Artículos

‘AULLIDO’, O SOBRE EL INSTANTE DE LIBERTAD


por Paz López el 11 de diciembre, 2019

«Aullido», en ese sentido, puede ser leída como una invitación a pensar la violencia. La fragilidad del cuadrilátero, la posibilidad de su inmanente destrucción (recordemos que está hecho de arcilla, una material primitivo), la memoria de unos cuerpos que se examinan e incitan, caen y levantan, nos dan algunas señales. Levantarse, dice Didi-Huberman, “significa romper una historia que todo el mundo creía concluida: significa romper la previsibilidad de la historia”.

ENREDOS Y ECONOMÍA NARANJA


por Néstor García el 11 de diciembre, 2019

La corporativización de la cultura a través de su mercantilización trae como consecuencia estos dimes y diretes, estos enredos, pero además, si se la aplica desde arriba de seguro mantendrá una relación conflictiva con los sectores creativos. No se trata sólo de encontrarle una viabilidad económica a la cultura (que de entrada es positivo), sino de estructurar tipos de políticas culturales en el marco de una relación de tolerancia y respeto hacia sus creadores, debido a que, en definitiva, el arte es el territorio de la especulación y la libertad, esa que nos reafirma en nuestra condición humana.

PLEASE, LEAVE THIS WORLD!


por Artishock el 11 de diciembre, 2019

El mundo arde y no es una metáfora. Sería una utopía pensar que realmente el arte puede cambiar la inflexión a la que nos dirigimos. Pero si el verdadero arte es sanador, puede ser útil para ayudarnos a vivir este mundo, darnos el valor para cruzar la línea, tomar la decisión de partir y dejar esta jodida realidad. «Please, leave this world!» es una tentativa de escape.

ESCULTURA Y REVUELTA: LA VIOLENCIA SIEMPRE ESTUVO AHÍ


por Luis Montes Rojas el 9 de diciembre, 2019

Hoy vemos caer esculturas, y asombra ver la brusca transformación del paisaje cotidiano, pero esa misma violencia ya la hemos visto otras veces, de lejos, como reminiscencia de otras épocas y de otras demandas […] La violencia ha estado siempre presente, nos hemos criado con ella representada en obras de arte que aún transformadas por la pasión, el fanatismo y la rabia siguen siendo bellas a nuestros ojos. La violencia ha quedado adormecida por el tiempo. La hemos, finalmente, naturalizado. El tiempo lo ha permitido.

Instalaciones, videos y fotografías se organizan en torno a fragmentos de problemáticas como la memoria, las violencias y la represión. Estos temas, aún hoy en día, se imprimen como zonas de conflictos. Proa21 acoge la problemática y expone estas voces y murmullos que durante mucho tiempo marcaron una respuesta al discurso hegemónico. Aquí, el registro de sus acciones viene a reemplazar a la materialidad de la obra como objeto y es llevada a una forma de pensamiento crítico.

Hicimos el amor dentro de la tumba que nosotros mismos cavamos en el jardín de Proa frente al Riachuelo de La Boca en Buenos Aires, algo así como desenterrar huacos eróticos y perplejos de viejos cementerios mochicas; en el hueco hicimos el amor como lo realizan los miles de insectos bajo los fanales de luz del carguero que zarpa de Yurimaguas, como si lo hiciéramos sobre un cadáver que se descompone desde milenios, y tratáramos de alimentarnos de él, de sus gusanos, tal como si le quisiéramos devolver la vida a un olvidado, un desaparecido, como si quisiéramos enterrarnos nosotros mismos en ese fuego fatuo y dormir en alianza junto a ellos en la sepultura.

Publicidad

SESC Master Fundacion AMA Galeria Patricia Ready Galeria Die Ecke