Del 7 al 17 de abril, Santiago de Chile se convertirá en un laboratorio de experimentación en el que más de veinte artistas nacionales e internacionales activarán espacios de fuerte identidad urbana. A través de performances, instalaciones y otras acciones artísticas, edificios abandonados y áreas públicas se transformarán en espacios experimentales para explorar los nexos entre arte, patrimonio y comunidad. Con foco en el barrio patrimonial de Yungay, este ambicioso proyecto, Espacios Revelados, invita a ejercitar de forma creativa nuestro rol de ciudadanos, a descubrir y experimentar el entorno urbano desde nuevas perspectivas, incentivando el reconocimiento y la defensa del patrimonio arquitectónico y planteando la pregunta cómo queremos vivir.

Espacios-Revelados_-Palacio-Iñiguez-Alameda

Palacio Iñiguez, en Santiago. Cortesía: Espacios Revelados

El explosivo crecimiento urbano mundial va acompañado de una serie de desafíos que los Estados difícilmente han podido resolver. En este contexto crítico y ante la fragilidad de la cohesión de la sociedad, el potencial del arte se manifiesta como un agente que interroga nuestros modos de pensar, habitar y convivir en la ciudad. De eso se trata Espacios Revelados: una propuesta que, por primera vez en Chile, desplegará obras de arte vivo de artistas nacionales e internacionales de importante trayectoria, cuyos trabajos se realizarán en espacios urbanos abandonados o deteriorados, activándolos creativamente e invitando al público a participar en experiencias totales, que interpelan los sentidos, estimulan el  pensamiento y refuerzan la cohesión social.

A través de potentes experiencias artísticas y de una serie de actividades y diálogos complementarios, el proyecto revela rincones y edificios de la ciudad de profunda carga estética, simbólica y patrimonial, de los cuales algunos no sabrán siquiera de su existencia: iglesias antiguas, casas abandonadas, palacios, jardines interiores, edificios e instituciones que han marcado la historia urbana de Santiago. El proyecto invita así también a los habitantes de la ciudad a descubrirse a sí mismos, como ciudadanos, vecinos y portadores de una herencia que merece defenderse colectivamente.

Espacios-Revelados_Metalco_Yungay

Metalco, barrio Yungay, Santiago. Cortesía: Espacios Revelados

¿Cómo queremos vivir?

Espacios Revelados es un proyecto que busca establecer nexos entre arte, patrimonio y comunidad y surge como resultado de la colaboración de diversas instituciones y de un diálogo cercano con las comunidades locales. Gran diversidad de organizaciones y realizadores se han unido para dar cuerpo a esta iniciativa que promueve la Fundación Siemens Stiftung, en asociación con la Fundación Patrimonio Creativo y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, y con la colaboración de las Municipalidades de Santiago y Providencia, entre otras organizaciones.

“La Fundación inicia proyectos culturales de carácter internacional como Espacios Revelados porque contribuyen a comprender cómo deseamos vivir en sociedad. La serie de proyectos es un experimento que busca liberar fuerzas creativas y despertar un sentimiento de responsabilidad a través del despliegue del pensamiento artístico en las ciudades”, dice Nathalie von Siemens, Directora Ejecutiva de la Fundación Siemens Stiftung.

El proyecto tuvo su primera edición en 2014 en Buenos Aires, donde un gran número de personas participó en activaciones artísticas instaladas en edificios abandonados o en desuso en dicha ciudad. Ahora tendrá su epicentro en el Barrio Yungay, al sur poniente de Santiago, sector considerado como un modelo de asociatividad y organización vecinal para la defensa del patrimonio arquitectónico y las formas de convivencia barriales. Desde este núcleo, se extenderá a espacios de Santiago Centro y Providencia.

El enfoque de la versión chilena está puesto en las personas, que son las que realmente le dan sentido al espacio, su arquitectura y las formas de convivencia. Por ello, el proyecto partió con una serie de conversaciones sostenidas desde 2014 con los vecinos del Barrio Yungay, de manera de levantar sus deseos y preocupaciones como eje curatorial. “Se trata de un barrio con un tejido social complejo y diverso, heredero de tradiciones y estrategias de resistencia que se han convertido en modelos para pensar formas de construir la ciudad a escala humana”, explica Enrique Rivera, Director de la Bienal de Artes Mediales, quien junto a Joachim Gerstmeier (Director de Proyectos Culturales de la Fundación Siemens Stiftung) y María José Cifuentes (Directora del Centro de Creación y Residencia Nave), conforma el grupo de diálogo que ha realizado la curaduría del proyecto.

“Queremos abrir nuevos espacios para las artes en la ciudad y nuevas experiencias espaciales para los residentes y vecinos. Porque como cultura, el arte es una llave de la que disponemos para vernos a nosotros mismos y para percibir nuestra relación con el mundo. El encuentro con el arte nos coloca ante nuevas experiencias, confluencias y preguntas que nos llevan a observar con más detalle el entorno en el que vivimos y, al mismo tiempo, nos cuestiona de qué otra manera imaginamos que podría ser”, señala Joachim Gerstmeier.

ER.-IVAN-NAVARRO-Y-COURTNEY-SMITH.-CASA-SAUMA-CARVAJAL.-YUNGAY

Iván Navarro y Courtney Smith. Casa Sauma/ Carvajal en el barrio Yungay, Santiago. Cortesía: Espacios Revelados

Activaciones artísticas

Entre los espacios que serán activados se encuentra una serie de edificios de gran valor que hoy están subutilizados, en condiciones ruinosas o amenazados por la especulación inmobiliaria, como la ex Estación Yungay, el edificio Erasmo Escala, el invernadero de la Quinta Normal y la antigua industria Metalco. A estos se suman otros espacios del barrio, como la Plaza Yungay, el Palacio Álamos, el Internado Nacional Barros Arana, y una serie de magníficas casas que hoy están derruidas o quemadas. En el eje Alameda y Providencia se realizarán acciones en lugares como el Palacio Iñiguez y las Torres de Tajamar.

Para activarlos se ha invitado a artistas relacionados con performance, instalación, dramaturgia y danza, cuyas obras construyen su sentido en conjunto con los espectadores y en estrecha relación con los problemas, deseos e intereses de los entornos socioculturales donde operan. Son artistas que trabajan con temas relacionados con el espacio urbano, la memoria colectiva y los imaginarios compartidos, y que para Espacios Revelados presentan propuestas acordes con las características del contexto local. El encuentro contempla la puesta en escena de acciones de arte de más de 30 autores nacionales e internacionales, entre ellos los chilenos Iván Navarro y Courtney Smith, Nicolás Grum, Ronald Kay, Mario Navarro, Sebastián Jatz y Amanda Piña, y Ant Hampton (Gran Bretaña), Magdalena Arau (Argentina), Abraham Cruzvillegas (México), Raqs Media Collective (India) y Eva Meyer-Keller (Alemania).

Iván Navarro y Courtney Smith realizarán la obra Cuadrilla de Yungay, que consiste en una estructura participativa en donde el público ingresará para sostener intercambios y conversaciones según un guión coreográfico. Esta estructura se instalará en plazas del Barrio Yungay.

Desde su formación como compositor musical, Sebastián Jatz instalará una línea hecha de personas dispuestas en una fila que atraviesa el espacio, las cuales emiten audios al unísono alzando la misma nota. Para ello utilizarán cualquier tipo de instrumento, incluida su propia voz. Esta línea de sonido se instalará al interior de la antigua fundición de acero Metalco y también en otros sectores del barrio Yungay.

Por su parte, Nicolás Grum presenta la obra Museo Imaginario. A través de un proceso de conversaciones con estudiosos de distintas disciplinas (desde historiadores hasta chamanes), junto a vecinos del Barrio Yungay, se elaborará la museografía de este espacio ficcionado que operaría en el edificio abandonado Erasmo Escala 2420, espacio que acogería el futuro museo.

Con Pulling Strings, la destacada artista berlinesa Eva Meyer-Keller desarrollará un trabajo coreográfico conjuntamente con artistas chilenos. El proyecto consiste en la recolección de objetos encontrados al azar en dos edificios del Barrio Yungay, los que son atados por cuerdas que atraviesan el espacio, como metáforas de la interconexión social en red.

Siguiendo el hilo de la conectividad, la argentina Magdalena Arau recurrirá a la memoria compartida con su obra sonora Una historia del fuego, que recorre tres espacios del Centro de Creación y Residencia Nave, reproduciendo sonidos de fogatas y fábulas de la literatura clásica mezclados con experiencias narradas por vecinos del barrio asociadas a fuego e incendios.

En otra línea, el británico Ant Hampton presenta Loco pero cierto, una instalación interactiva para niños que interpretan a supuestos expertos sobre temas generales. En el interior del Palacio Álamos, hoy parcialmente recuperado, los niños recitan textos que reciben mediante audífonos, repitiendo lo que escuchan sin ensayo. El resultado es una lista de afirmaciones insólitas que describen un mundo por explorar, en el que se confunden la realidad y la ficción.

Espacios-Revelados_Teatro-Novedades-Yungay

Teatro Novedades, barrio Yungay, Santiago. Cortesía: Espacios Revelados

Proyecciones futuras

Más allá de los 11 días en los que tendrán lugar las activaciones artísticas, el proyecto pretende aportar elementos de contenido e infraestructura a la comunidad que lo hace posible. De este modo, se han diseñado acciones paralelas que a largo plazo impulsen el desarrollo de huertos urbanos, bibliotecas y recursos energéticos, entre otros.

Otro elemento clave, que va en la misma dirección, es el pensamiento compartido y la transferencia de conocimientos a través de actividades como talleres, seminarios y debates en torno a la integración cultural y la construcción creativa de la ciudad; visitas guiadas y conferencias a profesores de colegios municipales en asignaturas de arte, tecnología y materias culturales; y una convocatoria fotográfica abierta titulada Revela tu espacio, que invita al público a enviar fotografías de lugares de la ciudad que tienen un significado especial para ellos. Todas estas plataformas buscan garantizar una efectiva participación ciudadana y estrechar lazos con las comunidades de los diferentes barrios en los que opera, con el deseo de que el proyecto no se limite a acciones temporales, sino que consolide conocimientos y experiencias que puedan ir creciendo y desarrollándose en el tiempo.

En paralelo, colectivos ya constituidos dictarán talleres que implican la formación y participación de audiencias. Entre ellos está el taller del colectivo Mich (Museo Internacional de Chile), que consistirá en crear un gran dibujo sumando los dibujos de niños del Internado Nacional Barros Arana. También el colectivo Mil M2 realizará su Proyecto Pregunta, recogiendo inquietudes ciudadanas y dándoles un formato exhibitivo que se mostrará en el Palacio Iñiguez, de Alameda, y también frente a La Moneda y en el Barrio Yungay. Por su parte, Ariztía Lab trabajará con niños inmigrantes de una escuela pública también del sector, y el colectivo New Indie, dedicado a promover el uso de la bicicleta como herramienta de empoderamiento ciudadano, diseñará una ruta para que todos los ciclistas puedan recorrer los puntos neurálgicos de Espacios Revelados, además de una serie de talleres informativos sobre transporte ciclístico en la ciudad.

Para el Consejo de la Cultura, el proyecto Espacios Revelados conecta tres ejes reflexivos muy relevantes para el Chile de hoy: arte contemporáneo, comunidad y territorio. “Se trata de una iniciativa inédita en nuestra ciudad, que fusiona la valoración y defensa del Patrimonio, el empoderamiento del ciudadano como agente activo en su construcción cultural, y el trabajo de asociatividad, tanto a nivel institucional, como en la construcción de redes internacionales”, comenta el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone.