Galleria Continua, con espacios en San Gimignano, Beijing y Les Moulins, abre ahora una nueva sede en La Habana, convirtiéndose así en la primera galería extranjera en Cuba. Galleria Continua ha convertido el antiguo cine Águila de Oro, del Barrio Chino, en su espacio de exhibición, inaugurando mañana 27 de noviembre con la muestra Anclados en el territorio, en la que participan los artistas Alejandro Campins, Elizabet Cerviño Lastre, Susana Pilar Delahante Matienzo, Carlos Garaicoa, Reynier El Chino Novo y José Yaque.

cuba1112

Galleria Continua abre este 27 de noviembre su sede en La Habana. Imagen cortesía de Galleria Continua

«Si en términos culturales esta nueva sede viene a significar para Galleria Continua el poder establecer cercanías alegóricas entre cuatro ciudades aparentemente distantes e inconexas, o aumentar desde ellas el prestigio y reconocimiento del arte contemporáneo, para La Habana puede representar tal vez el primer paso hacia un hipotético florecimiento de las galerías privadas en la ciudad. Hasta hace unos meses, pensar en la posibilidad de un espacio como este, sin el auspicio directo del Fondo Cubano de Bienes Culturales o el Consejo Nacional de las Artes Plásticas, era poco menos que imposible. Sin embargo, el proyecto de Continua recibe ahora la luz verde de esos organismos estatales y también del Ministerio de Cultura, en sintonía con su propósito por extender los vínculos artísticos descentralizados y situar nuevos puentes de intercambio entre sus públicos», dice la periodista Lianet Hernández en una nota publicada en  Cuba Contemporánea.

12243199_757008607776670_4831773022545218737_n1112

Cristina Garrido, #JWIITMTESDSA? (Just what is it that makes today´s exhibitions so different, so appealing?), 2015, frame de video digital monocanal en HD, 16:9; 24´23”. Cortesía de la artista y Estudio Carlos Garaicoa

 

12278901_757014157776115_5122003521159841052_n1112

Carlos Garaicoa, Testigos: Paisaje VI / Witnesses: Landscape VI, 2015, frottage y grafito sobre papel, libro Bioprima 100 gr., dos modelos en madera balsa, 60 x 80 cm. Cortesía del artista

 

11988282_757015077776023_6168497144998553110_n1112

Dóra Maurer, Timing, 1973/1980, película de 16mm, blanco y negro, 11″, sin sonido. Cortesía: Estudio Carlos Garaicoa

La apertura de Continua, donde Garaicoa es artista estable desde hace ya 15 años, es solo uno de los tres grandes eventos de arte contemporáneo que tendrán lugar esta semana en La Habana. Hoy, Garaicoa inaugura su nuevo espacio de residencia, Artista x Artista (AXA), con la muestra  Artista x Artista (I), en la que participa junto a Cristina Garrido (artista en residencia) y Dóra Maurer.

Esta exposición intenta explorar las relaciones intergeneracionales y contextuales entre tres artistas de contextos geopolíticos diferentes, cuyas investigaciones estéticas se han aproximado de modo personal y crítico a los planteamientos del conceptualismo en tanto paradigma artístico entre finales del siglo XX y los inicios del XXI. La tesis que plantea la exposición asume la importancia de estos denominados “conceptualismos periféricos” como prácticas de interpelación de la realidad y como modo de construcción de la imagen sobre la estructura de una teoría crítica que visibiliza interrogantes políticas, sociales y subjetivas frente a un paisaje determinado. Más que con un “estilo internacional”, el trabajo de estos tres artistas -que difieren en aspectos como género, nacionalidad, generación y lenguajes- puede ser asociado a metodologías de análisis del arte, de la historia del arte y la realidad social donde la imagen deviene el núcleo de un problema a medio camino entre la tradición de un medio y la deconstrucción de un lenguaje.

ARTIS01A-1600x10651112

AXA Space, en La Habana. Foto: Mariella Sola

Artista x Artista, una iniciativa que Garaicoa ya había presentado públicamente en el marco de la pasada 12va Bienal de La Habana, se desarrolla bajo diversos formatos con el objetivo de establecer relaciones de horizontalidad entre la escena artística más joven y una red creciente de instituciones y agentes culturales a nivel internacional.

El proyecto es una plataforma para artistas internacionales en residencia en La Habana. Parte de la filosofía de trabajo de Artista x Artista ha podido verse en el concepto Open Studio puesto en marcha en 2007 por el Estudio Carlos Garaicoa en Madrid. La plataforma crea la oportunidad y las condiciones para la estancia de artistas internacionales en La Habana, donde comparten experiencias con agentes culturales locales, imparten talleres y realizan trabajo de campo e investigación in situ. Por otra parte, Artista x Artista surge de la necesidad de encontrar y generar apoyo desde dentro de la propia comunidad artística en un contexto como el cubano, donde la gestión institucional es insuficiente para responder a las necesidades de los creadores emergentes.

La primera edición del Programa de Residencias Artista x Artista ha invitado a Cristina Garrido a una estancia de un mes, con el apoyo del Programa de AC/E para la Internacionalización de la Cultura Española. El proyecto de Garaicoa es además parte del programa de residencias El Ranchito de Matadero Madrid/AECID, cuya convocatoria está abierta hasta el 9 de diciembre de 2015.

12279098_999291910137553_4307460699151286045_n1112

Carlos Garaicoa en «Follia Continua!», muestra que inaugura el 28 de noviembre a las 18 horas, en el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, La Habana. Cortesía: Centro Lam

La tríada de inauguraciones en La Habana la cierra el sábado 28 la exposición Follia Continua!, una celebración que hace el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam a los 25 años de Galleria Continua, con la participación de los artistas Ai Weiwei, Kader Attia, Daniel Buren, Chen Zhen, Leandro Erlich, Carlos Garaicoa, Subodh Gupta, Ilya & Emilia Kabakov, Anish Kapoor, Jannis Kounellis, Moataz Nasr, Michelangelo Pistoletto, Pascale Marthine Tayou, Nari Ward y Sislej Xhafa.

Es lógico que, tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre La Habana y Washington, comiencen a florecer nuevos proyectos, sin fines de lucro o comerciales, en la isla. «Justo ahora, La Habana es el centro de muchas miradas. Es para algunos la masa moldeable, el terreno promisorio y seductor para el mercado y el sitio donde catalizan infinidades de propuestas creativas que aún no han sido ocupadas por las grandes galerías», concluye Hernández en su nota.