Skip to content

TUNGA: CONJUNÇÕES MAGNÉTICAS

Unas 300 obras –algunas inéditas, otras raramente exhibidas– conforman la exposición TUNGA: Conjunções Magnéticas, el más exhaustivo recorrido por la producción del artista a cinco años de su muerte en Río de Janeiro, donde residía desde la década de 1970.

Curada por Paulo Venancio Filho, estudioso y amigo cercano del artista, y en asociación con el Instituto Tunga, la muestra ocupa los tres pisos de exposiciones del Itaú Cultural en São Paulo, y se extiende al Instituto Tomie Ohtake, en esa misma ciudad, con la presentación de dos grandes obras: la icónica instalación fílmica Ão, y el reensamblaje de la escultura monumental Gravitação Magnética, acompañada de su maqueta y dibujos relacionados.

Conjunções Magnéticas presenta trabajos realizados por Tunga desde el inicio de su carrera, cuando tenía 18 años, hasta sus últimos dibujos, esculturas, objetos, instalaciones, videos y performances, junto a piezas procedentes de su taller, como cuadernos de artista, bocetos y algunos de los materiales utilizados por este artista, artífice de un universo imaginativo único y de una refinada producción.

Tunga (1952-2016), cuyo nombre de pila era Antônio José de Barros Carvalho e Mello Mourão, se formó en arquitectura y urbanismo en la década de 1970, dialogando con grandes nombres del arte contemporáneo brasileño de la época, como Waltércio Caldas, Cildo Meireles, Sergio Camargo y Lygia Clark.

La relación entre representación, lenguaje y realidad, tema clave para esta generación de artistas, está presente en muchas de las obras de Tunga. Para ellos, el cuerpo y el deseo se convirtieron en componentes activos de sus investigaciones, en las que se incluyen elementos de otras áreas del conocimiento, como la literatura, la filosofía, el psicoanálisis, el teatro, las matemáticas, la física y la biología.

Vista de la exposición «TUNGA: Conjunções Magnéticas», en Itaú Cultural, São Paulo, 2022. Foto: ©Renato Parada
Vista de la exposición «TUNGA: Conjunções Magnéticas», en Itaú Cultural, São Paulo, 2022. Foto: ©Renato Parada
Tunga, Lezart, acero, cobre e imanes, 1989-2021. Foto: Paulo Schlick. Cortesía: Instituto Tunga

Formas y experiencias artístico-poéticas

Tunga opera en la intersección entre objeto, performance y texto. Sus esculturas construyen narrativas, de las cuales los textos son componentes. Además, los objetos utilizados en sus performances aparecen como agentes desencadenantes de procesos. Incluso en los espacios expositivos, los objetos adquieren una dimensión performativa, como residuos o desechos de una determinada acción que han sido dejados en el entorno. El artista llama a estos objetos “instaurações”, una superposición entre las categorías artísticas de “acción” -perteneciente al universo del performance y el teatro- y la “instalación” -objetos montados en un espacio expositivo- para incluirlos como parte de la experiencia artística [1].

La versatilidad de Tunga no solo está presente en su interés por diversos de campos de investigación fuera del arte, sino también en el uso de materiales -imanes, vidrio, fieltro, plomo, cristales, caucho, metales, tejidos, dientes y huesos-, todos cargados de simbolismo y fuerte presencia, y de medios y soportes, desde el dibujo a la “instauração”, o “instalación performática”.

A través de su peculiar práctica metamórfica, casi alquímica, impregnó a los materiales de formas y experiencias artístico-poéticas heterogéneas y heterodoxas. Sus “instaurações”, instalaciones, esculturas y objetos buscan explorar tanto el atractivo físico y simbólico de los materiales como su articulación plástica y poética, y se ubican lado a lado con su intensa obsesión por el dibujo.

Para Tunga, el dibujo no solo era boceto, esquema o proyecto, sino una realización en sí mismo, indisociable y fundamental para la producción y comprensión de la totalidad de la obra. Así, la práctica del dibujo como razonamiento y realización está presente en la muestra en toda su extensión y relación con las obras tridimensionales.

Conjunções Magnéticas pretende enfatizar la interacción metabólica, en constante dinámica y mutación, entre medios y materiales que se presentan a lo largo de una producción de casi medio siglo, una característica fundamental de la obra de Tunga. Sintetiza así su extensión en un conjunto de trabajos que van desde el principio hasta el final de su trayectoria y viceversa, desdoblándose sobre sí misma en todos y cada uno de sus momentos.

Según el curador, la idea central que estructura Conjunções Magnéticas es la de una exposición revisionista que presente la extensión de la obra de Tunga en consonancia con su práctica y su poética plástica, que se “instaure” físicamente como una verdadera “obra”, reuniendo los momentos significativos de su trayectoria sin ningún tipo de jerarquía o cronología, fiel a su pensamiento continuo, circular y expansivo.

Tunga, Gravitação Magnética, 1987 (reensamblada en 2022), hierro fundido, limadura de hierro, alambres de hierro sobre placas de hierro. Foto: Ricardo Miyada. Cortesía: Instituto Tomie Ohtake
Tunga, Gravitação Magnética, 1987 (reensamblada en 2022), hierro fundido, limadura de hierro, alambres de hierro sobre placas de hierro. Foto: Ricardo Miyada. Cortesía: Instituto Tomie Ohtake
Tunga, Gravitação Magnética, 1987 (reensamblada en 2022), hierro fundido, limadura de hierro, alambres de hierro sobre placas de hierro. Foto: Ricardo Miyada. Cortesía: Instituto Tomie Ohtake
Tunga, Ão, instalación cinematográfica (film de 16mm e instalación de sonido), 1981. Foto: Paulo Schlick. Cortesía: Instituto Tunga; Instituto Tomie Ohtake

El toroide y la exuberancia metálica en la topología de intereses de Tunga

En la presentación de Conjunções Magneticas en el Instituto Tomie Ohtake se aprecia Gravitação Magnética [Gravitación Magnética], una gran instalación compuesta por aproximadamente 300 kilómetros de alambres de hierro. La obra participó en la 19ª Bienal de São Paulo, en 1987, y nunca se volvió a montar.

En el suelo, sobre planchas de hierro, imanes y limadura de hierro perfilan un cuerpo curvo que se une a una suerte de cabellera que conecta suelo y techo en un único movimiento de ascensión. Gravitação Magnética reúne en su monumentalidad elementos que se repiten a lo largo de la obra de Tunga; el signo del corte, representado por la cabeza decapitada, ya estaba presente, transfigurado, en varias de sus obras. Pero es la exuberancia metálica, potenciada de manera única por los imanes, la que manifiesta en Gravitação Magnética el inconfundible lenguaje plástico de Tunga.

Además de los dibujos y la maqueta que acompañan a la obra –la mayor escultura realizada por el artista-, también se exhibe Ão, una instalación cinematográfica presentada por primera vez en 1981, en la 16ª Bienal de São Paulo. Filmado en el interior del túnel Dois Irmãos que conecta los barrios de Gávea con São Conrado en Río de Janeiro, Ão fue editado de manera tal para crear la ilusión de estar en un túnel circular, como en un toroide, una figura en la topología de intereses de Tunga.

En la instalación, vemos la cinta del film trazando un recorrido casi circular a ras del suelo, mientras entra y sale del proyector. En la pantalla lo que se ve es también un movimiento continuo que recorre incesantemente el interior de un túnel sin salida. El espectador se encuentra envuelto en estos dos loops: la película que circula por la sala y la imagen proyectada en la pantalla, como si fuese insertado “dentro” de una escultura visual.

A lo largo de los años, Ão se ha convertido en una de las obras más expuestas de Tunga, tanto en Brasil como internacionalmente, un verdadero “clásico” que hoy se encuentra en importantes colecciones institucionales, como la del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Vista de la exposición «TUNGA: Conjunções Magnéticas», en Itaú Cultural, São Paulo, 2022. Foto: ©Renato Parada
Vista de la exposición «TUNGA: Conjunções Magnéticas», en Itaú Cultural, São Paulo, 2022. Foto: ©Renato Parada
Vista de la exposición «TUNGA: Conjunções Magnéticas», en Itaú Cultural, São Paulo, 2022. Foto: ©Renato Parada
Vista de la exposición «TUNGA: Conjunções Magnéticas», en Itaú Cultural, São Paulo, 2022. Foto: ©Renato Parada

Lo inédito, lo raro entre los pliegues

“Esta es una exposición que tiene una cobertura casi completa de la obra de Tunga. Digo ‘casi’ porque en las últimas décadas hizo obras que él llamó ‘instaurações’, que eran efímeras y reclamaban su presencia, pero que ya no era posible reproducirlas. Pero es sin duda su más grande y completa exposición hasta la fecha”, dice el curador. “Es una oportunidad única de ver todo su trabajo en un mismo lugar. Probablemente, tomará un buen tiempo volver a reunir tantas obras de instituciones y colecciones”.

No se trata, sin embargo, de una exposición retrospectiva, en el sentido de linealidad y cronología. Venancio Filho optó por presentar obras de diferentes períodos un mismo espacio, buscando relacionarlas entre sí en lo que llama una especie de “pliegue”, el cual Tunga utilizó en su trabajo, volviendo a veces hacia sí mismo.

Uno de los factores que contribuye a hacer de esta exposición una rara oportunidad de conocer in loco la pluralidad de la obra de Tunga es el hecho de que están presentes más de 30 obras de colecciones privadas y al menos seis de colecciones públicas. Además de Gravitação Magnética, se incluyen obras inéditas, como la serie de dibujos sobre esta misma obra y los Phanógrafos Policromáticos de Deposição.

Entre el conjunto de obras expuestas destaca también la copia de exhibición de Piscina, exhibida una sola vez en 1975, cuando fue realizada por el artista, y cuyo paradero se desconoce. En ella, un trípode “viste” una gorra con el título escrito en letras de plomo, un bombín para bicicleta y un pito cuelgan de cadenas, y una caja de tela contiene una fotografía del artista nadando, sumergida en cinco litros de miel. Según el curador, para Tunga este fue uno de los primeros experimentos con objetos que se convirtieron en símbolos en su obra.

También hay rarezas, como los Dibujos Protuberantes, Venus, buena parte de la serie Objeto de Conocimiento Infantil, y acuarelas y tintas de los años 70. Raros también son los materiales que se pueden ver en una de las salas de la institución, convertida en una especie de atelier –o gabinete– de Tunga, en el que además hay obras, material de archivo, cuadernos de artista, estudios y piezas como Sem Título, de la serie Morfológicas –en cerámica, bronce, látex–, y loza elaborada por él en la Fábrica Bordallo Pinheiro, en Portugal.

Una de las obras más recientes de Tunga es From ‘La Voie Humide’ (2014), una serie de composiciones espaciales en las que el artista unió diferentes materiales, como yeso, terracota y cristales, sostenidos por una especie de trípode, con calderos y partes del cuerpo en referencia directa a la alquimia. Para el curador, esta puede haber sido una de sus últimas series.

Tunga, Objeto de Conhecimento Infantil, 1974, fieltro, plomo y jabón en caja de metal. Foto: Jaime Acioli

La noción de sistema continuo

Para Tunga la noción de sistema continuo permite comprender que la dimensión simbólica de los objetos no conduce a la idea de un todo uniforme, del cual cada pieza individual es una parte. Más bien, cada pieza, cada texto y cada acción remiten a una producción continua de formas y narraciones que se prolongan sin principio ni finalidad evidentes. También deriva de esta concepción su interés por la figura matemática del toroide: siendo producto de la rotación de una superficie circular alrededor de una circunferencia, el toroide configura también un sistema continuo.

Los sistemas continuos de Tunga tienen un origen: el espacio fantasmático entre cuerpo y psique. Este espacio obedece a una temporalidad y una espacialidad singulares, dominadas por pulsiones eróticas y combinaciones inconscientes. El curador argentino Carlos Basualdo (1964) define este movimiento como una “tendencia al desborde y la profusión mediada por un delicado sentido del equilibrio y la composición” [2], a la que también llama “tensión barroca”.

Tunga entiende los sistemas continuos de sus esculturas como elementos que se desdoblan en el espacio, organizándolo en una experiencia que involucra cuerpo y mente. Son objetos que tienen el poder de hacer aparecer la fuerza poética de los gestos, como sugiere el crítico de arte, curador y poeta Ronaldo Brito al referirse a obras como Trança (1984).

La muestra va acompañada de un catálogo razonado que cuenta con el patrocinio del Banco Itaú, un proyecto de tres años que reúne más de 10 mil obras del artista. Además, durante la exposición se publicarán videos en el canal de YouTube de Itaú Cultural con testimonios de Paulo Venancio Filho (curador de la exposición), Fernando Santana (asistente de Tunga), Paulo Sérgio Duarte (curador y crítico de arte), Waltercio Caldas (artista), Gonçalo Mello Mourão (hermano de Tunga) y Lia Rodrigues (bailarina y coreógrafa) sobre quién fue Tunga, sus inspiraciones, su proceso creativo y la variedad de soportes y materiales en su obra.

Traducido del portugués por Alejandra Villasmil

Vista de la exposición «TUNGA: Conjunções Magnéticas», en Itaú Cultural, São Paulo, 2022. Foto: ©Renato Parada
Tunga, São João Batista, 1977, caucho, lámpara y material eléctrico. Foto: ©Renato Parada. Cortesía: Instituto Tunga
Tunga, São João Batista, 1977-1980, cobre, fieltro, hierro, ventilador y material eléctrico. Foto: ©Renato Parada. Cortesía: Instituto Tunga
Vista de la exposición «TUNGA: Conjunções Magnéticas», en Itaú Cultural, São Paulo, 2022. Foto: ©Renato Parada

[1] TUNGA. En: Enciclopédia Itaú Cultural de Arte e Cultura Brasileira. São Paulo: Itaú Cultural, 2022. Disponible en: http://enciclopedia.itaucultural.org.br/pessoa376775/tunga. Acceso: 22 de marzo de 2022. Verbete da Enciclopédia. ISBN: 978-85-7979-060-7 | Itaú Cultural

[2] BASUALDO, Carlos. Catálogo de exposición: Tunga 1977-1997. Caracas: Fundación Museo Alejandro Otero, 1998.


TUNGA: CONJUNÇÕES MAGNÉTICAS

Itaú Cultural, Avenida Paulista, 149, Paraíso, São Paulo

Instituto Tomie Ohtake, Avenida Brigadeiro Faria Lima, 201, Pinheiros, São Paulo (entrada por Rua Coropés, 88)

Del 11 de diciembre de 2021 al 10 de abril de 2022

También te puede interesar

C. L. Salvaro, Antes de afundar, flutua. Foto: Dani Ometto. Cortesía del artista y Central Galería, SP, Brasil, 2021

C. L. SALVARO: ANTES DE AFUNDAR, FLUTUA

C. L. Salvaro crea una instalación site specific que ocupa toda la planta baja de la casa que le sirve como residencia y estudio en São Paulo. El edificio, a punto de ser demolido,...

Vista de exposición Os monstros de Babaloo, en Fortes D’Aloia & Gabriel | Galpão, São Paulo, 2021. Foto: Eduardo Ortega. Cortesía Fortes D’Aloia & Gabriel, São Paulo/Rio de Janeiro.

OS MONSTROS DE BABALOO

[...] "Babaloo" nos invita a un intento de leer Brasil, en su complejidad y contradicciones, en su belleza y caos, lado A y lado B. Lo que la aproximación entre estos universos aparentemente distintos/distantes...