Skip to content

VICTORIA CABEZAS Y PRISCILLA MONGE: EJERCICIOS DE AUTONOMÍA

TEOR/éTica, en San José de Costa Rica, presenta la exposición Ejercicios de autonomía, una revisión histórica de la obra de Victoria Cabezas (1950) y Priscilla Monge (1968), dos artistas costarricenses que han sido pioneras en emplear modos experimentales de creación y la autorepresentación para hablar sobre la cultura popular, la economía política, el espacio doméstico, la violencia sexual o los roles de género, pero sobre todo para reclamar la autonomía de sus vidas y cuerpos. Poner en diálogo la obra de estas dos creadoras permite comprender también las transformaciones del arte de las últimas décadas.

La selección –que incluye numerosas obras de ambas nunca antes vistas– busca ampliar las perspectivas sobre su trabajo, así como señalar el compromiso y rigor de sus procesos de investigación artística. Ambas artistas cuestionaron los sistemas tradicionales de representación artística (pintura y escultura) para desarrollar métodos experimentales de producción a través de la fotografía, la instalación, el video y los objetos, y en muchos casos usando su propio cuerpo como un vehículo crítico.

La exposición una colaboración con el Departmento de Artes Visuales de Americas Society (Nueva York), y con ella TEOR/éTica continúa su proyecto de revisión de artistas mujeres que han transformado radicalmente los lenguajes del arte contemporáneo en Centroamérica. Tras su paso por Costa Rica, la muestra inaugurará en febrero del 2019 en Americas Society, donde se convertirá en la primera presentación de arte costarricense y centroamericano en esta emblemática institución estadounidense. Junto con la exposición, ambas instituciones editarán un libro exhaustivo que reúne la obra de Victoria Cabezas y Priscilla Monge, nuevos ensayos comisionados y una entrevista con ambas artistas.

Victoria Cabezas, En el bosque 1, 1973, impresión cromogénica sobre papel, 25.3 x 20.3 cm. Cortesía de TEOR/éTica
Priscilla Monge, Sin título, de la serie Pintura salvaje, 1994, acrílico sobre terciopelo, 194 x 143.5 cm. Colección particular, San José. Imagen cortesía de TEOR/éTica

Según el curador de la exposición, Miguel A. López, ambas artistas “han buscado evidenciar y deshacer los estereotipos sociales a través de obras que fluctúan entre el humor y el dolor, entre la escenificación paródica y el registro documental, entre el reclamo por la autorrepresentación del deseo sexual femenino y la resignificación política del trabajo manual y los espacios privados.”

“La obra de Cabezas explora las complejas relaciones entre economía, erotismo, identidad y cultura televisiva. A inicios de los setenta, Cabezas realizó uno de sus proyectos más importantes dedicado a la iconografía de los bananos a modo de comentario sobre el deseo sexual, la comercialización de bienes, el exotismo y la explotación. Sus obras parodiaban la virilidad masculina y comentaban las relaciones de poder y de violencia asociadas a la producción de bananos y otros productos agrícolas de Centroamérica y el Caribe, los cuales derivaron en ocupaciones militares estadounidense en la región. Esa combinación de humor y erotismo continuó presente en otro de sus proyectos más ambiciosos, la serie Mujeres, gatos y televisores (1983) que realizó durante una maestría en el Instituto Pratt en Nueva York. Su cuerpo y los interiores de su pequeño departamento se convirtieron en el escenario de elaboradas ficciones autobiográficas que buscaron reflejar la relación entre las telenovelas y el confinamiento cultural de la mujer al espacio privado –en oposición a una esfera pública controlada por los hombres.

La obra de Monge se ha dedicado a confrontar la manera en que las jerarquías de género condicionan el espacio social, revelando el entrelazamiento entre amor y agresión. Luego de estudiar pintura en la Universidad de Costa Rica, la artista empleó un repertorio de lenguajes como el bordado, la fotografía, la escultura el video y la instalación. En los noventa, Monge creó pelotas de fútbol usando toallas sanitarias, ensambló una bailarina de bronce en la base de un taladro, pintó peleadores de lucha libre sobre tapices convertidos en campos de fútbol. Otros aspectos de su trabajo denotan los vínculos entre muerte y domesticidad. La artista muestra cómo el poder opera no solo a través de la violencia directa sino por medio de sutiles relaciones de dominación en donde unas determinadas visiones del mundo oprimen silenciosamente a otras. Su obra examina las formas en que la educación y el ámbito familiar inducen la socialización de las mujeres bajo nociones patriarcales de abnegación, sufrimiento o seducción”.

Victoria Cabezas, Autorretrato, 1983, copia cromogénica solarizada, 25.3 x 20.3 cm. Cortesía de TEOR/éTica
Priscilla Monge, Sin título, 1996-1997, impresión digital sobre papel, 20.3 x 25 cm. Cortesía de TEOR/éTica

VICTORIA CABEZAS Y PRISCILLA MONGE: EJERCICIOS DE AUTONOMÍA

TEOR/éTica, San José, Costa Rica

Del 26 de septiembre al 10 de diciembre de 2018

Imagen destacada: Victoria Cabezas, Gato y telenovela 2, 1983, copia en gelatina de plata coloreada manualmente, 20.3 x 25.3 cm. cada una. Cortesía de TEOR/éTica.

Compartir

También te puede interesar

Judy Chicago, Birth Tear/Tear, 1985, macramé sobre dibujo sobre tela. Macramé por Pat Rudy-Baese. Colección Through the Flower, Belen, New Mexico, EEUU. Cortesía de la artista

Judy Chicago:a Reckoning

La exposición de Judy Chicago en el ICA Miami examina las ideas y trabajos que no están tradicionalmente asociados a la reconocida artista, para destacar así el carácter multidimensional de su práctica, que abarca...

Manthia Diawara, Édouard Glissant: Poèmes Complets, video, color, sonido. Cortesía del artista

LYDIA CABRERA AND ÉDOUARD GLISSANT: TREMBLING THINKING

Americas Society, en Nueva York, presenta a partir del 9 de octubre Lydia Cabrera and Édouard Glissant: Trembling Thinking [Lydia Cabrera y Édouard Glissant: Pensamiento estremecido], una exposición centrada en las ideas desarrolladas por...