Skip to content

ANTONIO BALLESTER MORENO: AUTOCONSTRUCCIÓN. PIEZAS SUELTAS. JUEGO Y EXPERIENCIA

El Museo Artium, Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco, presenta la exposición Autoconstrucción. Piezas sueltas. Juego y experiencia de Antonio Ballester Moreno, un proyecto que surge del proceso de reflexión de la institución sobre su relación con su contexto urbano y social y, en concreto, sobre el potencial de su plaza interna como punto de encuentro del entorno.

Ballester, uno de los artistas con los que el Museo ha conversado sobre este asunto, revisa una serie de prácticas históricas de pedagogía basadas en la autoconstrucción y el juego y configura en este proyecto, pensado para no ser una exposición al uso, un espacio de encuentro y aprendizaje. La exposición, que incorpora también trabajos de Carme Nogueira, Raphael Escobar y Abraham Cruzvillegas, está comisariada por Ángel Calvo Ulloa y su producción ha contado con la colaboración de Dinamoa Sormen Gunea de Azpeitia y del alumnado y profesorado de Barrutia Ikastola de Vitoria-Gasteiz.

Vista de la exposición “Autoconstrucción. Piezas sueltas. Juego y experiencia”, de Antonio Ballester Moreno, en Museo Artium, Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco, España, 2021. Foto cortesía de Artium
Vista de la exposición “Autoconstrucción. Piezas sueltas. Juego y experiencia”, de Antonio Ballester Moreno, en Museo Artium, Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco, España, 2021. Foto cortesía de Artium
Vista de la exposición “Autoconstrucción. Piezas sueltas. Juego y experiencia”, de Antonio Ballester Moreno, en Museo Artium, Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco, España, 2021. Foto cortesía de Artium

La exposición es el resultado de diversos procesos colaborativos iniciados en el marco de Plazaratu, el proceso de reflexión sobre la conexión del Museo como institución y como estructura arquitectónica con su entorno y su capacidad para ser punto de encuentro y centro de relaciones sociales.

Ballester Moreno utiliza en su práctica artística métodos vinculados a la pedagogía y en ciertos proyectos involucra a grupos de escolares y ocasionalmente adultos para dar forma a una idea inicial. En su propuesta en el Museo Artium, el artista toma como referencia una serie de prácticas pedagógicas desarrolladas en el siglo XX, basadas en la autoconstrucción como juego, y en transformar la acción -construir, reconstruir, arreglar, remodelar- en una manera de aprender, de formarse y de vivir.

La arquitecta inglesa Lady Allen of Hurtwood, el activista danés Palle Nielsen, el arquitecto italiano Enzo Mari o el artista inglés Simon Nicholson son algunas de las figuras que inspiran estas experiencias, tal y como explica ampliamente el comisario Ángel Calvo Ulloa en la publicación que acompaña la exposición.

De esta forma, la Sala A3 del Museo acoge la instalación de los objetos producidos en los talleres desarrollados en primavera por Antonio Ballester Moreno en un centro educativo como Barrutia Ikastola de Vitoria-Gasteiz y en un espacio de creación como Dinamoa Sormen Gunea de Azpeitia.

Vista de la exposición “Autoconstrucción. Piezas sueltas. Juego y experiencia”, de Antonio Ballester Moreno, en Museo Artium, Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco, España, 2021. Foto cortesía de Artium
Vista de la exposición “Autoconstrucción. Piezas sueltas. Juego y experiencia”, de Antonio Ballester Moreno, en Museo Artium, Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco, España, 2021. Foto cortesía de Artium

En el caso de Barrutia Ikastola, siguiendo la práctica de Enzo Mari y su Manual Autoprogettazione, y la Teoría de las piezas sueltas de Simon Nicholson, el artista convocó la participación del alumnado, las familias y el profesorado en un taller de construcción de muebles. Creados a partir de piezas y herramientas elementales y siguiendo planos e instrucciones realizadas al efecto, esos objetos -mesas, bancos, plataformas, cabañas- convierten la sala A3 en una plaza, un parque que se abre además al exterior del Museo, a su huerto urbano.

Por otro lado, la exposición acoge además la instalación de un gran mural de 30 metros de largo y 4 de alto, integrado por un conjunto de 164 piezas de serigrafía producidas en el taller que Ballester Moreno dirigió en Dinamoa Sormen Gunea a partir de los diseños propuestos por el artista.

Esta tendencia de Ballester Moreno de “trabajar en proyectos que se diluyen en lo colectivo”, como señala el comisario, se acentúa con la invitación a otros artistas a participar en la muestra: Carme Nogueira y los talleres que desarrolló a partir del documental de Luis Buñuel Las Hurdes, tierra sin pan y las experiencias pedagógicas innovadoras desarrolladas en esa comarca extremeña en los años 30; Raphael Escobar y Os Cupins das Artes y los talleres realizados con personas sin techo en São Paulo; y Abraham Cruzvillegas y los procesos de autoconstrucción arraigados en los barrios populares de Ciudad de México que pueden rastrearse en su práctica artística.

Vista de la exposición “Autoconstrucción. Piezas sueltas. Juego y experiencia”, de Antonio Ballester Moreno, en Museo Artium, Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco, España, 2021. Foto cortesía de Artium
Vista de la exposición “Autoconstrucción. Piezas sueltas. Juego y experiencia”, de Antonio Ballester Moreno, en Museo Artium, Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco, España, 2021. Foto cortesía de Artium
Vista de la exposición “Autoconstrucción. Piezas sueltas. Juego y experiencia”, de Antonio Ballester Moreno, en Museo Artium, Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco, España, 2021. Foto cortesía de Artium

AUTOCONSTRUCCIÓN. PIEZAS SUELTAS. JUEGO Y EXPERIENCIA. ANTONIO BALLESTER MORENO

Artium, Calle Francia 24, Vitoria-Gasteiz, Araba, País Vasco, España | Sala A3

Del 25 de junio al 1° de noviembre de 2021

También te puede interesar

Vista de la exposición "Solo existe si hay alguien que lo observa", en la Sala de Armas de la Ciudadela de Pamplona, España. Cortesía Luisa Fernanda Lindo

SOLO EXISTE SI HAY ALGUIEN QUE LO OBSERVA

¿Qué nos define como humanidad? ¿Tan sólo aquello por lo que nos identificamos como especie o es realmente una característica más allá de lo aprendido por la imposición social? ¿Y si acaso aquello que...