Skip to content

VICENTE MATTE. ENIGMAS DE LA PINTURA AL TEMPLE

Vicente Matte (Santiago de Chile, 1987) se interesa por la construcción de imágenes aparentemente simples, pero que lentamente vayan revelando ideas y narraciones más complejas que inicialmente no se advierten. En sus obras más recientes, expuestas en dos galerías de Nueva York, se distinguen personajes en solitario o formando conjuntos, sin relacionarse entre ellos, flotando en campos de color, en una suerte de asepsia relacional.

Indescifrables y crípticas, las figuras se suspenden –y nos suspenden- en un no-tiempo y un no-espacio. Algunos personajes tienen ojos exaltados y lucen poseídos, abstraídos o también atribulados, como poseedores de alguna habilidad paranormal. Tras esa capa enigmática, en sus composiciones subyacen asuntos cotidianos y también existenciales de la experiencia humana.

Vicente Matte, Junto Al Taller, 2019, distemper sobre papel, 38 x 27 cm. Cortesía del artista y TV
Vicente Matte, Babel, 2020, distemper sobre papel, 46 x 31 cm. Cortesía del artista y TV
Vicente Matte, Plaza de La Dignidad, 2019, distemper sobre papel, 33 x 21 cm. Cortesía del artista y TV

Su primera exposición individual en Nueva York tiene lugar en la galería Tappeto Volante, en Brooklyn, y es con la que este nuevo espacio abre sus puertas. Esta muestra reúne 20 pinturas al temple sobre papel realizadas entre 2019 y 2020, seleccionadas por el pintor JJ Manford. Vicente viene trabajando con esta técnica antigua, que produce una gran luminosidad en el color y ventajas para trabajar a manera de veladuras.

El título de la exposición, Everyone stands alone at the heart of the Earth (Todos están solos en el corazón de la Tierra), es una línea de un poema del poeta italiano Salvatore Quasimodo que habla de la soledad apocalíptica al final de nuestro viaje transitorio por la vida. Esta idea está intensamente presente en el espacio metafísico que aparece en la obra de Matte. “Si la poesía pudiera manifestarse como una imagen, podría parecerse a las obras de Vicente”, dice JJ Manford.

Con baños de caseína en tonos profundos y saturados, negros intensos y grises cromáticos, Matte crea una superficie seductora que atrae al espectador. Mientras que las pinturas parecen seguir inicialmente las convenciones esperadas de peso, equilibrio, simetría, ritmo, movimiento y dirección, un estudio más detenido revela una figuración inherente que parece representar una narrativa mítica o sagrada, que es tanto poética como evocadora. Aunque vibrantes, estos espíritus deliciosamente ilógicos también son efímeros, disolviéndose tan inmaterialmente como un sueño, incitando a la armonía de la meta imagen.

“Siempre he tenido la impresión de que las pinturas sobre papel juegan un rol inadvertido pero esencial en mi estudio, el de ir haciendo aparecer lo más directa y crudamente posible todas las ideas que me surgen”, explica Matte. “Sin embargo, no son pinturas que surjan de procesos rápidos, sino al contrario. Sobre la mesa de mi taller hay montones de papeles a medio pintar, a la espera de llegar a ser algo. Los tomos y dejo recurrentemente, cambian mucho. La verdad es que se trata más de destruir pinturas que de crear nuevas. Es como si estos papeles estuvieran siempre allí a la espera de convertirse en algo nuevo. Y en ese proceso largo van surgiendo pinturas que luego, algunas de ellas, terminan inspirando pinturas de gran formato”.

Vista de la exposición «Everyone stands alone at the heart of the Earth», de Vicente Matte, en Tappeto Volante, Brooklyn, NY, 2021. Cortesía del artista y TV.
Vista de la exposición «Everyone stands alone at the heart of the Earth», de Vicente Matte, en Tappeto Volante, Brooklyn, NY, 2021. Cortesía del artista y TV.

Otra galería neoyorquina, Alexander Berggruen, expone la obra de Vicente junto a la de los artistas Elana Bowsher y Gabriel Mills, estableciendo cruces interesantes entre sensibilidades pictóricas afines. Acá, Matte presenta siete pinturas, la mayoría trabajadas al comienzo de la pandemia, durante las primeras cuarentenas. “Quizás esa sea la razón”, nos explica el artista, “de por qué en estas obras aparecen imágenes de la vida diaria, del encierro, pero que a su vez buscan trascender la pura descripción cotidiana, y en cambio presentarse como imágenes metafóricas de la situación del hombre en el mundo contemporáneo. Algunas de las pinturas, creo, son más evidentes que otras en ese intento”.

Esta selección de obras está imbuida de un sentimiento de lejanía. Son intentos persistentes de transformar la complicidad de lo familiar en material para la construcción de metáforas que abordan cuestiones universales. Las obras quiméricas de Matte contienen objetos y figuras cotidianas que a menudo asumen cualidades celestiales por medio de las cualidades específicas de la pintura al temple.

En Bonfire (2020), un pájaro parece lanzarse desde la esquina superior izquierda hacia la figura reclinada y la hoguera ubicadas en el centro de la composición. Un contorno grisáceo perfila al pájaro, quizás implicando movimiento o proyectando una sombra ontológica en la superficie plana detrás de él, llamando la atención del espectador hacia la superficie de la pintura. La figura enigmática, que también tiene una silueta fantasma detrás, parece saludar a la criatura.

Matte nos da la bienvenida a su mundo fantasmagórico en Blue Night (2021). Tres figuras bien definidas se sientan a la derecha de un plano arquitectónico inserto en la composición, y miran al espectador con expresiones estoicas y sabias. En la parte inferior izquierda, la ilusión de perspectiva creada por una tabla color verde pasto tienta al espectador a entrar en la pintura. Si avanzamos, se va develando -a través de una abertura- la silueta salmón de una figura oracular. La tensión aumenta con el contraste entre la escena brillantemente iluminada y el azul oscuro del cielo.

Vista de la exposición de Vicente Matte en Alexander Berggruen, NY, NY, 2021. Cortesía del artista y Alexander Berggruen. Foto: Bryan Toro
Vicente Matte, I and Thou, 2021, distemper sobre tela, 59 x 70 cm. Foto: Bryan Toro. Cortesía del artista y Alexander Berggruen
Vicente Matte, Family, 2019, distemper sobre papel, 20 x 28,5 cm. Cortesía del artista y TV

VICENTE MATTE: EVERYONE STANDS ALONE AT THE HEART OF THE EARTH

Curada por JJ Manford y Tappeto Volante

Tappeto Volante, 126 13th Street, Brooklyn, NY

Del 23 de mayo al 22 de julio de 2021

*

ELANA BOWSHER, VICENTE MATTE, GABRIEL MILLS

Alexander Berggruen, 1018 Madison Avenue, Piso 3, Nueva York, NY

Del 2 de junio al 14 de julio de 2021

También te puede interesar

7UP

El título, arbitrario y adolescente, reúne a siete ars-ludens bajo la única condición de exponer(se), es decir, descubrir imágenes propias; lxs siete-arriba fueron elegides, a dedo, por una capitana: M.P.M. el criterio de selección...