Skip to content

TODO ESTE TIEMPO

Por Lola Malavasi Lachner, Daniela Morales Lisac, Paula Piedra | Curadoras

Todo este tiempo parte de una invitación del Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) a considerar el presente a la luz de los 200 años de la independencia de Costa Rica. Este presente es, inevitablemente, herencia de un colonialismo que ha desembocado en un sistema socioeconómico con grandes carencias y desigualdades.

Las instituciones de nuestro país, Costa Rica, y sus maneras de operar actualmente responden de manera limitada a nuestros contextos y necesidades, ya que su enfoque está dictado por un modelo económico de acumulación de capital y afianzamiento de dinámicas de poder (lo cual se manifiesta en racismo, machismo, homofobia, especismo, etc.).

Esta es la herencia palpable de un colonialismo que ni dos siglos de independencia han podido borrar; al contrario, sigue siendo notable y se mantiene presente a través de un ritmo que explota y aplasta todas las vidas de manera desigual. Es así como el tiempo se ha convertido en una presencia ubicua, en el reflejo de un condicionamiento que por lo general nos supera y ante el cual nos sentimos impotentes.

Vista de la exposición «Todo este tiempo» en TEOR/éTica, San José de Costa Rica, 2021. Cortesía: TEOR/éTica
Cooperativa Cráter Invertido (México), No tengo tiempo, 2016, ladrillos. Cortesía: TEOR/éTica
Cooperativa Cráter Invertido (México), Monumento al lunes, 2016, ladrillo, soporte. Cortesía: TEOR/éTica

No obstante, el tiempo —como lo concebimos y percibimos— es relativo. El ritmo actual de la vida en nuestro contexto es el resultado de un proceso de colonialismo y extractivismo definido por poderes externos. Aunque parezca fuera de nuestro control, queremos pensar que es posible resistir a estas condiciones a partir de una reconsideración, incluso una transformación de la idea del tiempo que nos gobierna.

Esta exposición plantea entender el tiempo desde un acercamiento más generoso con todos los seres vivos, incorporando los distintos ritmos de la naturaleza como marcadores de tiempo más apropiados para sobrellevar la vida. A partir de la observación de los vaivenes de las olas, del crecimiento de las plantas, o de los ciclos del clima es posible entendernos como parte de un todo y permitir que sea esa naturaleza la que guíe también nuestros ritmos. Esta otra manera de vivir el tiempo operaría en oposición a un sistema de productividad avasallador y vertiginoso, y a favor de un desaceleramiento en un espacio donde el tiempo transcurra de manera distinta.

Gustavo Araujo (Panamá), Olas, 2005, video. Cortesía: TEOR/éTica
Fotografías de Carlos Jinesta, 1997-1999. Cortesía: TEOR/éTica
Dominique Ratton (Costa Rica) y Jonathan Harker (Panamá), Deja que suba la marea, 2010. Cortesía: TEOR/éTica

La exposición incluye obras de la Colección Virginia Pérez-Ratton y de la Cooperativa Cráter Invertido de México, así como una selección de videos del Archivo TEOR/éTica. También se invitó a la artista Verónica Alfaro, quien, con la colaboración de Pablo Cianca, presenta un proyecto que estuvo expuesto e manera virtual en el MADC para la exposición Cubo Negro, celebrada del 20 de julio al 7 de agosto del presente año.

La instalación, que lleva por título Tercas Raíces, propone un diálogo entre naturaleza, diseño y tecnología, acoplando por medio del arte áreas que en ocasiones son consideradas discordantes, pero cuya integración podría ofrecer un camino alternativo para un mejor futuro. La instalación en TEOR/éTica está construida con materiales recuperados de montajes de exposiciones o remodelaciones pasadas y cinco enredaderas de la misma especie. Esta planta, conocida en Costa Rica como Bandera Española (Clerodendrum Thomsoniae), crece envolviendo el soporte que se le provea. Por esta razón, la planta irá “colonizando” la instalación durante el tiempo que dure la intervención en TEOR/éTica.

No obstante, a diferencia del proceso de colonialismo extractivista y explotador, la propuesta de Verónica pretende generar un diálogo entre el crecimiento de la planta y la disposición de los materiales en el espacio, de manera que una responda a la otra. La artista irá adaptando la instalación según las necesidades y los ritmos de la planta, observando lo que su crecimiento le vaya pidiendo, así como las particularidades del espacio y los materiales. De esta forma se plantea una alternativa para imaginar maneras de construir un futuro más generoso, comprensivo y coherente con nuestro contexto.

Priscilla Monge (Costa Rica), La espera es cosa de vida o muerte, 2004, registro fotográfico. Cortesía: TEOR/éTica
Héctor Burke (Costa Rica), Horizonte Espinoso I-VI, 2003. Cortesía: TEOR/éTica
Gustavo Araujo (Panamá), Huella en la arena, 2008, registro fotográfico. Cortesía: TEOR/éTica

TODO ESTE TIEMPO

TEOR/éTica, Calle 7 Av. 11 (Del Kiosco Morazán 300 Norte), Carmen, San José de Costa Rica

Del 20 de julio al 16 de octubre de 2021

Artistas: Verónica Alfaro (CR), Gustavo Araujo (PAN), Héctor Burke (CR), Donna Conlon (PAN), Cooperativa Cráter Invertido (MEX), María Adela Díaz (GUA), Jonathan Harker (PAN), Carlos Jinesta (CR), Priscilla Monge (CR), Ronald Morán (SAL), Esteban Piedra (CR), Marta María Pérez (CUBA), Dominique Ratton (CR).

Curaduría: Lola Malavasi Lachner, Daniela Morales Lisac, Paula Piedra
Apoyo curatorial: Guillermo Boehler, Kevin Pérez, Viviana Zúñiga
Administración: Fabiola Villalobos, Gisela Aguilar
Montaje: Federico Chaves
Diseño Gráfico: José Alberto Hernández
Apoyo: Arts Collaboratory, Doen

También te puede interesar

RESIDENCIA VIRTUAL CENTROAMERICANA

Uno de los objetivos principales de la residencia es fomentar las colaboraciones de investigación transdisciplinarias al invitar a artistas a profundizar su entendimiento de la industria de cafés especiales en Centroamérica y su reconocido...

The Fire Theory (Crack Rodríguez, Melissa Guevara, Mauricio Kabistan, Ernesto Bautista). Vista de la exposición Dios, Unión, Libertad, en Prosjektrom Normanns (Stavanger, Noruega), 2017. Foto: Jan Inge Haga

THE FIRE THEORY: DIOS, UNIÓN, LIBERTAD

The Fire Theory es un colectivo formado por Crack Rodríguez, Melissa Guevara, Mauricio Kabistan y Ernesto Bautista fundado en 2010 en San Salvador. Su última exposición se presenta actualmente en Prosjektrom Normanns (Stavanger, Noruega)...