A lo largo de los años, la práctica de Carlos Amorales se ha caracterizado por un incansable interés por el dibujo, abordándolo a través de una gran diversidad de técnicas, procesos y escalas. Sus dibujos sirven como herramientas para investigar una serie de inquietudes omnipresentes en su trabajo, entre las cuales destacan su profunda inclinación por la gráfica (creando afiches populares, periódicos, grabados, portadas de discos y publicaciones varias) y su gran fascinación por la música en todos sus ámbitos. Además, siempre ha gozado de una apertura particular para colaborar con distintos músicos y artistas. Entre ellos destacan Julián Lede, con quien ha trabajado en repetidas ocasiones a lo largo de su carrera, y Joaquín Orellana, con quien ha colaborado varias veces desde que se conocieron en el 2012.

Anti Tropicalia, curada por Stefan Benchoam para el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de San José de Costa Rica, reúne varios cuerpos de trabajo que dan cuenta del apego de Amorales al dibujo y la música como herramientas de trabajo, y su afán por realizar proyectos tanto individuales como colectivos.

IMG_4325-1600x12001004

Vista de la exposición Anti Tropicalia, de Carlos Amorales, en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de San José de Costa Rica, 2015. Cortesía: Stefan Benchoam

 

IMG_4281-copy1004

Vista de la exposición Anti Tropicalia, de Carlos Amorales, en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de San José de Costa Rica, 2015. Cortesía: Stefan Benchoam

 

La exposición presenta dos dibujos monumentales, Fax Mantra 05 y Fax Mantra 06 (realizados para Manifesta 9, en el 2012, utilizando una máquina que imprime/dibuja con carboncillos), diez dibujos de gran escala de Notaciones para el uso de tipografías (creados por el artista en su estudio en la ciudad de México en el 2015), ciento treinta dibujos de pequeña escala de Habana Suite (hechos para la más reciente edición de la Bienal de La Habana en el 2015) y una nueva instalación monumental de dibujo que cubre todas las paredes del museo. Ésta última no ha sido ejecutada utilizando herramientas tradicionales o impresoras de vanguardia, sino con 10 esculturas de grafito (modeladas y pulidas en 3D) en formas de güiros musicales que contraponen su forma y uso original, sirviendo como utensilios de dibujo.

Además, se incluye en la muestra una serie de réplicas de los útiles sonoros de Joaquín Orellana que se construyeron a partir de instrucciones en el 2012, en Costa Rica, con motivo de una mini gira de dos conciertos en su honor. Desde entonces, los útiles sonoros habían estado mal almacenados y se estaban deteriorando en San José. «El día antes de inaugurar la exposición nos los mostraron. Al encontrarlos entre polillas y telarañas, tomamos la decisión inmediata de llevarlos al Museo, donde los limpiamos y pusimos a conversar con los distintos dibujos y esculturas de la exposición», cuenta el curador de la muestra, Stefan Benchoam.

También se presenta una serie de trabajos en video de Amorales que están directamente atados a la música, entre ellos El Aprendiz del Brujo (2013) junto con La Fantasía de Orellana (2013), que surgen tras el encuentro fortuito con Orellana y que reinterpretan la famosa escena del aprendiz del brujo en la Fantasía de Walt Disney; Psicofonía (2008), en el cual varios dibujos de su archivo líquido son musicalizados en una especie de pianola digital; y Erased Symphony (2013), que explora las implicaciones directas de cómo interpretar un ensamble sinfónico luego de que las partituras (impresas en grafito) hayan sido borradas y sobre dibujadas.

IMG_4292-copy1004

Vista de la exposición Anti Tropicalia, de Carlos Amorales, en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de San José de Costa Rica, 2015. Cortesía: Stefan Benchoam

 

IMG_4300-copy1004

Vista de la exposición Anti Tropicalia, de Carlos Amorales, en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de San José de Costa Rica, 2015. Cortesía: Stefan Benchoam

 

IMG_4312-copy1004

Vista de la exposición Anti Tropicalia, de Carlos Amorales, en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de San José de Costa Rica, 2015. Cortesía: Stefan Benchoam

 

IMG_4309-1600x12001004

Vista de la exposición Anti Tropicalia, de Carlos Amorales, en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de San José de Costa Rica, 2015. Cortesía: Stefan Benchoam

 

IMG_4349-copy1004

Vista de la exposición Anti Tropicalia, de Carlos Amorales, en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de San José de Costa Rica, 2015. Cortesía: Stefan Benchoam

 

IMG_4361-copy1004

Vista de la exposición Anti Tropicalia, de Carlos Amorales, en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de San José de Costa Rica, 2015. Cortesía: Stefan Benchoam

 

IMG_4393-copy1004

Vista de la exposición Anti Tropicalia, de Carlos Amorales, en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de San José de Costa Rica, 2015. Cortesía: Stefan Benchoam

 

IMG_4397-copy1004

Vista de la exposición Anti Tropicalia, de Carlos Amorales, en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de San José de Costa Rica, 2015. Cortesía: Stefan Benchoam