Skip to content

SILENT SPECIFIC. ESCUCHANDO AL SILENCIO HABLANDO CON MIRADAS

Por René Francisco Rodríguez y Dayneris Brito | Curadores

Cuando hace ya algunos meses conversábamos sobre qué hacer para sobreponernos al tedio del confinamiento, pensamos en la posibilidad de producir algo bello desde las ganancias de Internet, bajo el saldo de mantenernos activos en momentos tan inciertos. Si de algo fuimos conscientes desde el inicio, es que debía ser un proyecto pensado desde y para las redes sociales, uno que se construiría entre las distancias de La Habana y Alicante, con WhatsApp como sitio común de encuentros, intercambios y largas reflexiones.  Primero, abrazamos la posibilidad de una muestra personal que se hubiera sumado complacientemente a las tantas muestras de artistas y online show rooms que vimos pasar este tiempo. Pero nos dominó la incitación al reto mayor: reunir a más de cincuenta artistas viviendo dentro y fuera de Cuba.  

Más allá de lo que consideramos luego un beneficio personal, nos cautivó la idea de hacer una exposición online acerca de cómo relacionar dentro de la ciudad de La Habana -y quizás a través de toda la isla- un abanico de obras emplazadas en espacios que no hubiesen tenido una vinculación estética antes. En un afán más colectivo que personal, nos preguntamos qué podría surgir de este juego entre las comunicaciones desde todas las divergencias geográficas y rincones de refugio, con el uso de un teléfono y de las redes sociales, hasta lograr un cuerpo mental y espiritual equidistante con la urbe.

Dagoberto Rodríguez, El violador eres tú. Cortesía del artista y proyecto Silent Specific (La Habana)
Dagoberto Rodríguez, Dale duro. Cortesía del artista y proyecto Silent Specific (La Habana)

Así surgió la idea inicial de Silent Specific; una parodia o rejuego al tan manoseado site-specific, o sus equivalentes intervención in situ o arte de la calle. Un acertijo entre las posibilidades de la tecnología y lo imaginario en la era cubana del ciberespacio, el 3D, el teléfono móvil y la creciente proyección de los artistas cubanos y sus reductos en red.

Lanzamos la convocatoria masiva hacia la gran mayoría de nuestros contactos, amigos y viejos colegas que no necesariamente concebían la intervención pública como método de trabajo. El llamado suponía lidiar con la dramaturgia de la ciudad, sus accidentes y subterfugios históricos a partir de intervenciones virtuales que expresaran toda clase de aspiraciones, desacuerdos, utopías, amen a los propósitos creativos de cada autor. Los retamos a ocupar La Habana sin moverse de su asiento, imaginando una cruzada que tomara por sorpresa la geografía interna -cercana o alejada-, remarcada por sus conflictos y quiméricas formas de sobrevivencia, intrincadas en una mítica arquitectura rota y olvidada hasta el cansancio.

Le pedimos a cada artista seleccionar un espacio potencial de creación sobre el cual debían proyectar su obra a través de una imagen o video. Fue entonces cuando comenzamos a tejer todo un cuerpo de tres creadores de efectos visuales que modelarían con el artista y nosotros cada idea concebida, una diseñadora gráfica, un fotógrafo y un diseñador de página web para generar lo que sería la conclusión del proyecto: la plataforma visual que albergará todas las obras de Silent con sus autores y textos respectivos.

Como las partes de un todo, cada miembro del equipo fue haciendo posible que los artistas llevasen su imaginación hasta las dimensiones de nuestros caprichos, sorprendiéndonos con resultados casi siempre inesperados. Durante tres meses de intenso trabajo y desde la pantalla de los móviles acortamos las distancias con interminables días de discusión continua, entre la falta de recursos, las colas para comprar pan y los apagones que alargaron el trabajo de los diseñadores principalmente.

Elio Macho, Plaza Utópica. Cortesía del artista y proyecto Silent Specific (La Habana)

Tras concebir lo que fuese la estructura principal del proyecto, motivados por las nuevas vías de exhibición que Internet nos abría, consideramos que debíamos tirar el cable a tierra que permitiera que Silent se anclara en la ciudad al menos de una manera sutil.  Decidimos apropiarnos del QR como el rastro fortuito, una marca física y palpable de todas esas utopías recogidas en un solo proyecto, de forma tal que a cada obra se le dispuso un código que aludiera a su emplazamiento real en la ciudad. Por momentos, imaginamos al espectador como un paseante armado con el móvil (y suficientes megas de ETECSA), deambulando por La Habana y topándose con el signo de barras que le revelaría la imagen superpuesta a la pared.

Al día de hoy Silent ha traído grandes entusiasmos y uno bien próspero ha sido contar con los consejos y textos de Orlando Hernández. Su aporte ha permitido aproximarnos hacia obras y autores que trabajan en zonas marcadas por el debate de géneros y tendencias, de forma que su visión abrió nuestro punto de vista hacia sustratos que como curadores de la muestra no contemplamos de antemano. A él nuestros más cálidos agradecimientos. Otros escritores y amigos irán honrándonos plasmando sobre la web, contrapunteos a obras y autores que observen durante el proceso. Pero de igual forma los agradecimientos se extienden a cada amigo o colega que contribuyó de una forma u otro con el nacimiento de Silent: Carlos T. Cairo, Yami Socarrás, Gilbert Brownstone, Jorge Pérez, Luciano Méndez, Dagoberto Rodríguez, Manuel Hernández, Gabriela Azcuy, et al…  

Aunque muy pronto quizás para tomarle el pulso a los resultados, estamos enteramente agradecidos de la posibilidad que nos han regalado tantos artistas que confiaron desde el inicio, y sobre todo demostraron con qué fuerza arrecia el arte cuando sus protagonistas, desprendidos de un árbol sin copa, vuelan a enraizarse en la complicidad de lo unívoco.


www.silentspecific.net

@silent_specific

Artistas

Alejandro Campins
Alejandro González
Alexander Guerra
Alexandre Arrechea
Alexis Esquivel
Amanda Alonso
Ángel Ricardo Ríos
Belkis Ayón
Beverly Mojena
Carlos Garaicoa
Cristian Cuevas
Dagoberto Rodríguez
Dania González Sanabria
David Beltran
David Sardiñas
Dayana Trigo
Duvier del Dago
Elio Macho
Esterio Segura
Fernando Rodríguez
Fidel Castro Cabello
Fidel García (T10)
Gertrudis Rivalta
Glenda León
Glexis Novoa
Hamlet Lavastida
Humberto Díaz
Ibrahim Miranda
Infraestudio
Inti Hernández
James Bonachea
Javier Castro
Jenny Brito
Jenny Feal
Jesús Hdez Güero
Jorge & Larry
Jorge Luis Marrero
José Bedia
José Manuel Mesías
José Miguel Costa
Juan Carlos Alom
Juan Miguel Pozo
Leandro Feal
Lidzie Alvisa
Marta María Pérez Bravo
Michel Pérez Pollo
Mr. Myl
Nelson Barrera
Nicolás Lara
Nilo MC
Omar Moreno
Osvaldo González
Pedro Vizcaíno
Raúl Cordero
Raychel Carrión
Reinier Nande
René Peña
Reynerio Tamayo
Reynier Leyva Novo
Rocío García
Sandra Ramos
Tony Labat
Víctor Piverno
Wilfredo Prieto
Yami Socarrás

También te puede interesar

Vista de la muestra Memoria Selectiva de Adrián Melis en ADN Galería, Barcelona. Foto: cortesía de la galería.

ADRIÁN MELIS: MEMORIA SELECTIVA

ADN Galería, en Barcelona, presenta hasta el 28 de marzo la muestra "Memoria Selectiva" del artista Adrián Melis (La Habana, 1985), en la que un conjunto de piezas reflexiona sobre el concepto de la...