Skip to content

MIRAR EN PRESENTE. ARTISTAS DE ABRA EXPONEN EN BOGOTÁ

Desde el pasado 29 de septiembre, la galería ABRA (Caracas) expone en los espacios de Sketch Galería, en Bogotá, el trabajo de los artistas venezolanos Pedro Terán (Barcelona, 1943), Luis Romero (Caracas, 1967), Hecdwin Carreño (Caracas, 1983) y Jurgens Portillo (Maracaibo, 1990), estableciendo una conversación transversal entre cuatro generaciones distintas.

La muestra, titulada Mirar en presente, inauguró en el marco de la Feria Internacional de Arte de Bogotá (ARTBO), que en su edición de 2021 planteó un recorrido a través del circuito de galerías y museos bogotanos, los cuales albergaron a las galerías internacionales en sus espacios, haciendo posible una feria dinámica y particular en la capital colombiana.

Las particularidades del lenguaje y los medios que cada artista emplea parecieran, a primera vista, no generar puntos de contacto; sin embargo, tanto el cuerpo como los objetos cotidianos son sujetos o referencia en la elaboración y formalización de sus obras. La cuestión en torno a la imagen, la presencia de los referentes humanos y urbanos están presentes en el conjunto de trabajos expuestos.

Obra de Pedro Terán en la exposición «Mirar el presente», colectiva de ABRA en Sketch, Bogotá, 2021. Foto cortesía de ABRA
Obra de Pedro Terán en la exposición «Mirar el presente», colectiva de ABRA en Sketch, Bogotá, 2021. Foto cortesía de ABRA

Pedro Terán, perteneciente a la vanguardia venezolana, presenta cuatro obras de la serie Polagramas, una palabra acuñada por el artista para denominar sus secuencias de polaroids, desarrollada inicialmente en Inglaterra y presentada por primera vez en 1979 en el Centro de Arte Contemporáneo Arnolfini, en Bristol.

Polagramas es una suerte de juego de espejos: una instantánea que fotografía un espacio o a una persona, seguida de otra instantánea que fotografía esa instantánea, y de nuevo una imagen de otra imagen, y así sucesivamente, hasta conformar una tautología en la que lo fotografiado originalmente ha desaparecido para dar paso a una nueva construcción, estructurada enteramente a partir del procedimiento fotográfico.

“Su basamento conceptual y formal es la creación de la imagen dentro de la imagen, del espacio dentro del espacio, hasta llegar a sugerir el infinito”, explica Terán. “Estas obras son de una etapa donde formulo con más propiedad la idea del arte dentro del arte, y del espacio haciéndose en el tiempo”.

Obra de Luis Romero en la exposición «Mirar el presente», colectiva de ABRA en Sketch, Bogotá, 2021. Foto: Pablo David Gutiérrez
Obra de Luis Romero en la exposición «Mirar el presente», colectiva de ABRA en Sketch, Bogotá, 2021. Foto: Pablo David Gutiérrez
Obra de Luis Romero en la exposición «Mirar el presente», colectiva de ABRA en Sketch, Bogotá, 2021. Foto: Pablo David Gutiérrez

Luis Romero encuentra en objetos e imágenes de la ciudad una constelación para construir con destreza, a partir de referencias como las rejas, paredes u objetos encontrados, un sistema de códigos individuales que integran los referentes de la historia del arte y las estructuras vivas de su cotidianidad en un extenso ensayo iconográfico.

En Trampa de ojo, por ejemplo, su interés no está en reproducir un muro de manera realista, como lo haría un diestro pintor, ni sustituirlo por una pintura que «engañe» al espectador. El vínculo más directo de este discurso plástico se encuentra en la recopilación de imágenes de la esfera doméstica o urbana, en las pinturas populares de negocios o casas en las cuales se intenta reproducir en ocasiones un muro de ladrillos o piedras, casi siempre de manera fallida.

La obra, compuesta por cuatro módulos de colores primarios más el color negro, contiene una superposición de apropiaciones de imágenes y recursos plásticos muy sencillos.

Romero también presenta una serie de esculturas en forma de rejas, entre ellas Espigas, que en este caso es a la vez un dibujo que se traza en el aire. “Funciona como celosía o trama que deja ver a través, como un tamiz, permitiendo que su forma y dibujo fijen o intervengan como una impronta o capa superpuesta a aquello que está detrás”, señala Luis Romero.

Otro de estos objetos escultóricos, titulado Grano de Oro, parte de un dibujo imaginario realizado por el artista para que un artesano del hierro lo ejecute. Su funcionalidad ha sido desplazada hacia la sala de exposiciones y su presencia no implica bloquear o impedir el paso o la mirada, sino invitar a recorrerla, a que el espectador y su mirada interactúen con ella y el espacio.

Obra de Hecdwin Carreño en la exposición «Mirar el presente», colectiva de ABRA en Sketch, Bogotá, 2021. Foto: Pablo David Gutiérrez
Obra de Hecdwin Carreño en la exposición «Mirar el presente», colectiva de ABRA en Sketch, Bogotá, 2021. Foto: Pablo David Gutiérrez
Obra de Jurgens Portillo en la exposición «Mirar el presente», colectiva de ABRA en Sketch, Bogotá, 2021. Foto: Pablo David Gutiérrez
Obra de Jurgens Portillo en la exposición «Mirar el presente», colectiva de ABRA en Sketch, Bogotá, 2021. Foto: Pablo David Gutiérrez

Hecdwin Carreño presenta un conjunto de pinturas realistas de personas que le son cercanas. Cabezas flotantes con ojos cerrados, fragmentos de cuerpo y personajes que parecen querer ocultarse. Este conjunto de obras forma parte de su investigación Cacería inhumana. Sus pinturas, volúmenes de luz y de sombras, hablan de los dramas de la separación, la mutilación, la alienación o el desarraigo.

“No intento hacer de la pintura una postura, sino más bien un proceso de exploración. El acto de pintar tiene algo de verdad, ese gesto por primigenio delata algo que reside en nuestra humanidad”, relata el artista.

Para Jurgens Portillo la realidad está atravesada por su mirada y por su necesidad de adaptarla al lienzo. Lo real, para Portillo, se basa en escenas y objetos que dan cuenta de la pobreza manifiesta en Venezuela. Su mirada es marginal y acude a aquello que no queremos hacer visible para hablar de un momento y un contexto. En las 16 pinturas de pequeño formato que presenta en la exposición la presencia humana cobra vida a través de los objetos. “Son escenas enmarcadas en el contexto cotidiano, una realidad marcada por la crudeza de los tiempos actuales en Venezuela”, cuenta el artista.


Sketch Galería se ubica en Carrera 23 ## 77-41, Bogotá. La muestra estará abierta durante octubre, de lunes a viernes de 2:00 a 6:00 pm, y los sábados de 3:00 a 6:00 pm.

También te puede interesar

EL CUBO LÍQUIDO

"El Cubo Líquido" es un proyecto curatorial que he desarrollado en la Galería Jacob Karpio de Bogotá que integra a una serie de artistas latinoamericanos emergentes y de mediana carrera cuyas obras dialogan con...

CRISTIÁN SALINEROS: ÓRDENES SISTÉMICOS

La muestra "Órdenes Sistémicos" de Cristián Salineros para NC-arte continúa con su investigación sobre las políticas espaciales, mediante prototipos que hacen dialogar a los cuerpos con el espacio y reflexionando por medio de una...