Skip to content

GÉNESIS ALAYÓN. LA VILLA: SUPERFICIE VULNERABLE

Por Ruth Auerbach       

La primera exposición individual de Génesis Alayón se presenta como el corolario visual de su práctica pictórica más reciente; una propuesta que da cuenta de sus inquietudes en relación con la visibilización del entorno social y cotidiano. Fugaces y precarios, estos fragmentos de paisaje urbano revelan, a partir del desplazamiento territorial y la vulnerabilidad de los procesos de pertenencia, los referentes sensoriales de una experiencia personal y afectiva.

Cada imagen construye una narrativa de reconocimiento con una localidad explorada desde el perímetro de sus calles, ventanas y fachadas; estructuras entrañables que atestiguan el paso del tiempo y la fragilidad de una memoria individual y colectiva, sedimentada en el detalle ilimitado. Las desgastadas   superficies manifiestan también la urgencia por ampliar los márgenes del espacio bidimensional de la pintura. Su propuesta se constituye así en un relato propio que transita diversos y simultáneos sistemas de producción, buscando ampliar las posibilidades del medio como estrategia de representación contemporánea.   

Vista de la muestra «La Villa: Superficie vulnerable», de Génesis Alayón, en Beatriz Gil Galería, Caracas, 2022. Foto: Edgar Martínez
Génesis Alayón, Ventana Bodega, 2022, óleo sobre tela, 61 x 61 cm. Foto: Jesús Briceño. Cortesía de la artista y Beatriz Gil Galería, Caracas

Las obras iniciales de Génesis, fundamentadas en sus recorridos por la ciudad de Mérida donde formalizaba sus estudios, materializaron un implacable y trágico testimonio visual. Tanto las rutas de autobuses vacíos como los camiones abarrotados de gente -las así llamadas “perreras”-, figuraban un retrato social en movimiento y un normalizado escenario de carencias y de sobrevivencia.    

Con su último cuerpo de trabajo, la noción de desplazamiento nos devuelve la esencia de una experiencia en primera persona: redescubrir el entorno como el “lugar de pertenencia”, en una movilización que se articula desde el recuerdo fragmentado de un territorio transfigurado por la ausencia. En este proceso de reconexión con los vestigios de una identidad incierta, su pintura, a medida que descarta la representación del individuo, se abstrae en refinadas representaciones para rastrear y archivar sus propias referencias.  

Vista de la muestra «La Villa: Superficie vulnerable», de Génesis Alayón, en Beatriz Gil Galería, Caracas, 2022. Foto: Edgar Martínez
Vista de la muestra «La Villa: Superficie vulnerable», de Génesis Alayón, en Beatriz Gil Galería, Caracas, 2022. Foto: Edgar Martínez

La Villa: superficie vulnerable exhibe la travesía visual de la artista. En la serie de Ventanas se recrea una detallada topografía de estructuras y celosías que distinguen las viviendas del entorno natural. Las Paredes delatan los despojos de muros ruinosos -suerte de palimpsesto- que conservan las huellas del pasado; y en el conjunto de Muestras se superponen, en tamaño real, tantos recortes de papel como capas de pintura han trascendido al tiempo. Con esta estrategia, que enlaza el fragmento pictórico con su relieve, continúa la búsqueda de la espacialidad en un intento por desafiar lo ilustrativo en su narrativa [1]

La noción de fragilidad se profundiza aun más en el grupo de Protectores, telas   incisas y desplazadas del marco, en las cuales la aparente funcionabilidad preventiva de estos “guardianes del refugio” queda paradójicamente disminuida. Al descubrir la belleza en lo intrascendente, la representación naturalista de la ruina pareciera entonces transmutar en una imagen incierta y desintegrada, registrando los argumentos de una metáfora de la precariedad y el deterioro.    

La propuesta pictórica de Génesis Alayón se corresponde así con los lenguajes  de una generación de jóvenes creadores que operan en los intersticios de tópicos comunes a sus preocupaciones: migración, nomadismo y desarraigo; cambios constantes del entorno y transformación de los espacios habitables; y con ello, un itinerario de cartografías subjetivas producidas a partir de un ejercicio procesual de trayectorias cruzadas.

Vista de la muestra «La Villa: Superficie vulnerable», de Génesis Alayón, en Beatriz Gil Galería, Caracas, 2022. Foto: Edgar Martínez
Vista de la muestra «La Villa: Superficie vulnerable», de Génesis Alayón, en Beatriz Gil Galería, Caracas, 2022. Foto: Edgar Martínez

[1] Aspecto anteriormente desarrollado en Meridiano de la Villa, un dispositivo tridimensional que lleva la pintura a otras dimensiones espaciales, así como en el compendio de telas recortadas y superpuestas en el libro-archivo titulado, precisamente, Resguardo. 


La Villa: Superficie vulnerable, de Génesis Alayón, se presentó hasta el 13 de noviembre de 2022 en Beatriz Gil Galería, Calle California con Edf. San Carlos, PB2, Avenida Jalisco, Caracas.

También te puede interesar

Vista de la exposición "Otras caídas", de Pablo Ferrer, en D21 Proyectos de Arte, Santiago de Chile, 2018. Foto cortesía de la galería

PABLO FERRER: OTRAS CAÍDAS

D21 Proyectos de Arte, en Santiago, presenta la exposición "Otras caídas" del artista chileno Pablo Ferrer (Santiago, 1977), compuesta por una serie de pinturas sobre papel de gran formato cuyas representaciones cruzan diversos imaginarios,...