Skip to content

PAULA REGO EN MÁLAGA. SU ÚLTIMA GRAN EXPOSICIÓN EN VIDA

La actual exposición de Paula Rego (Lisboa, 1935 – Londres, 2022) en el Museo Picasso Málaga presenta la obra de una artista insobornable y de extraordinaria imaginación, que ha redefinido el arte figurativo y revolucionado la representación de las mujeres en el arte. La exposición refiere su notable trayectoria, poniendo de manifiesto el carácter autobiográfico de buena parte de su obra, el contexto sociopolítico donde echa raíces y el amplio espectro de sus referentes, desde el cómic hasta la pintura de historia. A través de más de ochenta obras, entre collages, pinturas, pasteles de gran formato, dibujos y aguafuertes, el recorrido abarca desde sus trabajos en los años sesenta hasta las escenas ricamente estructuradas y estratificadas de las dos primeras décadas de este siglo.

Sus trabajos de los años sesenta y setenta se oponen con pasión y fiereza a la dictadura portuguesa, utilizando una diversidad de fuentes de inspiración como los avisos publicitarios, la caricatura y las noticias de prensa. También explora los cuentos populares en cuanto representaciones de la psique y del comportamiento humano. Además de reflejar su interés por la cultura popular, su obra temprana tiene sus raíces en su experiencia con la terapia junguiana. Rego se sometió a este tipo de análisis, lo que despertó su deseo de investigar personajes arquetípicos que reflejan e influyen en el comportamiento humano.

En 1980 Rego abandonó el collage y regresó a la pintura, combinando recuerdos de la infancia con sus experiencias de mujer, esposa y amante. La exposición ofrece obras importantes de esa época: ejemplos de la serie Las niñas Vivian, donde las niñas se rebelan contra una sociedad coercitiva y expresan su deseo sexual, y una serie de pinturas seminales que cimentaron la fama de la artista.

Paula Rego, Las niñas Vivian como molinos de viento, 1984, pintura acrílica sobre lienzo, 242 × 179 cm. CAM-Fundação Calouste Gulbenkian, Lisboa. Foto: Paulo Costa © Paula Rego
Paula Rego, Sin título, 1986, pintura acrílica sobre papel, 112 × 76 cm. ©Colección de Kim Manocherian ©Paula Rego

La literatura y la narración de historias inspiraron las obras de Rego a lo largo de las décadas, especialmente cuando las protagonistas son mujeres jóvenes que luchan contra sus miedos y deseos. En obras dedicadas a Peter Pan, Pinocho y Blancanieves, se adentra en el lado más oscuro de los cuentos infantiles. Explora la crueldad de los adultos y el desenfreno de los niños mientras huyen y se embarcan en peligrosas aventuras.

En la exposición figuran grabados pertenecientes a su serie Nursery Rhymes (1989), donde se sumergió en la extrañeza y la crueldad de las canciones infantiles tradicionales de Gran Bretaña. Los personajes femeninos representados en esta época también representan el mundo interior de la artista. “Era muy importante ir al origen”, decía, “el origen imaginativo que provee a las imágenes de lo que llevamos dentro, sin que sepamos qué es”.

En su condición de primera artista residente en la National Gallery, Rego subvirtió la historia del arte, tejiendo alusiones a maestros como Hogarth y Velázquez en pinturas donde las protagonistas son mujeres y el foco está puesto sobre su lucha hacia la emancipación, como La artista en su estudio (1993).

Paula Rego, Durmiendo, 1986, pintura acrílica sobre lienzo, 149,8 × 149,5 cm. Arts Council Collection, Southbank Centre, Londres ©Paula Rego
Paula Rego, Las criadas, 1987, pintura acrílica sobre papel sobre lienzo, 213,4 × 243,9 cm ©Colección de Kim Manocherian ©Paula Rego
Paula Rego, El tiempo, pasado y presente, 1990, pintura acrílica sobre papel sobre lienzo, 183 × 183 cm. CAM-Fundação Calouste Gulbenkian, Lisboa. Foto: José Manuel Costa Alves © Paula Rego
Paula Rego, La artista en su estudio, 1993, pintura acrílica sobre lienzo, 180 × 130 cm. ©Leeds Museums and Galleries, Reino Unido/Bridgeman Images ©Paula Rego

La exposición también incluye grandes retratos de figuras femeninas en solitario realizadas con pasteles entre 1990 y 2000, como las pertenecientes a la serie Aborto, origen de algunas de sus imágenes más conocidas e impactantes e integradas a la campaña por la legalización del aborto en Portugal. Estas obras presentan a mujeres al día siguiente de haberse practicado un aborto ilegal. En general, Rego presenta mujeres físicamente fuertes y de diferentes temperamentos. Pueden estar desesperadamente adoloridas, sexualmente excitadas o verse ferozmente independientes. No actúan ni atienden a la mirada masculina.

En 2004, Rego le pidió a su modelo Lila Nunes que posara para una serie de grandes pasteles titulada Possession I–VII. Se inspiró en fotografías de conferencias médicas de finales del siglo XIX que mostraban a mujeres diagnosticadas con «histeria». Este término se utilizó para describir una amplia gama de condiciones psicológicas y ha modelado prejuicios sobre la supuesta constitución mental débil de las mujeres. En esa época, algunos creían que la histeria era una «posesión demoníaca».

Rego encontró similitudes entre las imágenes de aquellas mujeres diagnosticadas con histeria y las poses de santas tradicionalmente vistas en las pinturas religiosas católicas romanas. La posesión representa la experiencia de una mujer tanto del martirio como de la autodeterminación. De manera crucial, Rego empodera a sus personajes a través de la expresión de su sexualidad.

La posesión también puede ser leída en relación con la propia experiencia de depresión de Rego y su proceso de sanación a través de la terapia, algo sobre lo que ha hablado abiertamente. Esta experiencia se hace más concreta con la representación de un diván que anteriormente había sido propiedad de su terapeuta.

Paula Rego, Blanco, 1995, pastel sobre papel sobre aluminio, 161 × 121 cm. Cortesía Offer Waterman, Londres. Foto: Prudence Cuming ©Paula Rego
Paula Rego, Entre mujeres, 1997, pastel sobre papel sobre aluminio, 170 × 150 cm. Cortesía Ostrich Arts Ltd y Victoria Miro ©Paula Rego

Rego también investigó cómo se construye la identidad de las mujeres al crecer en sociedades patriarcales. Muestra a niñas y mujeres jóvenes interactuando con sus pertenencias o con animales, explorando una mezcla compleja de ideas y emociones, desde la ternura y el deseo sexual hasta el auto-empoderamiento y la dependencia emocional. Abordó sin tapujos los problemas de la trata de mujeres y la mutilación genital femenina a través de poderosas imágenes que confrontan historias difíciles de dolor y abuso que la artista sentía debían ser contadas.

La exposición, organizada por la Tate Britain en colaboración con el Kunstmuseum Den Haag y el Museo Picasso Málaga está comisariada por Elena Crippa, curadora de Arte Moderno y Contemporáneo en la Tate Britain, junto a Zuzana Flašková, curadora adjunta de la Tate.

Paula Rego, Ángel, 1998, pastel sobre papel sobre aluminio, 180 × 130 cm. CAM-Fundação Calouste Gulbenkian, Lisboa. ©Paula Rego
Paula Rego, Fuga, 2009, acuarela, aguafuerte y aguatinta sobre papel, 64 × 50 cm. Colección Ostrich Arts Ltd. Cortesía: Cristea Roberts Gallery © Paula Rego

La muestra se puede visitar hasta el 21 de agosto de 2022 en el Museo Picasso Málaga, C/San Agustín, 8, Málaga, España.

También te puede interesar

Raisa Bosich

Los trabajos de Raisa Bosich (Santiago de Chile, 1988) parten de la observación y análisis de ciertos elementos que provienen de la arquitectura y el paisaje urbano para luego explorar su potencial en el dibujo y…

JOSEFINA LABOURT: SEÑORA

La vejez conmueve porque comparte demasiadas cosas con la muerte, con la no-vida. Lxs ancianxs están vivos, pero para el resto del mundo ya no están en este mundo. Son un afuera, están más...