Skip to content

MARTINA MIÑO: PLASMA

Esta muestra es una indagación matérica y simbólica que propone escenarios de despojo de un futuro terrenal donde lo único que queda es recaer en una alternativa astral. Articulada a través del lente de la alquimia y el sol, la estrella más antigua está también en magma planetaria y fuidos humanos internos. Plasma propone observar una herida abierta sin posibilidad de cicatrización.


Martina Miño, Plasma, 2022, collage: vidrio, manguera de gas, 80 x 80 cm. Foto: Ricardo Bohórquez

Por Juan Felipe Paredes | Curador

Sobre el celeste, la recopilación de todos los fuegos perfora las córneas y rebota en el interior de la nuca. Una incisión transversal como labrados sagrados en la caja torácica expulsan ardiente plasma.

Cayendo en el umbral del milenio, en la violenta quietud, cortocircuitan axiomas como cables de luz latigando el plano, salvajes. Las aguas internas ahora son vehículos del lenguaje de la emoción original y todas las formas presimbólicas de la comunicación lubrican los engranajes de la digestión infitestinal. Una vez pulverizados, despojados de los huesos y de la carne, colectividades calcinadas creman sus recuerdos en el fuego de los últimos minutos del dominio de los sólidos. Coloidales, penetran las entrañas de la tierra y se mezclan con magma y barro mientras en el otro polo las partículas vibran azarosas en el vapor ardiente. Regresan, asaltan, todas las representaciones inmóviles y todos los símbolos milenarios huelen al olor más antiguo del mundo.

En el lugar en el que se yerguen todas las arquitecturas imposibles, los astros observaron todo. Translúcidas miniaturas desfilan penando todos aquellos objetos que desaparecieron esperando representación.

Todo el espacio se alista para ahogar la miel.

Martina Miño, Ángel Rojo (detalle), 2022, instalación: hierro, óxido, láser, aceite automotriz. Foto: Ricardo Bohórquez
Martina Miño, Ángel Rojo (detalle), 2022, instalación: hierro, óxido, láser, aceite automotriz, 2m x 1m x 60cm. Foto: Ricardo Bohórquez
Martina Miño, Leo Verdis, 2022, relieve: polímero blanco, 30 x 40 x 2 cm. Foto: Ricardo Bohórquez
Vista de la exposición “Plasma”, de Martina Miño, en Casa del Barrio, Guayaquil, Ecuador, 2023. Foto: Ricardo Bohórquez
Martina Miño, Milk tea bone, 2022, collage, vidrio, manguera de gas, 160 x 105 cm. Foto: Ricardo Bohórquez

MARTINA MIÑO: PLASMA

Casa del Barrio, Calle Panamá 200 y Juan Montalvo, Guayaquil, Ecuador

Hasta el 28 de enero de 2023

También te puede interesar

ANA NAVAS: ZIGZAG & OTHER WS

En su universo estético, enseres domésticos producidos en masa se encuentran con objetos elaborados a mano, el vocabulario formal modernista con los materiales mundanos, y las técnicas de bricolaje con la pintura al óleo....

RICARDO. ARCHIVOS DEL TRÓPICO

Desde el pasado 27 de julio, Espacio Onder, en Guayaquil, presenta una completa muestra del trabajo de Ricardo Bohórquez Gilbert (Guayaquil, 1967), arquitecto y fotógrafo que se ha esmerado en retratar el perfil urbano...