, Londres, en asociación con la Fundación CorpArtes

Del 17 de mayo al 11 de septiembre de 2016

Centro de las Artes 660/ CA660, Rosario Norte 660, nivel -2, Las Condes, Santiago de Chile