Skip to content

ELAN D’ORPHIUM: EJERCICIOS DE EQUILIBRIO SOBRE EJE DE GÉNERO

En el video de Pablo García Martínez, Ejercicios de equilibrio sobre eje de género, su personaje Élan d’Orphium repite movimientos sobre unos tacones que, aunque no lo sean, solo pueden ser de cristal. Realiza un ejercicio muscular sencillo capaz de contener un cúmulo de tensiones físicas, políticas y simbólicas. El esfuerzo, la disciplina, la carga muscular, el equilibrio, el riesgo: todo esto para sostenerse sobre un tacón, para avanzar y existir. Un caminar (como el cruising de José Esteban Muñoz) que es aprendizaje sobre dónde descansar el peso, cómo abrirse paso y sostenerse.

Elandorphium encarna una fantasía de códigos pequeños y no trasladables; el gesto intenso del contacto del tacón con el suelo es una poética pero también una necesidad que viene de la realeza (realness) y la materialidad de un imaginario y un conocimiento específico. Ejercicios de equilibrio sobre eje de género adelanta, aunque sea brevemente —hasta medianoche ;)—, pulsiones y demandas que el presente aún no sabe practicar completamente.


[Texto de Beatriz Ortega Botas extraído del catálogo de la exposición Cayó la casa, trepó la dama, XXXI Circuitos de Artes Plásticas de la Comunidad de Madrid].

Ejercicios de equilibrio sobre eje de género, de Pablo García Martínez (aka Élan d’Orphium), 2021. Imagen cortesía del artista

EJERCICIOS DE EQUILIBRIO SOBRE EJE DE GÉNERO

Por Pablo García Martínez (aka Élan d’Orphium)

Quizás lo que hago a continuación sea algún tipo de sacrilegio travesti al intentar teorizar sobre una parte crucial de esta performatividad en mi deseo de extender esta práctica más allá del podium de un club nocturno, el cual constituye el epicentro de mi investigación. Así, busco estrategias que generen nodos de intercambio y a su vez preserven íntegras tanto la naturaleza del club como la del museo. Este intento recoge un tipo de conocimiento que requiere horas de rodaje y podríamos decir disciplina para su total especialización.

La episteme que trataré se transmite de generación en generación en una suerte de relación materno filial no biológica, sino elegida o encontrada por afinidad o por casualidad de entre las familias de travestis y drag queens locales. De esta forma, Ejercicios de equilibrio sobre eje de género no se plantea únicamente desde su capacidad física o meramente muscular, sino como una acción que permita reestructurar políticamente los caminos que conducen a la “nueva normalidad” y cómo queremos llegar a ella. Tampoco pretendo hacer un análisis semiótico técnico sino partir de la noción que cada usuarie haya construido previamente sobre un zapato de tacón.

La intención es la de ayudar a modificar la percepción del cuerpo y su punto de apoyo. Esto conducirá a la deconstrucción de actos innatos, inconscientes y/o aprendidos “naturalmente” como el propio caminar. Para ello nos serviremos, a modo de prótesis epistemológica, de un zapato de tacón.

Mediante una secuencia de movimientos que aparecen representados gráficamente en una guía se realizarán diferentes posturas, según distintos niveles de dificultad, que ayudan a mejorar nuestro control de dicha prótesis. Asimismo, este manual se acompaña de un vídeo demostrativo en el que Élan d’Orphium ejecuta los ejercicios uno por uno y nos sirve de orientación en caso de intentarlo[1].


MANUAL DEL BUEN USO

La práctica de estos ejercicios está recomendada para todos los públicos, independientemente de su edad o condición de género. El principal objetivo de este manual es proporcionar la información y los recursos necesarios para un uso correcto y saludable de un zapato de tacón. Caminar sobre este calzado es una disciplina que gran parte de la población desconoce y que aporta ventajosos beneficios en las capacidades psicomotrices y perceptivas del cuerpo. Quien nunca haya caminado sobre este por miedo encontrará la siguiente guía de especial utilidad.

Este muestrario ilustrado de 10 actos ayudará a mejorar sus habilidades propioceptivas. Se divide en “fases” o alturas, empezando por nivel principiante hasta llegar a nivel avanzado. Se incluyen a la vez ejercicios de tonificación que refuerzan la sensación de fantasía, así como los músculos implicados en ella. La tabla presenta la siguiente estructura:

  • Ejercicios estáticos sobre dos piernas (números 1 y 2).
  • Ejercicios en movimiento (número 3).
  • Ejercicios de tonificación sobre dos piernas (números 5 y 6).
  • Ejercicios sobre una pierna (números 4, 7, 8, 9 y 10).

Antes de empezar es aconsejable calentar los tobillos; puede caminar y rotar el pie dibujando movimientos circulares con la punta de los dedos, mientras mantiene el talón estático. También puede balancear el cuerpo hacia delante y hacia atrás alternando el peso del cuerpo entre el talón y la punta.

Recomiendo empezar progresivamente, ejecutando los primeros ejercicios y a medida que adquiera destreza ir avanzando en la tabla[2]. Puede realizar estos ejercicios diariamente, incluyéndolos en su rutina de actividad física. Si desea expandir los resultados de esta tabla, lo ideal es practicar en casa realizando los quehaceres cotidianos en zapatos de tacón. Asimismo, la intimidad del hogar le facilitará practicar sin miedo a tropezar.

Ejercicios de equilibrio sobre eje de género, de Pablo García Martínez (aka Élan d’Orphium), 2021. Imagen cortesía del artista

EL TACÓN

Como usted sabrá, un zapato de tacón es polisémico y multifuncional; subversivo y revolucionario. Ha operado desde instrumento defensivo en cargas policiales hasta calzado aristocrático. Para muchas performatividades un buen tacón es conditio sine qua non, llegando incluso a formar parte, en más casos de los que imagina, del uniforme de trabajo.

Existen diferentes tipos de tacón en relación a su forma, grosor de tacón y quiebre. Si atendemos a su altura, debemos diferenciar primero cuál es la superficie de apoyo sobre la que recae el peso del cuerpo y, por ende, a partir de la cual se alza el eje de equilibrio. El equilibrio plantar es un juego de oscilaciones entre el talón y la punta de los dedos. En los tacones de menor altura, el peso recae mayoritariamente sobre el talón, mientras que en los zapatos altos cuya horma es más pronunciada, el peso se desplaza hacia la punta del pie.

Esto desdibuja el esquema propioceptivo natural de nuestro cuerpo, produciendo una adaptación por defecto de la columna. Para evitar lesiones discales y pinzamientos lumbares es importante corregir la curvatura de la espalda mediante una contracción abdominal. Podemos imaginar que un hilo recorre nuestra columna vertebral y, como si de una marioneta se tratase, levanta el cuerpo desde la nuca.


En la muestra, las fases aparecen representadas por zapatos de diferente altura (10 cm, 14 cm y 20 cm respectivamente), lo que incrementa exponencialmente la dificultad de la actividad.

Quienes hayan llegado hasta el final de la tabla seguramente dominen ya el arte del equilibrio ante la paradoja que supone el distanciamiento con el suelo. Su última posición, Mercurio, permite integrar el componente femenino mediante una elegante figura que desafía las leyes gravitatorias entre el género y el cuerpo. [1] 

Esta pieza fue seleccionada y producida dentro de la convocatoria XXI Circuitos de Artes Plásticas de la Comunidad de Madrid. Pudo visitarse entre el 17 de diciembre de 2020 y el 27 de febrero de 2021 en Sala de Arte Joven, Madrid.


[1] El video que acompaña este proyecto pudo verse en la Sala de Arte Joven de la Comunidad de Madrid durante la exposición XXXI Circuitos de Artes Plásticas. Actualmente, y por motivos de propiedad intelectual, la pieza no se encuentra online.

[2] Aquellas personas que se sientan inseguras pueden apoyarse en la pared para una sensación de mayor estabilidad, especialmente en los ejercicios que se realizan sobre un pie.

También te puede interesar