Skip to content

REPITO, TODO VA A ESTAR BIEN PARA SIEMPRE

Por Sergio Soto Maulén

Al enfrentarnos a una pintura nuestra mirada va adecuándose y focalizando su atención en puntos o asuntos particulares. Esto puede ser una reacción involuntaria, inconsciente, o también una decisión ideológica. Si reconocemos cuáles son los aspectos que norman nuestra mirada le estaríamos dando lugar a los asuntos que probablemente todos compartimos. A temas cotidianos, y a los problemas políticos que enfrentamos como generación.

Dicho esto, hay dos aspectos estilísticos que me gustaría destacar de esta exposición. Ambos son recurrentes en la historia de la pintura: el tema y la forma. O bien, el contenido narrativo de la pintura y las estrategias pictóricas (color, dibujo) para convertir un lienzo en una propuesta concreta. 

Las obras de Violeta Cereceda, Noah Bliazi y Pablo Linsambarth nos presentan nuevas formas de representar la experiencia cotidiana y nuestra relación personal en el espacio público. Nos dan luces de aquellas formas de habitar estos espacios a través de la experiencia pseudo-marginal en la ciudad, en la playa, en las ferias, en las plazas, en internet, o incluso en lo que queda de la cultura de la televisión. Los escenarios, los cuerpos presentados, tensionan la norma y los estereotipos del “buen vivir”. Así como los impresionistas o los realistas abrieron nuevas posibilidades de entender el impacto de la modernidad, estos artistas nos traspasan sus propias experiencias y hacen notorias las transformaciones sociales, económicas, culturales y políticas de Chile en los últimos años.

Vista de la exposición «Todo va a estar bien», Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Valentina Osnovikoff. Cortesía: NAC & Yávar
Obras de Isidora Ladrón de Guevara en la exposición «Todo va a estar bien», Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Valentina Osnovikoff. Cortesía: NAC & Yávar
Obras de Noah Bliazi en la exposición «Todo va a estar bien», Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Valentina Osnovikoff. Cortesía: NAC & Yávar
Obras de Soledad Ramírez en la exposición «Todo va a estar bien», Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Valentina Osnovikoff. Cortesía: NAC & Yávar

Por otro lado, las obras de Soledad Ramírez, Amanda Hansen, Isidora Ladrón de Guevara, Rocío Monasterio y Mauricio Esnore se constituyen desde un lenguaje más vinculado con lo abstracto que con lo narrativo. A pesar de que la forma convoque a una voluntad más expresiva, las obras logran comunicarse y sostener un contenido simbólico particular. Elementos que también son parte de la cultura contemporánea, y sino, se suman a esta. Estos artistas construyen y deambulan entre formas delimitadas, hasta deformaciones, elementos industriales e incluso materialidades más efímeras como reacciones de luz, densidad y color.

Si bien estos rasgos descriptivos son útiles a la hora de profundizar en torno a estas obras, lo más particular, lo que las reúne y lo que las hace aún más interesantes, es una cuestión que puede pasar desapercibida. Esto tiene que ver con poder compartir un ánimo y postura frente a la vida, y con hacer visible aquella voluntad compartida de poder relacionarnos con pinturas e imágenes como si estas fuesen un tipo de conjuro. Un alzamiento y negación de la moral y el binarismo que jerarquiza dinámicas, costumbres, espiritualidades y espacios en la actualidad. El título de esta muestra, Todo va a estar bien para siempre, expone un eje curatorial basado en la posibilidad de reconocer en todas estas pinturas la dominación de un imaginario visual. Aunque suene como un lugar común, esta exposición nos recuerda que la pintura tiene la capacidad de enfrentar e incluso revertir el exceso y el impacto de la imagen digital y las pantallas en nuestro imaginario cultural.

Obras de Rocío Monasterio en la exposición «Todo va a estar bien», Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Valentina Osnovikoff. Cortesía: NAC & Yávar
Obras de Pablo Linsambarth en la exposición «Todo va a estar bien», Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Valentina Osnovikoff. Cortesía: NAC & Yávar
Obras de Amanda Hansen en la exposición «Todo va a estar bien», Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Valentina Osnovikoff. Cortesía: NAC & Yávar
Obras de Violeta Cereceda en la exposición «Todo va a estar bien», Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Valentina Osnovikoff. Cortesía: NAC & Yávar
Obras de Mauricio Esnore en la exposición «Todo va a estar bien», Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Valentina Osnovikoff. Cortesía: NAC & Yávar

En general las manifestaciones culturales masificadas como la música, el trap y sus videos, un tipo de arte más gráfico y también aquellas estrategias estéticas de la protesta, han centrado su contenido hacia la experiencia personal y su devenir colectivo. El impacto de las transformaciones políticas en el cotidiano es inevitable. Se ha constituido un imaginario, una especie de conciencia colectiva difícil de ignorar. Se ha consolidado un tipo de humor, una indumentaria. Nos reímos por lo mismo y nos vestimos parecido. Se ha optado por un lenguaje plástico, ritmos, incluso un uso del color coordinado. Aunque suene ingenuo, todas estas transformaciones tienen más relación con los acontecimientos políticos que con las industrias. Bueno, quizás esto último es más un anhelo que una realidad. Pero al fin y al cabo, todo esto se trata de lo que queremos creer, y la realidad que queremos construir.

Yo creo que la mayoría de los artistas piensan que sus prácticas tienen un fin o una finalidad. Y si no lo sienten así es porque aún no se reconocen ciertas palabras para nombrar la ambivalencia de ser artista. A pesar de esto, se insiste en pintar, lo que sea, ya no por pintar, sino que para hacer cada día más normal la idea de que, a través de la pintura, también se puede conquistar el bienestar.


Todo va a estar bien para siempre es un proyecto de Galería NAC y Yávar Proyectos de Arte

La exhibición reúne trabajos inéditos de Amanda Hansen, Fernando Peñaloza, Isidora Ladrón de Guevara, Mauricio Esnore, Pablo Linsambarth, Rocío Monasterio, Soledad Ramírez y Violeta Cereceda, y se presenta del 16 al 25 de marzo de 2022 en Galería NAC, Américo Vespucio Norte 2878, Santiago de Chile.

www.yavar.info | www.galerianac.cl

También te puede interesar

Gianfranco Foschino.los Ojos del Agua

A lo largo de la trayectoria de Gianfranco Foschino, sus videos silenciosos nos dejan la sensación de que la naturaleza quiere ser escuchada, movilizando nuestras creencias sobre la fugacidad de la vida, activando un...

Javier Chorbadjian, Tiempo Alto II 13, 2016-2019, C-Print, dimensiones variables, PA. Cortesía del artista

Javier Chorbadjian:problemas de Descarte

La obra de Javier Chorbadjian cuestiona la definición del descarte como producto secundario, al transformarlo en temática y criterio de selección de sus imágenes: fotografías de desechos conviven con escenas inoportunas y momentos prescindibles...